discriminación , libertades , noticias , periodismo , politica , sociedad , violencia Lunes, 23 septiembre 2019

8 descuartizamientos para entender el perfil del criminal peruano

Hay un crimen del que los medios no dejan de hablar

Sí, el del grupo de delincuentes que descuartizó a dos personas. Y si bien es cierto que el crimen lleva todos los adjetivos —macabro, brutal, salvaje— llama la atención que este caso en particular haya captado tanto la atención mediática.

De hecho, en menos de un año hemos tenido casos similares. ¿Será que esta noticia vende más porque la mayoría de implicados son de Venezuela?

Lo cierto es que El Comercio creyó necesario publicar esto:

Lindo tu titular, mano. Foto: Captura

Lindo tu titular, mano. Foto: Captura

Luego cambiaron el titular y se quedaron con la declaración de un criminólogo venezolano, Roberto Briceño-León: “Los delincuentes venezolanos normalizaron la violencia y la insensibilidad.

Aquí no vamos a cuestionar la trayectoria del criminólogo, solo vamos a resaltar que la frase define a un criminal de allá, de acá y de cualquier lugar.

No generalicen, oe (a menos que sea venezolano). Foto: Captura/Twitter

No generalicen, oe (a menos que sea venezolano). Foto: Captura/Twitter

Y vamos a demostrarlo:

1. Los asesinos del cilindro

Esto pasó hace menos de un año. Foto: Trome (por si las letras no lo hicieron obvio)

Esto pasó hace menos de un año. Foto: Trome (por si las letras no lo hicieron obvio)

Marisol Estela fue identificada por su prima en la Morgue Central de Lima luego de que su cuerpo fue encontrado en el interior de un cilindro abandonado. Luego se reveló que fue apuñalada, le echaron ácido y colocaron su cuerpo en el cilindro.

Entre cinco personas cavaron un hueco e intentaron enterrar el cilindro, pero fueron impedidos por testigos. Huyeron dejando el entierro a medias. ¿El principal sospechoso? Luis Estebes Rodríguez, suboficial del Ejército quien continúa con paradero desconocido.

2. Adolescentes criminales

Jampier tenía 15 años, la misma edad que su amigo de escuela quien, junto con otro adolescente de 16, lo patearon hasta noquearlo, luego lo degollaron, mutilaron su sexo e intentaron cortarle las piernas para esconder el cuerpo pero no lo lograron.

¿La razón del asesinato? Jampier le había contado a su amigo que iba a declararle su amor a una estudiante por la que ambos se sentían atraídos.

3. José Luis Ramírez Ramírez

El asesino de Milena: José Luis Ramírez Ramírez de 35 años. Foto: América Noticias

El asesino de Milena: José Luis Ramírez Ramírez de 35 años. Foto: América Noticias

Milena Tapullima Magipo fue reportada como desaparecida por su familia en diciembre de 2018. Su cuerpo, o lo que quedaba de él, apareció un lunes 25 de febrero dentro de un cilindro de metal. Además, habría estado embarazada.

Su asesino confeso, José Luis Ramírez Ramírez fue capturado intentando escapar por la carretera Central. En su declaración a las autoridades policiales, reveló que primero la asesinó, luego la descuartizó y finalmente intentó incendiar sus restos en el cilindro. Al parecer, la mató para no pagarle una deuda. Milena era su pareja.

4. “La necesidad de asesinar”

Un psicópata. Foto: El Comercio

Un psicópata. Foto: El Comercio

Dina Quispe Choquemamani fue reportada como desaparecida por su pareja en la provincia de Melgar, Puno. Dos días después, la mañana del domingo 19 de marzo encontraron su cuerpo desmembrado y esparcido en la falda de un cerro.

El sujeto que presenciaba el levantamiento del cadáver terminó reconociendo ser el autor del crimen: Wilfredo Rodríguez Quispe. Sin embargo, no conocía a la víctima. ¿Por qué la asesinó? Según dijo a la Fiscalía, “estaba con la necesidad de asesinar”. 

5. Feminicida

Foto: Captura/Twitter

Foto: Captura/Twitter

Betty Pérez Camaña fue asesinada a los 26 años. Llevaba desaparecida varios días cuando la encontraron descuartizada en Chanchamayo, Junín. Sus dos hijos —de 8 y 10 años— estuvieron abandonados desde el momento de su desaparición.

¿El asesino? Su conviviente: José Luis Torres Quispe, padre de los pequeños. 

6. Feminicida doble

El asesino confeso de Sharoom: Nick Brayan León Chumpitaz de 24 años. Foto: Facebook

El asesino confeso de Sharoom: Nick Brayan León Chumpitaz de 24 años. Foto: Facebook

Sharoom León desapareció el 12 de marzo de este año. Ocho días después su cuerpo fue encontrado en una cueva en lo alto del cerro San Pedro en el distrito de El Agustino.

La Policía encontró los restos —Sharoom fue decapitada, su cuerpo fue mutilado y quemado— gracias a que una expareja de Nick Brayan León Chumpitaz (quien terminó confesando el crimen) se comunicó con la familia y contó que este la había llevado a esa misma cueva para asesinarla en el pasado.

7. Alex Vargas

Alex Vargas, otro descuartizador. Foto: Correo

Alex Vargas, otro descuartizador. Foto: Correo

G.B.M. tenía 17 años cuando fue asesinada por Alex Vargas (25). Sus restos habían sido desperdigados en Lalullipata, Sacsayhuamán (Cusco). La Policía y el Ministerio Público solo encontraron sus piernas y su pelvis. Con el tiempo hallaron su cabeza y su torso, pero no sus brazos.

Dos meses después, Vargas confesó a la Policía que otras personas participaron del crimen.

8. Solo tenía 11 años

Un niño de 11 años desapareció toda una semana a principios de mayo. Su cuerpo fue encontrado, descuartizado dentro de un costal en el distrito de Belén, Iquitos.

Uno de los sospechosos es el tío del menor —Lester Huayamba Chota—, quien se encuentra no habido. Habría secuestrado al menor y realizado una serie de llamadas pidiendo un rescate por S/5 mil

Entonces, ¿qué aprendimos hoy?

Asociar nacionalidad a delito es —vamos a decirlo con franqueza— bastante estúpido. Que en Venezuela se haya disparado la criminalidad no quiere decir que ser de dicho país implique ser delincuente. Si así fuera, ¿qué conclusiones podemos sacar de los peruanos?

Segundo, hay varios asesinos en esta lista que podemos describir como “frío, calculador, impulsivo” e incluso podemos afirmar que no tienen “remordimiento ni sentimientos de culpa”. ¿O es que los criminales peruanos matan y luego van a misa a contarle todo al cura?

Tercero, las causas de la delincuencia son varias. Es decir: hay un huevo de factores por las que una persona comete un crimen. Aquí un texto del mexicano Wael Hikal al respecto que arroja más luz sobre este tema. En suma, la nacionalidad no te hace más malo o más bueno.

Si aún sigues pensando que “los delincuentes venezolanos” son peores que los peruanos entonces no te jode la delincuencia, te jode que sean extranjeros.

Actualización:

Este post se enfocó en descuartizamientos y no en crímenes brutales cometidos por una organización criminal. Pero si crees que eso tampoco teníamos hasta la llegada de extranjeros, pues googlea ‘sicariato’ y ‘La Libertad’. (Y si tienes tiempo busca y lee El origen de la Hidra de Charlie Becerra).

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange