noticias Jueves, 3 noviembre 2016

Algunas precisiones sobre el cómic de la matanza de Barrios Altos publicado hoy en Perú 21

Perú 21 tuvo la buena iniciativa de hacer memoria y, para ello, publicó un cómic titulado “Matanza de Barrios altos” a 25 años de la masacre. Sin embargo, esta publicación ha generado controversia. Es por ello que consideramos necesario aclarar algunas cosas.

4

Segunda y tercera cara del cómic publicado hoy. Fuente: Perú 21

1. Las víctimas no fueron terroristas

Para empezar, en la segunda cara, el principal error está en cuanto a la finalidad por la que se organizó una pollada el 3 de noviembre de 1991. El cómic señala que el objetivo era “recolectar dinero para Sendero Luminoso y que asistirían altos comandos del PCP-SL”. 

En esa misma página, se menciona que dentro del solar “convivían personas de diferentes oficios y terroristas que se hacían pasar por heladeros”.

95159

Fuente: Perú 21

Leyendo esta información se podría entender que algunos heladeros asistentes a la pollada, efectivamente, eran miembros de Sendero Luminoso. Esto, querido lector, no es verdad. El Poder Judicial dictaminó que ninguna de las víctimas de la masacre estaba vinculada al grupo terrorista.

“El Tribunal hace constar, terminantemente, que los veintinueve agraviados reconocidos en los casos Barrios Altos y La Cantuta (..) no estaban vinculados a las acciones terroristas del PCP-SL ni integraban esa organización criminal”.

Jesús Cossio, autor de historieta, pionero en el Perú del cómic como herramienta periodística con novelas gráficas como “Barbarie” y “Rupay”, señala lo siguiente al respecto.

  • Señala que varios senderistas se disfrazaban de heladeros. Muchos de los asesinados en la matanza, eran en realidad heladeros y ambulantes. Esta falta de claridad es grave, pues da a entender que las víctimas podrían haber sido senderistas.
  • Señala que el día de los asesinatos, una pollada se iba a llevar a cabo para recolectar fondos para Sendero Luminoso. Negligentemente no señala en esa misma viñeta o la posterior que otra pollada se iba a llevar a cabo por los vecinos para reparar tuberías de la quinta. Señala este hecho bastante después, cuando ya un lector podría entender que el Grupo Colina tenía la información que los llevó a asesinar a los “senderistas” de la pollada de SL.
6978582a-72d9-4391-9e08-5f03f6c71c40

Por si acaso esta invitación fue a la pollada donde estaban las víctimas y ninguna fue terrorista. Fuente: Perú 21

La finalidad de la pollada en la que ocurrió la masacre era recaudar fondos para reparar una vieja tubería de desagüe. 

“Eran aproximadamente las 10.30 de la noche y unas veinte personas participaban despreocupadamente en una ‘pollada bailable’ que se había organizado en el patio interno del viejo inmueble con el fin de recaudar fondos para cambiar la tubería de desagüe que estaba malograda. Los asistentes, humildes vendedores de helados en su mayoría, hablaban a viva voz mientras la música sonaba a todo volumen. No presagiaban la desgracia que se avecinaba”.

2. El intento de resistencia

En la primera viñeta de la última cara del cómic se cuenta el “intento de resistencia” de uno de los participantes de la pollada.

b487eb5d-2697-449b-a310-d502b90d7b92

Fuente: Perú 21

Este acto, según el relato, le costó una “ráfaga de metralleta sobre su cuerpo”. La Comisión de la Verdad y Reconciliación cuenta con detalles la verdad de esta escena. El primer hombre que opuso resistencia fue Tomás Livias Ortega (32) y lo hizo porque se encontraba ebrio. A este hombre lo golpearon y lo tumbaron al suelo pero no lo asesinaron. Luego apareció el organizador de la pollada, Manuel Ríos Pérez (padre del niño asesinado), y fue él quien recibió los disparos. El resto ya es historia conocida.

5

Fuente: CVR

Estas declaraciones que registra la CVR también dejan en evidencia que los miembros del Grupo Colina entraron a distintos ambientes de la propiedad y dispararon contra todo a su paso. No fue un simple ametrallamiento.

Un detalle curioso, como lo señaló el ilustrador gráfico Álvaro Portales, es que en la tercera página hay una viñeta con una enorme mancha negra en el texto. Al preguntarle a Álvaro cuál podría ser la explicación de esta edición, nos comentó que no le encuentra sentido. “Eso quiere decir que el comic fue revisado o por el editor o por el director”, nos dijo.

b5a96614-4aba-4df4-bbb6-36a31797faa7

Fuente: Perú 21

3. Los culpables

35209cef-7bd4-4f14-ad51-c2023ced1fd6

Fuente: Perú 21

Coincidimos totalmente con lo indicado. También nos gustaría agregar más información.

Para concluir, compartimos los pensamientos de Jesús Cossio.

“A veces la negligencia, la mediocridad y las ganas de quedar bien con la gente correcta se parecen mucho a la mala intención. Este cómic, publicado en un contexto en que los reaccionarios y fujimoristas quieren arrinconar a individuos e instituciones progresistas, es una prueba de ello”.

Para mayor detalle de la matanza que sucedió hace 25 años, puedes entrar aquí