noticias , sociedad Jueves, 24 septiembre 2015

Conoce la increíble historia del hombre que hizo de todo por traer de vuelta a sus 3 perros de Bolivia

En una sociedad como la nuestra, ser testigos de actos de humanidad resulta muy poco probable. Sin embargo; a pesar de los constantes eventos que nos hacen ver a la gente honesta y servicial como seres mitológicos, ellos existen (y deberíamos reconocerlos más seguido). Esta vez se trata de Daniel Rengifo y su larga e increíble travesía para traer de vuelta a Bodo, Bisbita y Alejo, sus tres perros que, a causa de un accidente, tuvo que dejar en Bolivia. 

Daniel pernoctó en las calles, lloró de tristeza y desesperación, pasó días sin comer, recorrió largos tramos a pie, consiguió trabajos esporádicos que le ayudaron a seguir su rumbo, pidió “aventones” a los vehículos que encontró a su paso. En síntesis: utilizó todos los recursos posibles para poder ver a sus mascotas nuevamente. La ayuda de extraños y la solidaridad de la gente que se identificó con la búsqueda, fueron cruciales para el desenlace de esta historia. Como diría el propio Daniel: Esta es la historia de todos ustedes

dfdfdfd

Dani, Alejo, Bodo y Bisbita. Foto: Facebook

En una serie de publicaciones en su página de Facebook personal, Juan Manuel Torres cuenta la historia.

1. El accidente

Todo se inició por un accidente de tránsito. Daniel, natural de Tarapoto, viajaba con sus tres perros desde Argentina hasta Bolivia cuando de pronto un conductor imprudente los embistió y abandonó a su suerte. Juan Manuel, conmovido por el suceso, inició el relato de la historia en una serie de publicaciones en Facebook. 

11999016_10153163479281243_5143614822117480809_n

El cuarteto trotamundos. Foto: Facebook Dani Sam

Sofía, Melissa (sus compañeras de viaje), Daniel, sus tres perritos y su gata, sufrieron un desagradable accidente de tránsito viajando desde Argentina a Bolivia, los responsables prácticamente los abandonaron pero algunas buenas persona les ayudaron; a partir de ahí cambió el rumbo e historia de sus vidas, por lo que tuvieron que separarse de sus mascotas y dejarlos con una humilde familia boliviana que desde hace once meses cuida de Bodo, Bisbita y Alejo.

Debido a las graves heridas, Daniel tuvo que regresar a Tarapoto para poder recuperarse. Tardó once meses para hacerlo, una vez concluido el proceso, emprendió el viaje de regreso. 

2. El viaje a Bolivia

Con poco dinero en el bolsillo y suficientes ganas de volver a ver a sus perros, Daniel inició su viaje de búsqueda.

12006300_10153174741376243_2531110337082117922_n

Cada parada es otra historia. Gráfico: Viajando Filmando

 

El jueves 13 de Agosto de 2015, Daniel salió de Tarapoto con una mochila, una bolsa de dormir, 350 soles y mucho coraje, rumbo a Villazón-Bolivia. Su principal propósito era recuperar a Bodo, Bisbita y Alejo; sus tres perros […] Es así que Sofía, Melissa y Dani (compañeros de viaje) se endeudan y hacen de todo para emprender el rescate de sus tres mascotas y traerlos desde Bolivia hasta Tarapoto.

Durante los once meses que pasaron, nunca perdió la esperanza de reencontrarse con ellos, su único temor era que una vez  [se reencuentre] con sus mascotas, ¿cómo los traería? Si usualmente ningún transporte público permite el ingreso de un perro, y peor con tres. 

3. De vuelta a Perú

Después de largas noches de búsqueda y con ayuda de las redes sociales, Daniel finalmente pudo encontrar a los perros en casa de los bolivianos, quienes los adoptaron, cuidaron y mantuvieron en buenas condiciones.

Gente a uds. que nos están apoyando y los que nos dan su fuerza, ya llegue a villazon. acabo de estar con Bodo, Bisbita…

Posted by Daniel Sam on Jueves, 20 de agosto de 2015

Así también, los perros aprovecharon el momento para hacer un poco de turismo recreativo.

Alejo, Bisbita y Bodo; disfrutando una mañana hermosa en el Lago Titicaca, llenando energías para continuar el viaje. Gracias a todos uds. seguimos continuando. Gracias por estar ahí. Melissa Ferrero Sofi Pom

Posted by Daniel Sam on Viernes, 28 de agosto de 2015

Antes de llegar a la capital, recorrieron varios lugares del país, ya que trasladar a tres perros sin los suficientes recursos económicos resulta bastante complicado.

Hola, son las 7 y 45 de la noche acabo de llegar al distrito de la Joya Región Arequipa, felizmente encontré un ciber…

Posted by Daniel Sam on Martes, 1 de septiembre de 2015

Ayer por la tarde llegamos al balneario de Camaná, Costa Pacífico. La verdad estoy muy agradecido a señor José que…

Posted by Daniel Sam on Jueves, 3 de septiembre de 2015

Hola acabamos de llegar a un pueblito llamado Pucchun en la región Arequipa, después de una caminata de 12 km. llegamos…

Posted by Daniel Sam on Jueves, 3 de septiembre de 2015

Para traerlos de vuelta a Lima, Daniel tuvo que encontrar soluciones propias de un guion cinematográfico. Los animales regresaron a Lima en el contenedor de un camión.

