noticias , politica , sociedad Viernes, 15 mayo 2020

Las 5 escenas más random que (por ahora) nos dejan las sesiones virtuales del Congreso [GALERÍA]

El Congreso demoró casi un mes en sesionar virtualmente durante la cuarentena y ahora entenderás por qué. Sus reuniones por Microsoft Teams no solo han dejado proyectos rochosos como ponerle candados a sus declaraciones de intereses o como formalizar a los taxis colectivos, sino también escenas random.

Imagen: Congreso

Imagen: Congreso

1. Cualquier web

La primera sesión del siete de mayo se inauguró con el lapsus de un trabajador del Congreso que insultó a un congresista del Frente Amplio (FA). Cuando Lenin Checco Chauca terminó de hablar sobre el cambio de miembros de comisiones ordinarias, el funcionario que acompañaba al primer vicepresidente del Parlamento, Luis Valdez, olvidó apagar su micrófono y se pasó de sincero malcriado al decir esto:

«No ha quedado muy claro lo de [Lenin] Checo Chaucca. Ha dicho cualquier huevada. No sé si podrías decirle que precise, cuñao, al pata, porque se le entrecortó».

Correo informó (nuestras fuentes nos dijeron lo mismo) que el trabajador con el síndrome de Lisurattás fue Jaime Abensur, el jefe de la Dirección General Parlamentaria. Luego de que el FA pidiera su cabeza, se supo que Abensur habría sido relevado del cargo, y su lugar sería ocupado por Guiliana Lastres, ex oficial mayor en la época de Abugattás.

2. No quiere sapos

Martha Chávez no quiere que conozcas su casa del terror. Durante la sesión de la Comisión de Constitución, utilizó un fondo virtual de Microsoft Teams. Lástima que no haya un par de fondos de los sótanos de El Pentagonito o de la salita del SIN.

Imágenes: Congreso / El Español

Fácil estaba en el ñoba, no la juzguen. Imágenes: Congreso / El Español

3. Amor por la chamba

Quien no se molestó ni en utilizar un fondo fake fue un legislador de Acción Popular (Carlos Pérez Ochoa), quien ayer intervino en la sesión desde su auto. Como el carro estaba en movimiento, nadie pudo oírlo. El presidente del Congreso le pidió que se estacione y otro congresista gritó: «¡No se le escucha!». Seguro estaba yendo a comprar su pollito a la brasa.

4. El hambre no perdona

No eres la única persona que se muere por su pollito bien grasoso. En la sesión del ocho de mayo, el congresista Walter Rivera Guerra (Acción Popular), se puso a comer su pollazo broaster en plena sesión de la Comisión de Educación. No apagó la cámara y hasta se escuchaban las mordidas que le daba a su plato. Al minuto, se percató de que todo el Perú estaba viéndolo chuparse los dedos y apagó la cámara.

5. Legalízenla

Cuando el 7 de mayo Daniel Urresti empezó a hablar, Daniel Olivares (Partido Morado) empezó a fumar y no apagó su cámara. Por el lengüetazo que le metió al papel del pucho, algunos deslizaron ciprianescamente que era marihuana, pero Olivares lo negó, dijo que era solo tabaco. «Lo otro no combina con el trabajo», tuiteó.

El fujiaprismo aprovechó el video para hacerlo tendencia y dejarlo como un fan de Bob Marley. No entendemos por qué, si cualquier persona con dos dedos de frente se metería mota si tuviera que escuchar obligatoriamente a Urresti.

Secured By miniOrange