economía , libertades , noticias , politica , redes sociales , sociedad Lunes, 24 junio 2019

Celebrity Deathmatch: todo el mundo se estuvo peleando ayer por la reforma agraria

La mañana de ayer, como conmemoración del Día del Campesino, se armó una broncaza en Twitter con todas las posiciones sobre lo que significó la Reforma Agraria durante el gobierno del general Juan Velasco en nuestro país. Cuando decimos todas es  TODAS, incluso las más impensadas.

El chongo fue a raíz de este tuit de la congresista Marisa Glave:

Colocamos capturas para que incluso bloqueados puedan ver la bronca. Imagen: captura Twitter

Colocamos capturas para que incluso bloqueados puedan ver la bronca.
Imagen: captura Twitter

Que al toque fue respondido por Rosa María Palacios, cuya posición es en contra de la reforma.

Uuuuy, bronca bronca bronca. Imagen: captura Twitter

Uuuuy, bronca bronca bronca.
Imagen: captura Twitter

Pero la legisladora de izquierda no se quedó callada. Y respondió cuestionando la legitimidad de las tierras de los hacendados peruanos cuya propiedad las consiguieron sus antepasados durante la la época colonial:

oes. Imagen: captura Twitter

Obviamente, Marisa está 100% de acuerdo con la reforma.
Imagen: captura Twitter

Pero la conductora continuó defendiendo su posición y usando la misma lógica de la congresista, aseguró que su casa también podría ser expropiada entonces:

usu. Imagen: captura Twitter

Uhmmmm.
Imagen: captura Twitter

Pero la legisladora contestó que no se trata de 200 metros cuadrados sino de miles de hectáreas cuya posesión genera un beneficio económico solo para la familia que lo posee. 

Tiene sentido. Imagen: captura Twitter

Tiene sentido.
Imagen: captura Twitter

Criticar la reforma agraria solo por el hecho de haber significado el despojo de tierras que estaban en manos de una minoría blanca siempre traerá detrás una retahíla de posiciones a favor de esta medida. Sobre todo si consideramos las condiciones laborales de los campesinos.

S Imagen: captura Twitter

Un tuit no puede reducir lo extensa que es una discusión sobre reforma agraria
Imagen: captura Twitter

Pero la reforma implica una mirada desde varios puntos de vista.

  • La hizo un gobierno militar con poco conocimiento de cómo funciona el campo.
  • Algunos dueños de tierras negociaron con los campesinos.
  • Otras comunidades, como Ondores en Junín, perdieron su derecho de posesión de tierras y hasta ahora siguen luchando por ellas.

  • Pero la historia ha demostrado que también hay puntos a favor de esta medida. Y lo pone muy clarito el resentidazo Carlos León Moya en un post de hace tres años:

Este tuit del historiador José Ragas sostiene la posición de León Moya. Los campesinos no trabajaban la tierra en las mejores condiciones y había algo muy parecido a la esclavitud.

De hecho si hablamos de esclavitud, en pleno siglo XXI y en la transitada avenida Argentina dos jóvenes murieron en las galerías que se incendiaron en el 2017. No pudieron escapar porque trabajaban encerrados.

Jamás olvidarlo. Imagen: Andina

Jamás olvidarlo.
Imagen: Andina

Y volviendo al tema de Velasco y la reforma agraria, en estas tres videocolumnas del año pasado, Marco Sifuentes explicó el contexto latinoamericano e interno en el que se dio el golpe de Estado y posteriormente la reforma agraria. Esta última era necesaria pues el “Perú era uno de los últimos países en América Latina sin reforma agraria”. Era una necesidad real.

“Había una desigualdad no gigantesca, no abismal, no monstruosa. Una desigualdad inconcebible en términos modernos”.

Incluso Estados Unidos era uno de los promotores de la reforma agraria en América Latina. Sin ella, nuestra región se convertía en un caldo de cultivo a favor de la revolución cubana que había tenido éxito en 1959 (el fantasma del comunismo, claro).

Los resultados de la reforma fueron económicamente un desastre, pues “fue una igualdad impuesta, no consensuada, sino impuesta”. Según lo que explica aquí Marco es básicamente por la forma de proceder todos los regímenes autoritarios.

Con el tiempo, la discusión sobre la reforma agraria se ha polarizado entre aquellos que defienden a ciegas la medida de Velasco y los defensores de los hacendados. Lo único que ambos bandos tienen (o deberían tener) en común es que se trató de una reforma impostergable. Podemos discutir de la forma, en ese sentido, pero jamás del fondo. Vamos, no creo que exista persona cuerda que a estas alturas quiera regresar a ese sistema semi feudal, el último vestigio de la colonia después de la discriminación. Aunque, en el Perú, todo puede pasar.

Secured By miniOrange