noticias , politica Jueves, 1 agosto 2019

MEMOREX: 3 veces en las que el ppkausismo quiso ‘dialogar’ con el fujimorismo

Tres sucesos han ocurrido en el caso Mercedes Aráoz, la vicepresidenta que amenaza con quedarse en la presidencia si Vizcarra renuncia.

  • Doña Meche al fin se pronunció en un par de entrevistas en las que dijo que aún no sabe si renunciará en el caso de que Vizcarra también lo hiciera. «Vamos a ver el momento. (…) Todo depende de las circunstancias. «, declaró a El Comercio.
  • Tras las entrevistas, Vizcarra se reunió con Aráoz. Según La República, Aráoz le habría dicho: «Usted no me tiene confianza. (…) Seguiremos siendo amigos, pero ya no hay la confianza política de antes».
Imagen: No sabemos de dónde salió

Imagen: No sabemos de dónde salió, pero quien sea el autor/a, que nos escriba, please.

En ambas entrevistas, Aráoz se esfuerza por recalcar que la crisis política es consecuencia de los errores del Legislativo, pero también del Ejecutivo (*suena Nunca quedas mal con nadie*) e insiste en que se necesita «diálogo» para superar este agudo momento. No elecciones adelantadas, no cuestión de confianza, no cierre del Congreso, sino «diálogo»:

«Debemos sentarnos a conversar y encontrar un espacio para el diálogo, un proceso que nos lleve, inclusive, a que el presidente Vizcarra termine su mandato en el 2021, sería lo ideal».

¿Pero… a quién te recuerda esta fe ciega en el «diálogo»?

Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

Hubo un montón de veces en las que PPK intentó salvar su gobierno de las garras de la Mototaxi con la carta del ‘diálogo’. Aquí solo tres momentos:

1. RIP, Saavedra

Imagen: Gestión

Esto decía cuatro días antes de la censura de Saavedra. Imagen: Gestión

La gente no olvida al primer caído del gobierno ppkausa: el ministro de Educación, Jaime Saavedra. La Mototaxi nunca se detuvo hasta tener su cabeza sobre una bandeja de plata. El pretexto fue la compra sobrevalorada de computadoras en una oficina del Minedu, pero lo cierto es que los fujis nunca le quitaron la cruz por ser un ministro del gobierno de Humala. PPK no hizo nada para detenerlos entonces, solo decía creer «en el diálogo y no en la confrontación» y ya sabemos quién ganó.

2. En casa de Satanás

Cuatro días después de la censura, el 19 de diciembre del 2016, PPK demostró no haber entendido el mensaje de los fujis y se reunió con Keiko por primera vez desde las elecciones. Cipriani fue el intermediario y logró ponerlos a ambos de rodillas. El diálogo postcensura tampoco tuvo resultados, pues luego vinieron más interpelaciones a otros ministros.

El cuadro de Alberto fue un montaje, pero no dejó de ser profético.

El cuadro de Alberto fue un montaje, pero no dejó de ser profético.

3. Vizcarra lo vio todo

Imagen: El Comercio

Imagen: El Comercio

En la primera mitad del 2017, la Mototaxi continuó atropellando a los ministros de Transportes (Vizcarra) y del Interior (Carlos Basombrío) con sus interpelaciones. Tras estos hechos, Keiko pidió un chepi bola a PPK, quien aceptó y la recibió en Palacio de Gobierno en julio del 2017. Hablaron de política y la reconstrucción del norte. Un dato que quizá Meche ya olvidó es que en esa cita estuvo Vizcarra. Es decir, el actual presidente fue testigo presencial de esos diálogos infructuosos con Fuerza Popular.

¿Y adivinen qué?

Por entonces, exactamente en junio del 2017, Aráoz también pedía diálogo entre el keikismo y PPK para solucionar aquella crisis. «La invitaría a que conversemos, o sea, el insulto, el agravio, el ataque y la mentira no le sirve a nadie», declaró en Trome.

Pero ninguna de esas ramas de olivo evitaron los dos intentos de vacancia contra PPK, ni el final de este, quien hoy está sin presidencia y sin libertad. Es decir, Vizcarra ya sabe qué consejos no seguir. 

Secured By miniOrange