discriminación , libertades , noticias , sociedad Viernes, 21 febrero 2020

El video de mujeres desaparecidas que se hizo viral en el extranjero y que hoy cobra un enorme sentido para el Perú

Ya todos conocen las palabras que el policía Dante Pastor Bocanegra le dijo a los padres de Solsiret cuando ellos llegaron a la Depincri-Callao a sentar la denuncia por su desaparición en 2016:

«Él mismo nos responde que por ‘su amplia experiencia’, seguramente ella estaba con ‘la cabeza caliente’ y se habría ido con otra persona».

Tras el hallazgo del cuerpo de Sol, la madre respondió entre lágrimas a la infame hipótesis del policía que entorpeció las investigaciones: «Y esos viles comentarios. ‘Se fue con otro’, ‘está con la cabeza caliente’. ¡No! ¡Eso es injusto! ¡Mi hija no se fue! Mil veces hubiera querido eso. Mil veces. ¿Por qué? Porque la hubiera tenido conmigo».

Pero la frase del policía no es nueva.

La repiten en Perú y en otras partes del mundo para justificar las desapariciones de las mujeres.

Desapariciones que en realidad terminan siendo feminicidios o asesinatos simples.

Hay un video que se hizo viral en México. Se titula ‘Mamá, si un día desaparezco, no les creas’. Está basado en un poema de la usuaria Gilraen Eärfalas, quien hace un resumen de todo lo que se dice cuando una mujer ‘desaparece’, cuando en realidad se trata de un caso de secuestro, trata de mujeres o feminicidio.

MAMÁ, SI UN DÍA DESAPAREZCO NO LES CREAS.

Mamá, si un día desaparezco,
no les creas.
No, no me escapé con “el novio”
no, no vendía droga ni estaba metida en cosas ilegales,
no, no era novia, ni acompañante de ningún narco,
no, no me escapé para llevar una vida sin reglas.

Mamá, si ya no vuelvo a casa,
no creas lo que la gente dirá,
no creas lo que dirá la TV,
ni la radio,
ni el Internet,
todos me culparan a mí,
dirán que yo vestía de manera indecente,
dirán que me vieron tomando unas copas el viernes,
dirán que yo me subí a un coche con varios hombres,
dirán que yo buscaba dinero estando con mayores,
dirán que yo salía de noche,
me culparán por haber ido a bailar,
por caminar sola,
por no llevar falda a los tobillos,
por usar maquillaje,
por ser extrovertida,
por ser mujer,
por no gritar,
por no defenderme ante tres hombres,
todo el mundo dirá que
violaron,
golpearon,
mataron a “una puta más”
porque “una mujer decente”
está en su casa siempre,
una “mujer decente”
no usa maquillaje porque puede provocar miradas,
“una mujer decente”
no habla con muchos hombres,
“una mujer decente”
no toma una copa,
“una mujer decente”
es sumisa,
cabizbaja,
no le vayan a ver la cara.

Mamá, la verdad es que si ya no vuelvo,
seguro estarán explotando mi cuerpo
como objeto de servicio,
seguro estaré lejos
como juguete de un depravad0,
seguro estaré de incubadora
pariendo hijos para comercio,
seguro estaré de esclava en un sótano
realizando tareas abominables,
seguro estaré en una página de Internet siendo subastada,
seguro estaré en un quirófano clandestino
a punto de perder la vida
para darle un riñón a un millonario con insuficiencia renal,
seguro estaré bajo tierra,
en una bolsa,
alguna caja,
como escoria,
como basura.

Mamá, escribo esto
para hacerte saber que yo jamás me iría sin avisar,
jamás apagaría el teléfono para evitar que me llames,
jamás me iría de ti dejándote con el corazón roto.

Mamá, si ya no vuelvo, no les creas.

Tras el hallazgo de Solsiret, muchas madres han insistido en dar a conocer las desapariciones de sus hijas. Algunas llevan semanas, meses y hasta años desaparecidas. Hay una página del Ministerio del Interior (Te estamos buscando) donde figuran todas las personas que han sido reportadas como desaparecidas. Ahí podrás notar que la mayoría de ellas son mujeres.

Imagen:

Imagen: Mininter

Pero la web no es especializada en mujeres. Una cuenta que sí está enfocada exclusivamente en ellas es ‘Mujeres Desaparecidas Perú’. Nació precisamente por el caso Solsiret, gracias al trabajo de sus amigas FEMINISTAS, entre ellas, Kathe Soto, activista condecorada con la Orden al Mérito de la Mujer 2018.

Resaltamos lo de «feministas» por la avalancha de conservadores que han bailado sobre el cuerpo de Solsiret para intentar desprestigiar al feminismo solo porque una de las implicadas en el crimen es una mujer.

Aquí puedes seguirlas en Facebook y Twitter.

La chamba por las mujeres la siguen haciendo otras mujeres, y feministas. Algunos medios ayudan, pero el trabajo de la Policía y la Fiscalía siguen dejando la sensación de que el Perú es el país de Millennium, donde los hombres (y las autoridades) odian a las mujeres. 

Secured By miniOrange