noticias , politica , sociedad , universidad Lunes, 28 octubre 2019

La campaña empezó y Julio Guzmán recobra notoriedad pero como algo parecido a un animador de teleferia

El Partido Morado, de Julio Guzmán, también buscará colocar algún congresista en el 2020. Después de haberse quedado sin soga ni cabra en el 2016, el excandidato presidencial ya inició una intensa campaña. Y vaya que ha logrado que hablen de él, pero no necesariamente bien.

El fin de semana se desarrolló una de sus reuniones partidarias en Trujillo. Ahí lo acompañaron sus seguidores de distintas regiones. La mayoría demostró una organización tan bien armada que hasta sus carteles tenían las mismas medidas y diseños. Pero lo que más llamó la atención fue la actuación de Guzmán, quien al finalizar su discurso se puso a arengar y bailar cual vendedor de Fuxion.

Si aún tuviéramos Especial del Humor, su show hubiera sido el sketch de la semana, pero a falta de eso, tenemos joyas virales como estas:

¿Educación a la chilena?

No solo ha sido tendencia por eso, sino también porque a propósito de las protestas en Chile, revivieron una de sus propuestas de campaña sobre la educación. Primero debes recordar lo que ocurrió en Chile (donde todo está ardiendo peor que en King’s Landing). Allá los universitarios (y sus familias) se veían obligados a sobreendeudarse con los bancos para poder estudiar en las universidades públicas (pues hasta el 2018, no eran totalmente gratuitas).

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: Captura Twitter

Imagen: Captura Twitter

A Guzmán le han recordado su propuesta llamada ‘Crédito 100’, que consistía en que los bancos y las cajas municipales prestaran dinero a los jóvenes que buscaran estudiar en universidades, y el Estado los avalaría.

En palabras del propio líder morado, su proyecto funcionaría así:

«No es el Estado el que entrega los créditos, son la banca privada y las cajas municipales las que entregan los créditos a los estudiantes, pero tienen la garantía del Estado. El Estado crea un fondo de garantía de US$ 400 millones. ¿Qué significa esto? El joven, con la carta de aceptación, y con un aval (si es que menor de edad), va a los bancos y los bancos les dan un crédito y están garantizados por este fondo de garantía. Si el estudiante no paga, se va a Infocorp, porque no hay nada gratis, tiene que asumir su responsabilidad. Y si al banco le pasa algo, está el fondo de garantía para poder cubrirse». 

Imagen: Plan de gobierno de Guzmán

Imagen: Plan de gobierno de Guzmán

Hay tres cosas que precisar sobre la espinosa y (para variar) ambigua iniciativa de mini PPK Guzmán:

  • El punto es que incluso si su plan solo se dirigiera a estudiantes de universidades privadas, habría problemas de sobreendeudamiento de esos universitarios que serían víctimas de los altos intereses a los que tienen acostumbrados los bancos de estos lares, como lo aclararon en su momento los especialistas.
Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

Es decir, en esta propuesta Guzmán es tan claro como él mismo. Lo cierto es que sí hablaba de «estudiantes en Infocorp» sin ruborizarse. ¿Qué tanto le ayudará llevar a Daniel Mora (defensor de la Ley Universitaria y la Sunedu) en su plancha congresal para sacudirse del «no hay nada gratis»?

Secured By miniOrange