noticias , politica , sociedad Viernes, 6 diciembre 2019

Breve historia de ‘Flor de Retama’, la canción que siempre utilizan para terruquear a la gente (y hasta a escolares)

Hay una canción que, cuando la escuchas, te miran con espanto, como si estuvieras oyendo el Ave Satani. Se llama Flor de Retama, es un huaino ayacuchano, y es la vieja confiable para terruquear a alguien. Con la protesta de las estudiantes por un pasaje escolar digno, la canción ha vuelto a sonar y, con ella, el terruqueo.

Desde hace rato, muchos medios hacen invisible el reclamo de las escolares y cuando abordan el tema, lo hacen para meter terror. Verónica Linares les dijo «payasos» y casi casi ‘conchudos’ porque ‘viajan gratis’ (sic) y ahora Panamericana transmitió un informe en el que alude a ‘Flor de Retama’ (una canción cantada por las escolares) acompañada de la declaración de la ministra de Educación, Flor Pablo, contra el te-rro-ris-mo:

«Hay que tener cuidado siempre. Nuestro país, así como le dice ‘no’ a la anemia, hay varios ‘no’ que ya tenemos. Jamás vamos a avalar ninguna práctica que promueva o que haga proselitismo en favor del terrorismo, de la violencia».

Pero basta con youtubear un poco para saber que la canción NO es de terrucos.

Hay varios informes sobre la historia de la canción, la cual fue compuesta a raíz de una matanza de estudiantes por parte de la Policía durante el gobierno de Velasco (sí, tu taita Velasco). Ocurre que en 1969, el régimen aprobó un decreto que eliminaba la gratuidad de la enseñanza para los estudiantes que jalaban un curso. Sus padres tendrían que pagar cien soles mensuales si eso pasaba.

Imagen: Youtube

Imagen: Reportaje de la UTP

Como era de esperarse, los estudiantes y sus padres protestaron. El chongo más sonado fue el de Huanta, en Ayacucho. Allá hubo detenciones, la quema de una comisaría y la posterior represión de la dictadura velasquista. El resultado: 22 muertos (padres y estudiantes) y —según los huantinos— bastantes desaparecidos.

Tampoco les vendría mal a los periodistas de TV darle una hojeada a La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), donde se aclara el génesis de la canción.

«Este suceso ha perdurado en la memoria de la población como ‘La lucha por la gratuidad de la enseñanza’, incluso inspiró la letra de la canción popular ‘Flor de Retama’, en la cual se relata la entrada de las fuerzas del orden a la ciudad de Huanta y la represión hacia campesinos y estudiantes (escolares) movilizados».

El compositor de la canción tampoco fue Abimael Guzmán ni ningún senderista, fue el profesor ayacuchano, Ricardo Dolorier Urbano. Él, por cierto, se solidariza con las estudiantes de ‘Secundaria Combativa’.

Con toda esta info, no suena tirado de los pelos que unas escolares que reclaman por un mejor transporte público interpreten una canción que recuerda la protesta estudiantil.

¿Pero sabes quiénes también asociaban Flor de Retama con Sendero Luminoso?

El grupo paramilitar del fujimontesinismo, los Colina.

La canción fue determinante en la matanza de Barrios Altos (1991), cuando asesinaron a los asistentes de una pollada que, según el Poder Judicial, NO eran terrucos.

«No se pudo identificar cuál de las dos polladas (en Barrios Altos) era la de Sendero Luminoso. Pero la orden estaba dada. No se podía identificar cuál era la pollada. (…) Los primeros que entraron habían tomado licor para no llamar la atención y estaban bailando. Pero Martin Rivas presionaba, hasta que los de la pollada del primer piso pusieron una canción de Martina Portocarrero: la Flor de Retama. Nosotros habíamos sido informados que esa canción hacía apología del senderismo».

Intervención: Útero.Pe

El gato es la derecha, obvio. Intervención: Útero.Pe

Sí es verdad que los criminales de Sendero Luminoso se apropiaron de esta canción. En 2002, por ejemplo, la esposa del juez de paz de Huancapón (Cajatambo, Lima), Inocente Cabanillas Rosales, contó que antes de que asesinaran a su pareja, los senderistas lo llevaron a la Plaza de Armas del lugar, donde obligó a la población a cantar Flor de Retama.

Pero la canción no es senderista ni hace apología al terrorismo. Porque bajo esa lógica tendríamos que decir que ‘My Way’ de Frank Sinatra (la canción favorita de Abimael) es terrucaza o que ‘El ritmo del Chino’ es una apología al fujimontesinismo de los 90. Y los fujis siguen haciendo campaña con esa canción en pleno 2019, sin que nadie les haga roche.

Secured By miniOrange