politica Jueves, 26 marzo 2009

Lapsus moral

En Perú el presidente tiene un poder, no puede hacer presidente al que él quisiera, pero sí puede evitar que sea presidente quien él no quiere. Yo lo he demostrado.
Alan García (24/03/09)

A Alejandro Toledo una frase como esta le hubiera costado yet another pedido de vacancia presidencial. A Alan García le han aventado un par de titulares y listo, a otra cosa mariposa. Como sé que ustedes ni los titulares han visto, dejo a su consideración algunas de las reacciones que ha tenido esta revelación:

La mejor columna es la de Álvarez Rodrich:

Y vaya que tuvo éxito, aunque recurriendo a armas inmorales: poner al servicio de la candidatura de Fujimori el SIN de ‘Cucharita’ Díaz al igual que muchas oficinas públicas, o financiar ‘Página Libre’ de Guillermo Thorndike. Un relato dramático de esto se puede leer en el capítulo XVIII –‘La Guerra Sucia’– de ‘El pez en el agua’ de Vargas Llosa. (…)

Algunos han querido justificar la declaración presidencial como un exceso verbal, desliz, metida de pata, o enredo oral. Pero la verdad es que esto es mucho más grave que un lapsus, pues sugiere la voluntad de violentar las normas elementales que demanda un proceso electoral transparente y decente

Halloween 4: The Return of Michael Myers

.

Esto no es democrático, es inmoral, y le pone las cosas en bandeja a Ollanta Humala, quien se presentará ahora como el candidato vetado.

Pero lo peor es que, si en 1990 Alan García nos dejó a Alberto Fujimori, crece la posibilidad de que, en el 2011, nos deje a Keiko Sofía.

Mirko Lauer traduce:

¿Es posible bloquear desde el Ejecutivo y parte del Congreso la marcha hacia Palacio de un candidato con fuerte apoyo electoral? En la teoría un gobierno llega desgastado a las elecciones generales, y el papel de su candidato presidencial suele ser salvar lo que se pueda de la presencia en el Congreso. (…)

Si hemos entendido bien a García, el presidente saliente no puede ser un elector, pero sí un disuasor. Algo parecido suponemos que se da con el partido de gobierno, el cual sí puede participar de lleno en la competencia, y aproximar la bosta al ventilador. Es más o menos lo que sucedió en la campaña de 1990.

Pepitas anuncia:

4.- Lo grave es que García, fan declarado de Maquiavelo, no sólo está apostando a Castañeda sino también tiene entre sus “gallos de tapada” a la dupla Simon-Kouri y, lo que es peor, a la mismísma Keiko Fujimori, con quien se ha reunido en más de una ocasión en secreto en Palacio de Gobierno. Este es un tema que abordaremos más adelante.

5.- ¿Qué implica la estrategia de García? Fraude electoral, guerra sucia y uso de recursos del Estado en favor del candidato de García (que obviamente no va ha ser un aprista) Estamos advertidos. Esta campaña electoral será de “demolición”. Ganará quien golpee o resista más.

Alvarito lo defiende:

García personifica, hoy, el modelo de mercado contra el cual hizo campaña el 90. Y ese modelo está defendido por varias candidaturas que van a estar compitiendo con Humala el 2011. No veo ninguna posibilidad de que, esta vez, García no presida una elección limpia y transparente.

Fritz DuBois se preocupa:

Con esa declaración le ha dado en la yema del gusto a los que no creen ni en el mercado, ni en la democracia, ya que se podrán rasgar las vestiduras y dudar de la transparencia del sistema, para poder cuestionar el próximo resultado electoral. Incluso con las olas que ha generado, no va a facilitar el arribo de nuevos inversionistas al país, que era el objetivo inicial del comentario, sino todo lo contrario.

Y hasta Aldo Mariátegui se sorprende:

Esa declaración sobre que podría bloquear a un candidato en el 2011 como lo hizo en el pasado es una barbaridad de antología. Y después dijo que la crisis se venía fuerte en mayo y junio, pronosticando incluso 200 mil despedidos, lo que ha espantado a todos los agentes económicos. ¿Había bebido algo antes? ¿Lo mareó el estrés? ¿Se habría golpeado la cabeza en la ducha por la mañana? ¿Vino cruzado por algún pleito doméstico? 2012 Doomsday Todo esto parece indicar que debería tomarse una semanita de vacaciones por lo menos, aprovechando que aún hay sol.


Ollanta se pone Humala:

Hacemos un llamado a las fuerzas políticas, a las fuerzas sociales, a las Fuerzas Armadas, a defender el orden constitucional.

Eduardo Villanueva describe a la pobre víctima de todo esto:

Ahí donde el capital es malo, los pobres son buenos, los incapaces valen por leales y los prejuicios son inteligentes, el señor Humala disfruta siendo el comandante que dejó de ser hace muchos años para apostar que presentarse agresivo, achorado y xenófobo reemplaza la definición de un programa político que permita imaginar rescatar lo bueno del crecimiento económico con lo mejor de la solidaridad, la construcción de un estado para todos, el respeto a los derechos humanos y a la diversidad de opiniones y opciones, y el orden como resultado de consensos, de necesidades compartidas, no de decisiones de arriba.

Y, como de costumbre, Carlín lo resume todo de un plumazo:

untitled

vídeo de ombloguismo