corrupción , deportes , noticias , politica , sociedad Martes, 18 mayo 2021

MEMOREX: la última vez que el fujimorismo se vinculó políticamente con futbolistas solo dejó denuncias de corrupción

En un intento desesperado por ganarle el partido a Pedro Castillo, parte de la selección peruana ha brindado su apoyo a Keiko. No han dicho explícitamente que votarán por ella, pero han utilizado el mismo florazo que el resto de kampañas ‘independientes’ que buscan «salvar el modelo y la democracia de la amenaza del comunismo».

Fuentes de Última Noticia informan que Farfán también murió de autoasfixia erótica.

Fuentes de Última Noticia nos informan que Farfán también murió de autoasfixia erótica.

Los jugadores han decidido dejar atrás la tibieza que mostraron cuando Merino asaltó Palacio. Aquella vez, solo se tomaron de las manos mientras cantaban el himno en el partido contra Chile. Ahora, en cambio, organizan una campaña (supuestamente por iniciativa propia y no de la Federación Peruana de Fútbol) y graban mensajes para pedir el voto por Keiko, perdón, por la demokracia.

Pero la última vez que el fujimorismo y algunos exfutbolistas formaron un equipo, no hubo goles que celebrar. Cuando se vincularon políticamente en los 90, solo dejó acusaciones (y hasta sentencias) de corrupción.

Intervención: Útero.pe

Nos dolió hacer esta portada, Orejas, pero así es este partido. Intervención: Útero.Pe

La pelota manchada en los 90

Héctor Chumpitaz

Hurtado Miller fue el candidato del fujimorismo para la alcaldía de Lima en 1998. Él postuló con Vamos Vecino, una de los tantas agrupaciones fujimoristas fundadas en los 90. En su lista de candidatos a regidores estaba Héctor Chumpitaz. Hurtado Miller no ganó la alcaldía, pero Chumpitaz sí logró ser elegido regidor.

Imagen: Radio Nacional

Imagen: Radio Nacional

Tres años más tarde, Chumpitaz fue arrestado. La noticia rebotó internacionalmente. Se le acusó de haber recibido 30 mil dólares del mismísimo Vladimiro Montesinos como aporte de campaña para participar en la lista de Hurtado Miller. El Doc aseguró que hizo la entrega del dinero y admitió que la plata vino de las arcas del Estado.

Chumpitaz también reconoció que recibió el dinero, pero argumentó que fue una ingenua palomita: dijo que lo tomó de buena voluntad, sin pensar que era del Estado. «¿Para hacer campaña todos no reciben (dinero)? Eso no es delito, y peor que yo no sabía de esto (que era dinero de procedencia ilegal). Yo recibí, sí claro», declaró en una de las audiencias. En otro momento, describió su situación legal con una frase futbolera que podría aplicarse a esta campaña:

fue la peor jugada de mi vida.

Imagen: Difusión

Imagen: Difusión

Montesinos también reveló que lo convocó para que participe en la lista municipal del gobierno a pedido del propio Fujimori, pues buscaban utilizar la imagen del exdeportista «para lograr que la juventud se oriente hacia el deporte y el fútbol». Al final el tío Vladi se disculpó con Chumpitaz por haberlo envuelto en esta situación.

El excapitán de la selección estuvo arrestado en su casa por tres años. En diciembre de 2004fue sentenciado a cuatro años, pero se salvó de la cana, porque fue prisión suspendida. Fue hallado responsable de complicidad en el delito de peculado. La sentencia se anuló, pero en 2007, lo volvieron a condenar por el mismo delito, esta vez a dos años de prisión suspendida. 

Pero esa no fue la única jugada fea de los 90.

Teófilo Cubillas

El Nene Cubillas también recibió tarjeta amarilla por su partido de los 90. El periodista y escritor Jerónimo Pimentel resumió así su cara menos recordada:

«Hay otra (cara de la moneda). La de una persona que, fuera de las canchas, nunca logró reprimir su ansia de poder. Cuál fuera el carácter de este y de dónde se originaba fueron preguntas que no le importaban mucho al ‘10’. Podía ser una FIFA mafiosa, a la que nunca dedicó un comentario de reprobación, o peor aún, los peores momentos de la dictadura fujimontesinista, a la que se ofreció sin reparos»

Imagen: Depor

Imagen: Depor

Ocurre que el ‘Nene’ presidió el Instituto Peruano del Deporte (IPD) cuando las cochinadas del fujimorato ya eran conocidas: en 1999. Fue nombrado en ese cargo por Alberto Fujimori y lo dejó tras la caída del fujimontesinismo, en el 2000. Justamente de esa época viene una de las primeras acusaciones de corrupción contra él.

El diario Correo recuerda que en 2003, Montesinos, ya arrestado, contó que Cubillas visitaba el SIN y que cuando dirigió el IPD, la institución recibió plata que no le correspondía para ejecutar un programa llamado «Intercalles», el cual buscaba captar jóvenes con fines electorales.

Según el Doc, el exministro de la Presidencia y de Trabajo del gobierno de Fujimori, Edgardo Mosqueira Medina, facilitó la transferencia irregular de fondos de su ministerio al IPD. El roche es que la institución que dirigía el Nene estaba adscrita al Ministerio de Educación, no al Ministerio de la Presidencia, de donde salió la plata.

Desde entonces,

Desde entonces, Cubillas ha saltado de escándalo en escándalo. El más reciente fue el de los CNMAudios.

Un año antes, en 2002, Montesinos también lo acusó de haber recibido US$ 3,000 para apoyar la reelección de Fujimori. Además, aseguró que le hizo una serie de favores judiciales y que intercedió para que uno de sus amigos fuera nombrado viceministro. Todo a cambio de su apoyo al autócrata.

A diferencia de Chumpitaz, Cubillas no fue sentenciado. Pero lo que no se puede olvidar (además de sus logros futbolísticos) es su complaciente papel político durante el fujimorato. Un papel político que será igual de inolvidable que el que están cumpliendo los futbolistas que han decidido iniciar una campaña para que el fujimorismo recapture el país. Pudieron jugar con memoria o al menos quedarse en la banca, pero eligieron vestir la camiseta del equipo que siempre juega sucio. Qué tal autogol.

Secured By miniOrange