noticias , politica , sociedad Lunes, 16 noviembre 2020

Al candidato De Soto le piden una explicación por las protestas y culpa al «marxismo bien articulado»

Los candidatos de las bancadas que desataron esta crisis (Keiko, Acuña, Barnechea, Antauro) no son los únicos que se quemarán en 2021. No, nos referimos al comodín Forsyth (que cambió su posición sobre Merino y las protestas en menos de dos días), sino a Hernando de Soto, el candidato que no se acordaba ni del nombre de su partido.

El postulante de Avanza País finalmente se pronunció por la megacrisis en el programa de Barba Caballero y Rafael Rey. En la entrevista (que más parecía una reunión de promo de Ántero), De Soto les explicó —citándose a sí mismo— que detrás de las protestas de la calle estaba «el marxismo bien articulado».

Otro viejo lesbiano. Imagen: Útero.Pe

Otro viejo lesbiano.
Imagen: Útero.Pe

«Detrás de estas trifulcas, detrás de todos estos enfrentamientos físicos, obviamente hay una trastienda, un trasfondo. Ustedes han señalado que ahí está el asesino Péter Cárdenas y evidentemente hay algo que está hirviendo. La pregunta aquí es qué hay de trasfondo. (…) En el último best seller que yo tuve, el Misterio de El Capital, en mi último capítulo en pleno auge de la economía de mercado en el mundo, yo digo: ‘Hay que cuidar porque va a regresar el fantasma de Marx'».

Como si continuara en la Guerra Fría, De Soto aseguró que el marxismo «está regresando por vías muy bien articuladas». «Han cruzado chilenos las fronteras, han cruzado bolivianos, han cruzado argentinos que evidentemente saben manejar esta cosa a un nivel latinoamericano», dijo como para hacerte entender que tú, tus patas que marcharon y tus vecinos que se unieron a los cacerolazos son unos rojos que odian el mercado.

Luego de lamentar la muerte de Bryan e Inti (sin mencionar sus nombres), tuvo la genial idea de hablar de «guerra ideológica» en esta convulsión social:

«Hay que darse cuenta de lo que estamos haciendo acá es que básicamente hemos comenzado la guerra ideológica con el comunismo. Le ganamos la guerra militar. Ahora comenzó la guerra ideológica. Y hay que verla desde ese ángulo. Que las ideas son importantes y que estas personas no solamente saben moverse en la calle sino que tienen ideas claras».

En la entrevista también se pronunció contra «las vacancias de los últimos cinco años». Sí, recién seis días después de que vacaran a Vizcarra y cuando ya ni Merino estaba en el cargo. Si así se demora como candidato, imagínatelo como tu presidente. O peor: imagínatelo como tu presidente frente a una protesta y culpando al marxismo internacional.

Secured By miniOrange