noticias Jueves, 5 febrero 2015

Todo lo que Nadine Heredia no quiere que sepas sobre sus sospechosas cuentas de 215 mil dólares

Si no entiendes muy bien qué está pasando con la Primera Dama de la Nación, es momento de explicar por qué Nadine Heredia debe estar preocupada:

Caricatura: Andrés Edery

Caricatura: Andrés Edery

Al parecer, el Ministerio Público ha puesto la puntería en la esposa de Ollanta Humala. O eso fue lo que demostró al reabrir un caso que podría terminar condenando a Nadine Heredia por lavado de activos. Curiosamente, Carlos Ramos, su primo, está suspendido de la Fiscalía de la Nación. ¿Alguien podrá ayudarla?

 

EL informe de la UIF

portada_interna_ojo publico

Foto: OjoPúblico

Todo empezó el domingo 1 de febrero. La exclusiva de diario Correo probablemente cayó como un balde de agua fría a la pareja presidencial. La nota de los periodistas Karem Barboza y Julio Cabrejos contaba que la Fiscalía de Lavado de Activos decidió reabrir una investigación en contra de Nadine y su hermano Ilan producto del dinero que recibieron en la campaña electoral del 2006.

¿Reabrir? ¿Cuándo se cerró esto? ¿Cuáles son las pruebas? ¿En serio la presidenta del Partido Nacionalista está metida hasta el cuello? El lunes resolvimos estas dudas. Primero: la investigación del Ministerio Público a Nadine no es nueva. Las pesquisas empezaron en el 2009, antes de llegar a Palacio. El caso se archivó en dos instancias. Primero por el fiscal provincial Eduardo Castañeda y luego, como confirmó la procuradora de lavado de activos Julia PríncipeMateo Castañeda (el mismo que libró de polvo y paja a Castañeda por el caso Comunicore) hizo lo mismo.

Ahora esta investigación del periodista Óscar Castilla de OjoPúblico reveló el informe confidencial que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) hizo sobre este “caso sensible” -como lo llamaron- cuando se encontraron movimientos bancarios sospechosos. Este documento, de mayo del 2009 y  con 136 páginas, concluye que Nadine ocultó la procedencia de US$215.000 que recibió en su cuenta entre 2006 y el 2009. Además, señala que todo este dinero se justificó con contratos de trabajo que nunca fueron remunerados, uno de ellos con el amigo Martín Belaunde.

Ah, entonces, sí. Nadine está frita.

 

Ya, pero ¿qué dice en concreto el informe?

El informe confidencial del 2009 de la UIF, elaborado hace seis años, es bien claro y contundente. Resumamos lo más escandaloso que ha encontrado Óscar Castilla en este documento:

  • “Según este informe técnico de 136 páginas, Heredia recibió US$215.000 de origen desconocido en su cuenta en dólares entre el 2006 y el 2009“.
  • “De esta cifra, US$168.400 -más de la mitad del total- fue depositado en efectivo por personas de su entorno; su madre Antonia Alarcón le abonó US$21.750; su hermano Ilan Heredia, US$67.200; María Esther Zúñiga Loayza (pariente de la esposa de este último), US$31.300; Lino Bejarano Miranda depositó US$44.150; y Victoria Morales Erroch, US$4 mil”.
  • Los perfiles financieros de las personas que generosamente hicieron estos depósitos hacen que todo sea más sospechoso. Según la UIF,  “no contarían con condiciones económicas suficientes para solventar dichos gastos… algunas de ellas ni siquiera poseen RUC”.
  • En el 2007, después de la derrota de su esposo, Nadine solicitó un préstamo hipotecario para comprar una casa en Surco. Los contratos que supuestamente iba a tener hasta el 2010 y que presentó al BCP para justificar sus ingresos fueron tres. Algunos le sonarán conocidos: el primero con Centros Capilares, la vinculada con Belaunde Lossio, debía pagarle US$90.000 por los próximos tres años; el segundo con Arturo Belaunde Guzmán, el padre de Martín, quien se comprometía a pagar US$51.840 por un año; y el tercero con el diario venezolano The Daily Journal, de Julio Augusto López, por US$4 mil a pagarse mensual o quincenalmente por un año. ¿Recibió todo este dinero? Nones. Ahí vinieron los problemas.
Foto: OJoPúblico

