noticias , politica , sociedad Viernes, 9 julio 2021

El plan del Chongreso para capturar el Tribunal Constitucional empieza a derrumbarse

Los golpistas del Congreso siguen sin poder escoger a los nuevos miembros del Tribunal Constitucional (la entidad que en la práctica es la máxima instancia de justicia de nuestro país). No lo han logrado ni siquiera zurrándose en la decisión judicial que les ordenaba detener provisionalmente la elección. Sus planes, por el contrario, se van derrumbando.

Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

1. R.I.P. candidatos

A pesar de que votaron a favor de cometer el delito de desacatar la orden judicial, los tres primeros candidatos que intentaron elegir (Fernando Calle, Aarón Oyarce y Carlos Hakansson) no tuvieron los votos suficientes para convertirse en magistrados.

El caso más rochoso fue el de Calle. El exmilitante aprista tuvo la mejor calificación entre los 15 postulantes a pesar de que tenía 133 llamadas con investigados del caso Cuellos Blancos. ¿Y cuántos votos tuvo? Seis. Ochenta congresistas le dijeron que no (en contra) y ocho lo dejaron en visto (abstenciones).

A eso súmale que algunos de los postulantes empiezan a renunciar a sus candidaturas ante el evidente delito de los otorongos. Jorge Rioja dijo que se quitaba por «la polarización de las fuerzas políticas» (que haría imposible que alcance los 87 votos) y a modo de yapa agregó que respetaba la Constitución “en el marco de los principios de igualdad, legalidad, tolerancia y legitimidad”.

¿Leyeron?

L e g a l i d a d.

2. Papelón en blanco

Gracias a una demanda de amparo, el Poder Judicial ordenó detener la elección del TC. Pero en realidad hay dos demandas. Y en una de ellas se argumenta que se debe parar la votación porque -entre otras cosas— los otorongos no cumplieron con la ley al no publicar las justificaciones de sus puntuaciones a los postulantes. 

Tras la bulla, al fin han publicado los documentos con sus motivaciones y ahora se entiende por qué no querían hacerlo: sus puntuaciones están tan bien sustentadas como las pruebas del fraude de Keiko. Así de vacías son. El periodista Wilber Huacasi se dio la chamba de stalkearlas y descubrió algunos roches como estos:

  • Diethell Columbus (Fuerza Popular): Escribió la misma motivación en el rubro de «solvencia e idoneidad moral» para más de cuatro candidatos distintos. Y encima a uno (Gustavo Gutiérrez) le dio 10 puntos y a otro (María del Pilar Tello) solo siete, cuando a ambos les puso la misma motivación. Ni tu profe que tenía a su hijo en tu salón mostró tanto favoritismo.

  • Pepe Luna Jr. (Podemos): Cuando tuvo que evaluar la solvencia moral del candidato Carlos Hakkanson, Baby Luna sustentó así los 7 puntos que le regaló: «El postulante no ha sido contundente al momento de dar respuestas concretas, sin embargo deja en evidencia su idoneidad moral». AEA.

  • César Gonzales Tuanama (Descentralización Democrática): Al candidato Francisco Morales Saravia le dio 25 puntos sin explicar por qué: solo repitió la pregunta como respuesta. Por ejemplo, en «solvencia moral» solo puso «cumple con solvencia moral». No solo eso, hay al menos dos fichas en las que se «equivoca» a la hora de sumar los puntos.

  • Jorge Pérez (Somos Perú): Le otorgó 18 puntos al postulante Francisco Morales Saravia, pero no dio ninguna explicación. Lo mismo hizo con María del Pilar Tello, a quien le regaló 22 puntos sin detallar sus razones. Simplemente dejó los documentos en blanco.

En síntesis, los otorongos eligen a los futuros miembros del organismo constitucional más importante del país como si estuvieran escogiendo al pata que le toca comprar las chelas para la fiesta covid.

3. La bombaza del Frepap

Las bancadas también se están sacando los ojos entre ellas. En Acción Popular, Jorge Vásquez ha renunciado a su bancada porque una de sus prioridades es «el respeto por el orden democrático y la legalidad» en obvia alusión al desacato del mandato judicial.

Y así le sigues dando tu voto.

Y así le sigues dando tu voto.

El Frepap también se les ha volteado a los golpistas. A pesar de que inicialmente los pescaditos estaban de acuerdo con seguir con la elección, en el pleno recapacitaron y votaron en contra. Ni los ruegos de Omar Chehade los convenció de ser partícipes del delito colectivo.

Eso no es todo. Ayer en Nada está dicho, el congresista del Frepap, Richard Rubio, le soltó una bombaza a Jaime Chincha. Contó por qué los golpistas están tan desesperados por elegir a los nuevos integrantes del TC: por temor a acabar en cana por la vacancia de Vizcarra.

— Jaime Chincha: ¿Qué interés o intereses existirían detrás de esto (de correr con la elección de los nuevos magistrados)?

— Richard Rubio: Cuando conversaban se escuchaba que tenían que elegir porque el otro Congreso podría elegir un tribunal y simplemente muchos de los actuales congresistas podrían ser procesados ante juicios, así hablaban.

— JCh: ¿Por lo de noviembre?

—RR: Ahhh, se da a entender. Yo les dije que el expresidente (Vizcarra) fue vacado y bien fundamentado. (…)

La última jugada de los golpistas del Congreso para capturar el TC ya no solo es insostenible judicialmente, sino también políticamente. Y pesar de que estén frente al abismo, ellos siempre se pueden plantear pisar el acelerador.

Secured By miniOrange