noticias Martes, 6 diciembre 2005

CADE de risa

Tengo una excusa para mi prolongada ausencia de este blog: el CADE (err… disculpe, doctora Hildebrandt, me corrijo: la CADE).

Tras un agitado y sesudo fin de semana en el Hotel El Pueblo, estoy en condiciones de presentar el resultado más concreto de la cita empresarial:

¿Lindas chicas, no?

Perdonarán el cinismo, pero ya van 43 Conferencias Anuales De Empresarios y nada. ¿Acaso las conclusiones a las que llegan los conferencistas de las CADEs han detenido el inexorable rumbo del país hacia el despeñadero?

Además, quienes acuden a estas conferencias no son todos los que son ni todos los que deberían estar. No asisten (no invitan a) los sorprendentes empresarios de Los Olivos o los habilísimos de la Costa Norte del país.

O, como me dijo Roberto Lerner, “acá faltan los Añaños”.

Pero…

(siempre hay un pero)

…este año la CADE era electoral, así que hubo un elemento de interés informativo extra.

Asistieron Lourdes, Alan, Valentín, Salinas, Borea y la sombra de Ollanta terminó “humalizando” el evento de principio a fin. ¿El balance de los candidatos? Hoy, en Peru21, Patricia Teullet, de Comex, expone muy bien el análisis que hizo la mayoría de empresarios. El mío es:

1. Salinas y Borea no existen.

2. Paniagua no “pone” a nadie.

3. Alan se llevó el amargo consuelo haber sido relegado a la categoría de “cuco viejo”. Un rápido sondeo realizado por este pechito reveló que, en un escenario apocalíptico, muchos empresarios no tendrían más remedio que votar por García en una segunda vuelta si su contendor fuera el nuevo cuco del empresariado: Humala.

4. Lourdes, para sorpresa de mi corazoncito colorado, fue de lejos la mejor. Su discurso no le doró la píldora al auditorio. Al contrario, expuso un plan más cercano al socialismo chileno que al fujimorismo económico. Me pareció que Lourdes ha encontrado en sus raíces socialcristianas la mejor forma de conciliar los esquemas neoliberales con las necesidades reales de nuestro país. Si no me creen a mí, lean la columna de Gustavo Gorriti, un periodista a quien nadie podrá acusar de derechista.

Okay, okay, exageré líneas arriba. Aparte de la fotito, existe otro resultado concreto de CADE: que este blogger, horror, terminó echándole flores a Lourdes ídem. Uyuyuy.

Ver reportaje: más detalles de las propuestas electorales y mucho de rico backstage.