discriminación , internacionales , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 8 junio 2020

Un niño de 14 años acaba de escribir la opinión más sensata de todo lo que está pasando en Estados Unidos

Imagen vía: The Wire

Imagen vía: The Wire

Escribe: Fabio Coblentz*

2020. Un año que ha traído decaimiento y tragedia a nuestra sociedad. Pero también nos ha llegado una importante y desconcertante revelación. Estados Unidos, un país supuestamente modelo de democracia y ley, tiene un evidente problema de racismo, visible en todas sus instituciones.

Qué ejemplo puede dar un país en el que cuatro policías (Thomas Lane, Alexander Kueng, Tou Taho y Derek Chauvin) asesinan de manera impune a un hombre afroamericano (George Floyd), como si fuese algo rutinario en medio de la calle mientras esta persona suplicaba por su vida. 

“Por favor, por favor, no puedo respirar”. El lamento desgarrador de George Floyd fue el que dio inicio a una revolución en casi todos los estados de USA por la libertad y la dignidad de latinos y afroamericanos. BLM “Black Lives Matter” es el lema del movimiento que reclama a la supremacía blanca su odio y repulsión hacia las demás razas.

Esta no la primera vez, y estoy seguro de que tampoco será la última, en la que la población afroamericana protesta contra el racismo. En EE.UU en el año 1968 fue asesinado Martin Luther King. Este hecho despertó una gran indignación que derivó en protestas violentas. Desde hace 52 años, su ideología, que iba en busca de la equidad de razas y sexo, no ha sido relegada y es el ejemplo de diversos movimientos antirracistas. Ahora, esto ha sido demostrado por los conflictos recientes. 

Nació en Atlanta en 1929. Murió asesinado en 1958. Imagen vía: Ministerio de Cultura de Argentina

Nació en Atlanta en 1929. Murió asesinado en 1958.
Imagen vía: Ministerio de Cultura de Argentina

Ahora bien; detrás de esto hay siglos de historia de racismo y brutalidad policial. Según el periódico Los Angeles Times “ser asesinado por un policía es una de las principales causas de muerte de los jóvenes afroamericanos en América”. 

Es una estadística bastante desalentadora para los latinos que buscan en EE.UU. una oportunidad de vida que no alcanzan en sus países de origen. Donald Trump, presidente de este país, puede ser considerado (y con razones varias) una persona racista. Entre otras cosas, el presidente norteamericano apoyó públicamente y por años a movimientos discriminatorios como Birther, la conspiración racista que acusó a Barack Obama de falsa legalidad argumentando que había nacido en Kenia. 

La única respuesta de Trump ante las protestas desatadas por la muerte de George Floyd ha sido amenazar con dar carta blanca al ejército para acabar con las manifestaciones. Ha sido, en mi opinión, como un camión cisterna de gasolina puesto en el incendio que ya estaba presente en su país. El mismo presidente tiene un índice racista bastante alto en sus ideas, motivo por el cual fue elegido por electores mayoritariamente caucásicos y conservadores.

En conclusión, la población estadounidense tiene razones de sobra para quejarse y manifestarse, y la respuesta de su presidente no está teniendo otro efecto que indignar aún más a la gente. El racismo y conservadurismo presente en EE.UU, al ser tan brutales y prolongados, son detonantes para que las personas levanten, por fin y una vez más, su voz en contra. Hasta que la discriminación no se corte de raíz, Estados Unidos (y el mundo) van a continuar en llamas.

*****

*Fabio Coblentz tiene 14 años y cursa el tercer año de secundaria. Nos escribió al correo produccion@utero.pe contándonos su análisis sobre a las protestas masivas en Estados Unidos.

*Esta publicación se realizó con el permiso de los padres del autor.

Secured By miniOrange