noticias , politica , sociedad Sábado, 27 julio 2019

La fuerza naranja se resiste a dejar la presidencia del Congreso por cuarto año consecutivo

Al fujimorismo le va mal cada vez que se hace del poder. Sino mira dónde están Alberto Fujimori y Keiko. A pesar de la maldición naranja, Fuerza Popular se resiste a dejar el mando del Congreso. Desde el 2016 vienen quedándose con la dirección del Legislativo:

Y ahora, Pedro Olaechea, un naranja ad honorem, quien tuvo el respaldo de Fuerza Popular y quien ha llevado a Karina Beteta a la primera vicepresidencia del Congreso.

Imagen: Captura Twitter

Imagen: Captura Twitter

La votación empezó con una mecha por el voto secreto. Resulta que Daniel Salaverry ordenó colocar unos biombos para resguardar el voto secreto de los congresistas. El hecho fue porque, según dijo, varios congresistas se lo habían pedido. Esta jugada ocurrió e porque se empezó a especular que al menos diez legisladores de Fuerza Popular votarían por la lista del actual presidente del Congreso.

Pero ni bien Salaverry bajó al llano y delegó la presidencia al keikista Segundo Tapia, este ordenó retirar las cámaras. Así se aseguraban de que todos los de Fuerza Popular  y los de Cambio 21 votaran por la lista que integran: la de Olaechea.

Varios congresistas pidieron una cuestión previa, pero Tapia se negó bajo el argumento de que no había nada en debate, sino que se trataba de una votación. Tras suspender la sesión por unos minutos, la votación empezó a las once de la mañana, votaron 126 congresistas y culminó con Olaechea como presidente del Congreso, quien obtuvo más de 64 votos.

Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

Pero que esta noticia no arruine tu chupeta de feriado largo, aún queda el mensaje presidencial de Vizcarra: siempre te puede sorprender con un anuncio por la desnaturalización de su reforma.

 

 

Secured By miniOrange