noticias , politica Viernes, 22 agosto 2014

Estos son los 5 casos más fuertes por los que la Contraloría investiga a la Municipalidad de Lima

Todo empezó ayer, horas antes del debate municipal. Fuad Khoury, el Contralor de la República, dio una conferencia de prensa donde detalló algunos de los hallazgos de la investigación en contra de la Municipalidad de Lima. En síntesis se habló de 8 casos, incluido la Caja Metropolitana de Lima, donde se encontró indicios de delitos e irregularidades. Después de eso, la Municipalidad de Lima emitió un comunicado y todos empezaron a acusarse. Pero, como diría nuestro amigo Jack, vayamos por partes.

Los hallazgos de la Contraloría

Este adelanto de la investigación llama la atención por su minuciosidad. Nosotros hemos elegido los 5 casos más llamativos.

1. La Caja Metropolitana de Lima

Después del escándalo que destapó lo que sucedía en la Caja Metropolitana de Lima, la Contraloría ha encontrado que se evaluó y contrató irregularmente a la empresa Acres Sociedad Titulizadora. Según la Contraloría, no se tomó en cuenta otras propuestas ni a otras empresas y Acres participó del proceso de selección a pesar de no estar inscrita en el Registro Nacional de Proveedores del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado. Lo más grave es que la factura  fue girada y recibida antes del Estudio de Mercado y de que se suscriba el contrato.

2.  La Promotora Chulucanas

Del empresario chileno Andrés Muñoz Ramírez, recibió un préstamo de más de 1 millón de soles de la Caja Metropolitana para la elaboración de un proyecto habitacional. Según la Contraloría, la empresa no calificaba como sujeto de crédito y el proyecto no era viable al momento de otorgar el crédito. 

Recordarán que cuando se hizo conocido este caso, el gerente general de la Caja Metropolitana de Lima, Óscar Vivanco, dijo que sí se tuvo las garantías necesarias, que la empresa había cumplido con pagar todas sus cuotas de manera puntual y que lejos de significar una pérdida para ellos había reportado ganancias debido a los intereses.

 

3. EMMSA no hizo contrato con RELIMA

Emmsa admite que nadie sabe quién convocó servicio de Relima en Santa Anita

En setiembre del año pasado, después del desalojo del Mercado de Santa Anita,  se supo que la empresa Municipal de Mercados EMMSA se había olvidado del servicio de limpieza del mercado. Esto ocasionó que RELIMA cumpla con esta tarea y cobre por ella sin que exista ningún contrato de por medio. Al final, “fueron siete meses en los que Relima trabajó gratis y sin haber pasado por concurso público: del 18 de setiembre del 2012 al 18 de abril del 2013. Pero periódicamente enviaba a Emmsa sus facturas, documentos que fueron ignorados hasta que llegó la amenaza por falta de pago”, como señala El Comercio.

El costo del servicio mensual comenzó siendo S/.285 mil en setiembre y octubre, pero se elevó hasta S/.681 mil en mayo. El monto triplica la cotización fijada para la recolección y disposición de residuos en Lima, que es de S/.213 mil al mes, como consta en las bases de licitación pública del propio Emmsa.

Para la Contraloría estos son indicios razonables de la comisión de delitos contra la administración pública, de omisión de acto funcional y corrupción de funcionarios. 

4. Las cámaras de seguridad olvidadas

no hubo contrato

no hubo contrato

La Municipalidad de Lima se olvidó de renovar el contrato de las cámaras de seguridad para el Cercado de Lima y tuvo que arreglar todo a última hora con la empresa SICE.  Según la Contraloría, se ha pagado  S/. 464.855 por un servicio incompleto y sin contrato administrativo desde el mes de junio del 2013 a diciembre del mismo año.

 5. Ausencia de contratos en grandes proyectos

La Contraloría también encontró que la Municipalidad de Lima pagó un servicio de asesoría aunque este nunca se efectuó. Además, que en el caso de la concesión de los proyectos Vía Expresa Sur y Vías Nuevas de Lima, por casi US$700 millones y que fueron ampliamente publicitados.

La Contraloría ha encontrado que  se suscribieron los contratos sin que exista el informe de ellos ni  la opinión favorable del Ministerio de Economía y Finanzas y que esto impidió que se pueda comprobar previamente los efectos de estos contratos sobre la capacidad financiera del Estado.

Las respuestas

se le adelantaron

se le adelantaron

Unas horas después de ser conocida esta información,  la Municipalidad de Lima sacó este comunicado donde se quejó de la actitud de la Contraloría. Dijeron que no entendían a Fuad Khoury pues solo un día antes, al informarles sobre los hallazgos de la Caja Metropolitana de Lima, se les había pedido las reservas del caso porque que se trataba de un proceso en investigación.

Lamentamos que el Contralor General de la República haya adelantado opinión en procesos que se encuentran en investigación, varios de los cuales la MML ha tomado conocimiento de su existencia a partir de la conferencia de prensa y no a través de los conductos administrativos regulares. En el caso de la Caja Metropolitana, recién ayer se realizó la comunicación de hallazgos, teniendo la entidad cinco días hábiles para emitir descargos.

Difícil saber por qué la Contraloría decidió hacer público un informe que según ellos mismos debía permanecer confidencial. Recordemos que cuando estalló el escándalo de la Caja Metropolitana de Lima, se supo de las extrañas actitudes del Contralor.  Alonso Ramos en un informe del semanario Hildebrandt en sus Trece señala lo siguiente:

El contralor general de la República supo el 5 de mayo del demoledor informe que concluye que hubo un fraude en la Caja Metropolitana de 19.55 millones de soles. Pero en lugar de suscribirlo trató de debilitar la acusación con resoluciones internas y acosar al auditor a cargo de la investigación.

Parece que ahora y para que no se le acuse de laxo, la investigación contra toda la Municipalidad ha sido detalladísima. Respecto del comunicado de la Municipalidad de Lima,  Khoury dijo que no había ningún problema, que todo “esto es parte de la lucha contra la corrupción”.