Foto: OJoPúblico

  • El BCP detectó que Nadine hacía grandes pagos, de altas cuotas en dólares, y que tenía gastos personales exquisitos. De acuerdo con la investigación de Castilla, la presidenta del partido nacionalista Heredia pagó US$47.000 al BCP adelantando su crédito hipotecario; giró dos cheques por US$68.000 al antiguo dueño de su casa en Surco; retiró US$25.000 para equipos audiovisuales, depositó US$8,305 a una agencia de viajes, y tuvo compras personales que de poco más de US$4,000, entre ellas en joyas.

Muchísimas cosas por explicar. A esto le sumamos lo que también halló el periodista de Ojo Público en cada uno de los contratos que Heredia presentó como justificación de sus ingresos: desde “asesorías contra la calvicie”  hasta convenios “fantasma”.

 

Entonces, ¿hay alguna prueba nueva?

Repetimos: las primeras investigaciones del Ministerio Público fueron en el 2009, antes que Nadine Heredia sea la presidenta del Partido Nacionalista y la primera dama. En ese entonces, el periodista Óscar Libón publicó en mayo del 2009 esto:

Fuente: Twitter Óscar Libón

Quién era quién. Fuente: Twitter Óscar Libón

Esta infografía grafica lo que dice el informe de la Unidad de Inteligencia Financiera. El documento revelado data de esa misma fecha. Entonces, exactamente no hay pruebas nuevas. Lo que hay es una reapertura del caso porque, como lo ha explicado el mismo fiscal Cárdenas, existe una denuncia de parte y han considerado que se debe investigar el caso nuevamente por 180 días.

Hoy la primera dama, en declaraciones para la prensa dijo:

Esto repitió bastante:

El informe de la UIF no es concluyente, fue parte del inicio de las investigaciones. Después de eso comienzan todos mis descargos, se archiva en primera y segunda instancia y no hay prueba nueva por ahora”

Aunque, atención: este informe de Libón, publicado ayer en Perú21, deja mucho que pensar.  El empresario venezolano Julio Augusto López Enríquez, quien le pagó por las consultorías a Nadine, registra al menos 18 ingresos al país durante el gobierno de Ollanta Humala. Según el registro oficial de Migraciones, llegó al Perú por última vez en diciembre pasado. Además, sus viajes se incrementaron desde que Humala es presidente. 

Precisamente, el contrato con esta empresa venezolana, y con López Enríquez, no pudo ser probado aquella vez, en el 2009.

 

La ruta del dinero venezolano

Foto: Perú21

Foto: Perú21

Todavía te debes preguntar por qué decidieron llevar al archivo el caso en el 2010. Sobre todo después de leer el informe de la UIF, que por fin es revelado y que ni la procuradora de lavado de activos había leído. El periodista Miguel Gutiérrez, del diario La República, da otras pistas de este caso, sobre todo de una de las aristas que no puede pasar desapercibida: el trabajo que tuvo Nadine Heredia con dos empresas venezolanas, las que -según ella- le pagaron 4 mil dólares quincenales por asesorías. Según esta investigación periodística, la Fiscalía que archivó el caso no pudo determinar el origen del dinero que le pagaron de Venezuela; el resto de dinero sí fue avalado con documentos.

Fuentes que participaron en la investigación señalaron que no se pudo determinar qué parte de los 213 mil dólares podían ser ilícitos. 

“El objetivo de una investigación por lavado era verificar que quienes entregaran el dinero no estuvieran vinculados con actividades criminales. Solo faltaba lo de Venezuela”.

A mediados del 2009, la fiscalía especializada tramitó ante la Unidad de Cooperación Internacional un pedido de colaboración a sus homólogos venezolanos en el caso Nadine.

