noticias , politica , sociedad Viernes, 26 junio 2020

3 roches que resumen el perfil de nuestra gran clase empresarial peruana

Cuando se trata de señalar malos comportamientos hay un consenso en apuntar el dedo contra los ciudadanos de a pie y el Estado; pero cuando se trata de la clase empresarial, ahí la cosa cambia. Ahí sí hay empatía, tolerancia, derecho a la duda y a la réplica. Son más intocables que Ricolás. Pero los grandes empresarios hace rato que están siendo tan peligrosos como el fin de la cuarentena.

Ala csm Intervención: Útero.Pe

Así se ven.
Intervención: Útero.Pe

1. Confiep con ‘c’ de conflicto

Piden la unidad en beneficio del progreso del país… siempre y cuando se trate de apoyar a Keiko, PPK o algún político que le diga chicheñó a todo. Cuando Vizcarra dio 48 horas a las clínicas para llegar a un acuerdo, la Konfiep se mandó con un comunicado tan alarmista como quienes aseguraban que con el Ollanta del 2011 llegaría el chavismo.

Primer comunicado de Confiep.

Inserte el meme de ‘mucho texto’ de Yoda. Imagen: Confiep

Todo el florazo fue para decir que «recibieron con preocupación una posible expropiación de empresas», cuando Vizcarra solo habló de las clínicas, no de empresas en general.  Además pecharon a Vizcarra para decirle que haga trabajar eficientemente a sus funcionarios, pero de las clínicas no mencionaron ni pío.

¿Lo rochoso?

Que pidieron usar las leyes para regular al sector privado, como si la expropiación no estuviera en la Constitución. Lo está, dear lores, en el artículo 70 de la Carta Magna que dejó el velasquista Fujimori. Además de que siempre se realizan expropiaciones para construir megaobras, pero los expropiados no son empresas, sino simples mortales. Qué raro que entonces no dijeran nada.

Imagen: Captura Facebook

Mira, te llama tu mamá, corre. Imagen: Captura Facebook

¿Lo más rochoso?

Que intentaron darle clases de gobierno a Vizcarra, pero ellos ni siquiera pueden coordinar la publicación de una carta abierta: Asbanc (la Asociación de Bancos) aclaró que, aunque su logo aparezca en el comunicado, Confiep nunca les informó del contenido. Aún peor, dijeron que preferían un «diálogo respetuoso». Auch. Luego Confiep borró los logos de su carta.

Imagen: Captura de Twitter

Sabes que ya te pasaste de ‘proempresa’ cuando ni los bancos te respaldan. Imagen: Captura de Twitter

2. Clínicas tan dialogantes como Becerril

Otro que parecía congresista de la Mototaxi fue el vocero de la Asociación de Clínicas Privadas, Carlos Joo Luck. «Si va haber imposición y no negociación, entonces no va a haber ningún sentido de negociar nada», le respondió a Vizcarra en ATV, en medio de gritos y miradas al cielo. «Si no pueden manejar sus hospitales, cómo podrían manejar las eficiencias de las clínicas», añadió burlonamente en Perú 21. Joo Luck mostraba ser tan dialogante como Becerril.

Aseguró que las clínicas no estaban pensando en sus ganancias, porque habían reducido en 50% su oferta. «¿Qué más solidaridad? ¿Saben? Primero está la vida humana antes de buscar cuánto debe ser la atención». Solo le faltó decir: «Para todo lo demás existe Mastercard».

Ah, y también le mandó una chiquita a los pacientes que los critican: «En toda historia mal contada, el inocente queda como culpable». Y cuando le preguntaron quién era el inocente en esta historia, su respuesta fue:

«Nosotros, las clínicas».

3. Always Roque

Al final, el acuerdo fue que el Estado pagará 55 mil soles por la atención de pacientes en UCI. Será una tarifa plana, así estuvieras en UCI un solo día o tres o 30. Encima, las clínicas no están obligadas a firmar ese acuerdo con el Sistema Integrado de Salud (SIS). A pesar de eso, hay quienes creen que este gobierno tiene un sesgo «antiempresa».

Nunca pasa de moda. Imagen: Útero.Pe

Nunca pasa de moda. Imagen: Útero.Pe

Sí, Roque Benavides. En la misma semana que se supo que Reactiva Perú benefició principalmente a las grandes empresas, Benavides declaró en Canal N:

«Es evidente que (el Gobierno) no tiene confianza en el sector privado. No hay un gesto hacia el sector privado. El primer ministro logró su ratificación en el Congreso y no ha habido una palabra para el sector privado. Hay un claro sesgo antiempresa privada y los resultados lo demuestran».

Y para que no digas que perdemos el tiempo prestándole atención al empresario minero, tenemos que recordarte que ese día Roque también pidió interpelar al premier y a los ministros de Salud y de Economía. ¿Y adivina qué?  El Congreso ya inició los trámites para interpelar al ministro de Salud y a la de Economía. Koinzidenzia???

Secured By miniOrange