noticias , politica , sociedad Martes, 3 noviembre 2020

Hicimos un recuento de las últimas apariciones rochosas de Alfredo Barnechea

Barnechea aún no es el candidato oficial de Acción Popular, pero ya es tendencia gracias a sus autocabes. Este es un recuento de sus últimos roches públicos (que básicamente son todas las veces en las que reapareció después de la última campaña).

Intervención: Útero.Pe

Te estamos dando ideas de campaña gratis, tío. Intervención: Útero.Pe

1. Mudotroll

Imagen:

Un hombre de pueblo junto al mejor alcalde de Lima de todos los tiempos. Imagen: Municipalidad de Lima

Su apego al lado conserva empezó a mostrarse en diciembre del 2018, cuando paseó en un carrito de golf junto a «su amigo» Castañeda Lossio en la supervisión de una obra en la Costa Verde. Entonces lo defendió así contra «los carteles mediáticos que no resaltan sus obras»:

«Me he interesado mucho por la enorme cantidad de obras que el alcalde Castañeda ha hecho no solamente en esta gestión, sino también en la anterior, que son una contribución muy importante a Lima. La infraestructura es fundamental, como muy bien dice Lucho (creo que en eso estamos unidos), los carteles mediáticos no resaltan las obras».

2. Apristroll

El discurso más memorable de Barnie no fue ninguno de campaña sino el que dio durante el velorio de Alan en abril de 2019. Ese día —además de igualarse a AG «por tener la misma memoria que él» y de presentarse como amigo de su familia— expuso un florazo digno de cualquier apristroll que se ganó los aplausos de la Casa del Pueblo:

«Ese cartel mediático que ha distorsionado el Perú y al cual, cuando lleguemos al gobierno el 2021, los vamos a regular porque aquí tiene que haber libre competencia en los medios. (…) No pudieron esperar una semana. ¿Qué pasa con esto? ¿Qué pasa con la caída en las encuestas? ¿Tiene alguna relación? ¡Hay que terminar el contubernio de la mafia judicial con los improvisados del gobierno!».

3. Tan demócrata como un fujiaprista

Al igual que el fujiaprismo, Barnechea calificó el cierre del Congreso del 2019 como un golpe de estado y comparó a Vizcarra con Alberto Fujimori. Hasta le pidió irse «como lo prometió en su discurso del 28 de julio»:

«La decisión del señor Vizcarra [de cerrar el Congreso] es ilegal e inconstitucional. (…) En su primer gobierno, la oposición fustigó duramente al gobierno de Belaúnde Terry, pero al presidente Belaúnde no se le ocurrió nunca cerrar el Congreso porque habría pasado de ser un demócrata a ser un dictador. (…) Yo no podría apoyar nunca un golpe de estado».

4. Once virrey, always virrey

Su primera aparición en la campaña de este año fue en 2020, el programa de Mávila Huertas. Ahí Barnechea estaba más insoportable que tu abuelo que repite que todo tiempo pasado fue mejor: el precandidato de Acción Popular interrumpía reiteradamente la entrevista solo para atacar a los medios, recordar a Belaúnde Terry y citar hechos de la política francesa como ejemplos.

Pero lo más rochoso fue cuando se puso malcriado con Mávila y casi le gritó «¿Contestas tú o contesto yo?» por una interrupción de la periodista:


La otra joyita que nos dejó la entrevista fue cuando se puso a rajar de todos los presidentes (dijo que «todos han degradado la institución presidencial»), pero tocó con franela a Alan: «Yo creo que es el que menos [ha degradado la figura presidencial]. Era una persona que tenía estatura de presidente, comparado con el resto».

5. El ‘campesino’ que no sabía el sueldo mínimo

Su última autometida de cabe ocurrió en la entrevista de ayer en Willax. Ahí —además de repetir su floro contra el establishment mediático que le robó las elecciones del 2016— demostró que los resúmenes de noticias que le escriben no sirven: no sabía cuánto era el sueldo mínimo.

«Siete cincuenta (S/ 750). Depende, esa es una respuesta que... es una pregunta equivocada… justamente tenía unos números que quería exponerte, mira… uno de los grandes temas que estoy estudiando es cuántas familias peruanas deben a los bancos… no te estoy toreando. No, no, pero si tú me lo dices [el sueldo mínimo], yo encantado de recibir una lección tuya hoy día. No, pero, es que… sí y no, porque eso no se respeta en muchos sitios».

Bonus track: chicharrones

El último viernes, después de haberse negado a comer chicharrones frente a cámaras porque estaba con mascarilla, su equipo de campaña difundió un montón de fotos suyas comiendo chicharrones. Lamentablemente (para él), la que se viralizó fue una en la que parecía disfrutar del chicharrón tanto como de la humildad.

Imagen: Difusión

Como cuando pruebas un sánguche de Acción Popular después de haber probado el del Apra. Imagen: Difusión

Tanta autosaboteada solo se explica con la declaración que le dio a Mávila: «Yo no tenía ganas de ser candidato». Se nota.

Secured By miniOrange