corrupción , denuncia , noticias , politica Lunes, 3 junio 2019

Nuevamente huevo duro Altuve figura en todo el chongo de las empresas coimeras de Lava Jato

Fernán Altuve está nuevamente en…

-Espera, ¿quién?

Altuve pues, el exregidor municipal.

-¿Mmmmm?

Altuve, el exabogado de Odebrecht que en pleno caso Lava Jato negaba que esa empresa sea coimera.

El que está detrás del cerrajero Barata

El que está detrás del cerrajero Barata.

-Ya, mmmmmm, me suena

El excandidato a la alcaldía de Lima que lanzó su postulación con un huevo bailando rás tás tás (no es broma).

Este pe.

Este pe.

-Aaah ya, huevo duro, ahora sí

Bueno, resulta que Altuve-Febres nuevamente es actor de reparto (es un decir) en toda esta serie policíaca en que se ha convertido el caso Lava Jato en el Perú.

¿Ahora qué hizo?

Vayamos paso a paso.

El tamaño sí importa

Ayer, un reportaje de Daniel Yovera para Cuarto Poder, destapó todo el chongo que hay con la longitud del túnel que OAS construyó debajo del Río Rímac como parte de la Línea Amarilla. Es el pedazo más costoso y por eso es tan importante su medida y su valor en millones de soles:

  • La propuesta de OAS en el 2009 indicaba que iba a construir mil 600 metros de túnel.
  • Luego, un ingeniero electricista presentó un informe técnico diciendo que el túnel iba a medir mil 913 metros.
  • En el contrato de concesión, la Municipalidad de Lima coloca que el túnel medía “aproximadamente dos kilómetros”. 
  • La diferencia en tamaño se expresa en diferencia de dinero: con esa longitud de túnel (aprox. 2 km) el precio de la obra se elevaba en más de 110 millones de dólares.
  • Cuarto Poder midió el túnel ya construido y es de 1.6 kilómetros.

Ahora, el costo total de una obra influye directamente en el precio y el tiempo en el que la empresa privada cobrará los peajes, por eso, la concesionaria deberá responder:

  • Sobre qué medida del túnel se realizaron las proyecciones para el cobro de peajes.

¿Y Altuve?

Ahorita llega.

Huevo duro al rescate

Altuve está muy feliz aunque no parezca al lado del exregidor de la MML, Jorge Villena. Imagen: malas personas

Altuve está muy feliz aunque no parezca al lado del exregidor de la MML, Jorge Villena y de alguien que está en medio, ¿lo reconocen? 
Imagen: malas personas

En el 2016, cuando el caso Lava Jato en Brasil ya tenía un montón de presos, entre ellos Leo Pinheiro, exgerente de OAS, la empresa decidió vender sus acciones en la Línea Amarilla. Estaba más ahogada que galán de Titanic y tenía que pagar a sus acreedores.

Pero para que OAS pueda vender sus acciones necesitaba tener autorización de la Municipalidad de Lima, para esa fecha ya administrada por la gestión de Luchito Castañeda.

¿Qué hizo Lucho? Encargó la evaluación legal de la venta al estudio Ontier Ugarte del Pino, cuyo socio mayor y presidente es cha cha cha chánnn: Fernán Altuve-Febres Lores. Por supuesto, el bufete de abogados opinó de manera favorable a la venta.

Cuando Cuarto Poder llamó a huevo duro a ver si explicaba las razones para estar de acuerdo, el examigo de Barata hizo la de Pilatos:

  • Dijo que si bien suscribió y envió el documento, no lo elaboró él sino la abogada Yesenia Paredes Ángeles, socia de su estudio.
  • Consultada, Paredes afirmó que el informe no emitía pronunciamiento sobre conveniencia política o económica y que esa era decisión del gobierno de turno.
  • Además, dijo que en agosto del 2016, tres días antes de que le encarguen al estudio la evaluación, OAS ya no tenía ninguna acción ni beneficio alguno ante posible transferencia.

Sin embargo, si bien para esa fecha la Línea Amarilla estaba a nombre de Invepar, se trata de un fondo de inversiones brasileño cuyo accionista es hasta ahorita 2019… sí, OAS, la matriz en Brasil.

  • O sea, OAS traspasa sus acciones a OAS para poder venderlas y beneficiar a OAS pero en el estudio de Altuve no lo sabían.

Después de estas revelaciones quedan dos caminos para la Línea Amarilla, sincerar sus ganancias y bajarle los años en que cobrará peajes o expropiarla como Velasco lo cual sería hermoso okno. Mientras eso se soluciona, los dejamos con esta foto de antología de Altuve en una de las clásicas feijoadas que se celebraban en la embajada de Brasil en Perú cuando Odebrecht reinaba y OAS también.

Altuve y la periodista Diana Seminario. Imagen: Ellos y Ellas

Altuve y su amiga Diana Seminario ataviados en distintivos verdeamarillos, cuando todo era secreto felicidad.
Imagen: Ellos y Ellas

 

Secured By miniOrange