Una carta rogatoria fue enviada a través de la Cancillería peruana. En ella se solicitaba a la Fiscalía de Venezuela información sobre antecedentes que pudieran presentar las personas y empresas venezolanas vinculadas a la investigación por lavado en el Perú. Asimismo se pedía tomar declaración al dueño de las  empresas, Julio López Enríquez.

Transcurrieron más de 6 meses y la respuesta de las autoridades venezolanas nunca llegó a las oficinas del fiscal Eduardo Castañeda. 

O sea, que continúa siendo un misterio cuál es la ruta de ese dinero.

Hay algo que debemos recordar. De hecho, Cecilia Valenzuela, en su columna de El Comercio lo hace:

En los corrillos se habló siempre de la plata de (Hugo) Chávez y de unos maletines con dinero que se entregaban en el aeropuerto utilizando diplomáticos chavistas. Pocos dudan de esa versión; pero ahora que los mineros ilegales acusan a la pareja de traición y les reclaman cuantiosos montos, y que el INPE tiene a Nancy Obregón incomunicada y acorralada para que no pueda contar lo que sabe, la intervención de la Fiscalía de Lavado de Activos cobra fuerza y razón.

Eso.

 

Nadine se defiende

La primera dama ha respondido a través de su cuenta de Twitter con dos tuits. Este:

tuitnadine

Y tuiteando la columna de ayer de Rosa María Palacios. ¿Cuál es el punto de la periodista? Como hemos explicado, el informe de la UIF precisa que cinco personas realizaron 35 depósitos -de no más de 4 mil dólares cada uno- en efectivo a la cuenta de Heredia. Todos fueron entre el 2006 y 2009 y sumaron un total de 168 mil dólares. Lo que siguió es claro: el resto de dinero en sus cuentas llegaron de sospechosos contratos.

Bien, vamos entendiendo. Sin embargo, Rosa María Palacios recuerda lo que declaró Nadine sobre estos depósitos:

Lo que no hemos conocido es cuál fue la declaración de Nadine Heredia que obligó a la Fiscalía a archivar, después de escuchar a todos los que hicieron depósitos, el expediente.

La explicación es sencilla. La señora Heredia cobraba sus consultorías (constan los recibos de honorarios en el expediente) en efectivo, y en esa fecha su hermano menor, encargado de manejar sus asuntos contables hacía los depósitos en el BCP. Si él estaba ocupado mandaba a su madre o alguna persona allegada con la que trabajaba a hacerlo.

Fin del misterio de los depositantes misios. La plata no era de ellos. Eran los honorarios de Nadine que ella mandaba a depositar al banco con su gente de confianza.

Heredia presentó el texto de todas las consultorías efectuadas durante tres años a condición de que sean leídas por el fiscal, pero devueltas por tratarse de documentos cuya propiedad correspondía a sus clientes y presentó los contratos de locación de servicios que sustentaban los recibos de honorarios y cada uno de los depósitos. Algunas veces, como en el de una empresa de valores, se le restituyó un adicional por tipo de cambio directamente a su cuenta.

Podría ser. Pero ¿el resto?¿esos contratos? Los 35 depósitos de 4 mil dólares a Nadine no es  lo único irregular. Todavía queda la duda. Además, si bien no hay “prueba nueva”, el detallado informe de la UIF deja, por lo menos, algunas cosas que no están claras. Por ejemplo, y como lo explicamos anteriormente, el dinero de esas empresas venezolanas.

Para rematar el asunto, no será el único caso que deba enfrentar la primera dama en el Ministerio Público. Hoy el periodista Óscar Libón reveló en Perú21 que hay otra investigación en la Fiscalía: el caso Antalsis. Como ya le hemos contado, Belaunde Lossio ha sido una especie de “lobbista” esta empresa constructora. Consiguió grandes contratos de miles de dólares con el Estado.

Más allá de eso, hay una conclusión general: hay muchas cosas que Nadine debe explicar.