corrupción , denuncia , noticias , politica , sociedad Miércoles, 9 junio 2021

Parte de la derecha que apoyó a Keiko se raya y busca «salvar la democracia» con argucias legales, amenazas y golpe de Estado

Desde que Keiko reconoció tácitamente su derrota al denunciar sin pruebas (solo con mentiras o hechos aislados) el «fraude en mesa», parte la derecha más rancia que la apoyó busca «salvar la democracia» con triquiñuelas legales, amenazas y hasta con golpe de Estado. Están asustados: al 98.42% de actas contabilizadas, Castillo le gana a Keiko por 69 mil 315 votos.

Intervención: Útero.Pe

Salvadores de la demokracia. Intervención: Útero.Pe

Abogados demokráticos

La periodista de Híldebrandt en sus trece, Alexandra Ampuero, informó que grandes estudios de abogados (como Rodrigo, Elías & Medrano; Rubio Leguía Normand; Rebaza, Alcázar & De las Casas; Garrigues; Payet, Rey, Cauvi, Pérez; Miranda & Amado; entre otros) se han organizado para apoyar en la impugnación de votos contra Perú Libre.

El floro es que los abogados lo están haciendo por iniciativa propia y de manera individual. imagen: Captura de Twitter

El floro es que los abogados lo están haciendo por iniciativa propia y de manera individual. imagen: Captura de Twitter

El partido de la Señora K negó que hubiera abierto una convocatoria de abogados, pero La Encerrona de nuestro daddy Marco Sifuentes también informó que los estudios están trabajando desde hace 48 horas para impugnar los votos ya contabilizados de las zonas más pobres del país, porque se asume que ahí ganó Castillo y que habrá grandes errores por «el bajo nivel de instrucción de esas zonas».

Blankos con estudios superiores salvando al Perú de las garras de la dictadura provinciana. Thanks! Imagen: Captura de Facebook

Blankos con estudios superiores salvando al Perú de las garras de la dictadura comunista. Thanks! Imagen: Captura de Facebook

Los votos que ya están contabilizados son irrevisables, como lo explicó el secretario general de Transparencia, Iván Lanegra. Sin embargo, sí pueden anularse si se demuestra fraude, que es lo que estarían planeando hacer los abogados demokráticos para quitarle votos a Castillo. El Comercio ya informó que Fuerza Popular presentará en las próximas horas una “gran cantidad” de recursos de nulidad.

Llamado a golpe

Entre los picones más peligrosos están los que hasta hace poco eran «emprendedores apolíticos», como la escritora fake de Esto es Guerra, Alejandra Baigorria. Ayer, ella compartió en sus stories de Instagram una publicación que llamaba a las Fuerzas Armadas a «poner orden» para que «un grupo de senderistas terroristas no roben la democracia». Luego de borrar la publicación, explicó que no está haciendo un llamado al golpe porque en el flyer no se lee por ningún lado la frase «golpe de Estado». Aia, ufff.

A estas horas, Baigorria ya eliminó la publicación. Felizmente nuestros urracos ya habían capturado su vergüenza.

Baigorria ya eliminó la publicación, pero los urracos de Útero ya lo tenían guardado.

Por si acaso el Ministerio de Defensa ya dijo que respetará la Constitución, dejen de hacer cosplay de Antauro o de Merino.

Imagen:

Imagen: Captura de Twitter.

Otro que no ha llamado al golpe, pero que sí habla irresponsablemente de golpe, es el ex antifujimorista, Pedro Taperiano Cateriano. En RPP, anoche le preguntaron por los resultados electorales, y aunque dijo que no creía que hubiera fraude mencionó (sin que se lo preguntaran) que había un golpe por parte de Castillo, como para justificar de costadito la reacción picona de los fujis.

«Acá el fondo del asunto es el siguiente: ante un anuncio de golpe de Estado, ¿uno tiene que ser neutral y mantener el silencio? Pienso que no. Y lo que estamos enfrentando es un golpe de Estado en marcha. Porque eso es lo que ha planteado el señor Castillo. (Me refiero) a la iniciativa de convocar a una asamblea constituyente al margen de lo establecido por la Constitución».

Cateriano va camino a convertirse en un Fernando Rospigliosi. Cero pruebas, cero dudas.

Willax entra en trompo

En uno de los canales de los Fujimori, los conductores e invitados entraron en trompo por los resultados. Por ejemplo, Beto Ortiz amenazó con buscar en el Reniec los nombres de la gente de Lima Metropolitana que «no quiso levantar el culo de la silla» para ir a votar por la democracia:

«A esos que les expropien todo, que le quiten todo. Porque esto es una traición, es una irresponsabilidad criminal».

Un día antes, Phillip Butters dijo que el JNE y la ONPE eran caviares y que un caviar era peor que «un terruco o un comunista», porque si te cruzas en una esquina con un terruco «como (Guillermo) Bermejo, tú sabes que lo tienes que matar antes de que él te mate», pero que un caviar primero te saludaba y luego te «clavaba».

Un día después, Butters invitó al exministro aprista Hernán Garrido Lecca, el dad del Capi conversador. Como conocedor de la white people, Garrido Lecca explicó que los «pitucos» que no fueron a votar tienen «un deterioro genético causado por el incesto y el consumo de drogas que determina que se les vaya acabando las neuronas». No nos atrevemos a refutar su análisis.

Los fans de Fuerza Popular y la propia Keiko deberían aprender de Roque Benavides —el empresario menos izquierdista que puedas encontrar— quien ya empezó a reconocer los resultados y pide no hablar de fraude.

Otra vez la capital demostrando que no hay nada más parecido a un fascista que un blankito limeño asustado.

Secured By miniOrange