Hoy, 12 de septiembre, estarán llegando a Lima desde Arequipa, gracias a un trailista que accedió a transportarlos desde Ocoña hasta Pachacamac. Permanecerán unos días en mi casa de Lima para luego subir hacia la Selva. Si tienes algo que otorgar para contribuir con esta alucinante historia de película y de amor hacia los animalitos y la humanidad, hazlo, contáctate con ellos o conmigo y brindarles lo que puedas. 

12003356_887337624688782_1808259696741890741_n

Perros con más mundo que cualquiera. Foto: Facebook Viajando Filmando

 

 4. Más dificultades

Después de haber viajado tan lejos y haber logrado traer a tres perros grandes desde Bolivia hasta Lima sin transporte especializado, Daniel imaginó que las cosas serían más faciles en la capital. Sin embargo; aquí también encontraría obstáculos para llevar a los perros de vuelta a Tarapoto. 

El camino es largo, faltan aún 1,400 kilómetros hasta Tarapoto, lamentablemente viajar con tres perros grandes no es fácil, por lo que su único recurso además de su ingenio y valentía será la generosidad de transportistas que deseen brindarles un espacio, por ello si puedes ayudar a que su viaje sea menos difícil, apóyalo con lo que puedas, comida, dinero, ropa, o lo que esté a tu alcance.

11998816_10153173599086243_257690699012986634_n

Los tres peludos tomando un descanso. Foto: Facebook Viajando Filmando

 

A pesar de las campañas en redes sociales y el apoyo de algunas personas identificadas con la causa, el viaje de vuelta a Tarapoto fue lo que más trabajo costó.

Ya van cinco (5) días desde su llegada a Lima y aún no consigue ayuda suficiente para evitar seguir arriesgando su vida y la de sus mascotas, pues créanle que no es nada fácil desplazarse 3,700 kilómetros con tres perritos y tanta gente insensible que no ve más allá de sus prejuicios y temores. El plan es mandar a los tres perritos por carga de avión, ya que ninguna compañía de bus los quiere transportar, pero para ello necesitamos tres (3) caniles grandes (jaulas de perritos) y además dinero para pagar por el transporte.

5. De regreso a casa

Tarde, pero la ayuda llegó. Gracias al apoyo de muchas personas que siguieron, como una especie de novela, paso a paso cada publicación de la historia en el Facebook de Daniel y que aportaron económicamente en las campañas organizadas por Juan Manuel; las jaulas fueron conseguidas, junto con los pasajes de regreso.

Amigos, contactos y ajenos: Daniel ya se pudo ir a Tarapoto sin caminar un kilómetro más, gracias por su enorme interés y buena voluntad de compartir esta publicación y generar ayuda para que Dani vuelva a casa con Bisbita, Alejo y Bodoque. Muchas gracias a todos los que apoyaron económicamente, con alimentos o con difusión y sus deseos, gracias de verdad.

11960193_10153190678131243_5997941818033283801_n

De vuelta a casa. Foto: Facebook Viajando Filmando

 La dura pero fantástica travesía de Daniel, para traer de vuelta a sus amigos caninos, le ha dado una lección de vida.

“Dormí en la calle, pasé frío y calor extremo, hambre, lloré, caminé hasta el cansancio, no me duché, sufrí, me insultaron, me ofendieron, me negaron un pan, me negaron un plato de sobras para mis perritos, fui discriminado, trabajé descargando camiones, pedí ayuda, hice de todo para que no me roben o me quiten a mis perros; irónicamente las camioneros que me negaron una mano, llevaban consigo imágenes y frases como: Jesús es mi copiloto, por suerte hubo gente buena que me ayudó y a ellos les estoy eternamente agradecido. Esta es la historia de todos ustedes”. Afirma Daniel Sam.

Juan Manuel confiesa sentirse totalmente maravillado con esta historia, a tal punto que tiene como objetivo realizar una película.

“Daniel ha escrito unos diarios y me los ha mostrado y son de llorar, y estoy dispuesto a realizar un cortometraje con su historia volviendo a los lugares por donde él pasó junto a sus tres perritos y un actor principal y algunos otros secundarios que representen la historia de Daniel, la cual vale la pena difundir.”

Enterarse de cómo un hombre hace de todo por traer de vuelta a sus tan queridas mascotas en tiempos en donde los casos de violencia animal abundan en nuestra ciudad, merece respeto y admiración.

La historia de Daniel nos lleva a hacer un ejercicio no tan agradable: vernos en un espejo como sociedad, reflejados en las personas que le negaron algún tipo de ayuda, porque finalmente y en ocasiones somos como ellos: los discriminadores, poco empáticos, los que juzgan por la apariencia y solo en contadas veces logramos hacer un alto a nuestros propios asuntos para ayudar a quien lo necesita. Afortunadamente el final fue más que feliz, pero ¿A cuántos Daniel evitaste en el camino?