noticias Miércoles, 17 mayo 2006

Habemus debattuĕre!

Después de semanas de debate sobre el debate, ya tenemos circo asegurado.

“Este domingo-domingo-dooo-miiiiinnngooo…”

No me malinterpreten. Un debate es importante, atractivo y yadda-yadda, pero ¿qué recuerdan del debate Alan-Toledo? ¿Del debate Chino-Varguitas? Nada importante, ¿verdad?

Sombras, nada más.

Pero es lo que le gusta a la gente. Y a la gente también le gusta apostar quién será el vencedor.

Esta elección tiene la peculiaridad de, según Alfredo Torres, de Apoyo Opinión y Mercado, que a ningún candidato le conviene debatir. Pero quien tiene más que perder -sorpresa, sorpresa- es Alan García.

“El debate es importante esta vez, porque la diferencia no es tan grande. Para García, que está primero en las encuestas, el debate le conviene menos porque es un riesgo. A Humala le conviene el debate porque va segundo, pero tiene algo de temor frente a la conocida elocuencia de García”, sostuvo.

Además, creo yo, están las expectativas de la gente. Como dice Torres, en nuestro imaginario, todos sabemos que Alan llega con la ventaja de su legendario verbo florido. En cambio, Humala evidencia que con las justas aprendió a ladrar bien las órdenes para distribuir el rancho de su cuartel.

Pero precisamente por eso es que Ollanta llega con ventaja. Si se planta bien ante García, quizás revierta el KO anunciado y termine ganando por puntos.

Para entendernos: Es como un partido Boca – Bolognesi, con los xeneixes de locales. Si el Bolo perdiera 1 – 0, sería un victoria moral.

Ya saben quién es quién.

Ahora, hagan sus apuestas.

Vídeo: Sandro Venturo analiza el debate Toledo – García (y las semejanzas son sorprendentes)
Link: Humala: No se pierdan el debate ñaca ñaca (El Comercio)
Link: Alan: Quiero hablaaaar (El Comercio)
Link: Augusto Álvarez Rodrich será el moderador (El Comercio)

Secured By miniOrange