corrupción , noticias , politica Lunes, 3 junio 2019

Alguien acusó a Keiko de querer controlar la ONPE tras perder su segunda elección presidencial

¿Recuerdan cuando Keiko Fujimori “aceptó” su derrota hace casi tres años?

Laura Sad. Foto: Mariana Bazo/Reuters

Laura Sad. Foto: Mariana Bazo/Reuters

Era 10 de junio de 2016 cuando —rodeada de sus entonces 73 congresistas, hermano incluido— Keiko dijo que aceptaba los resultados “por respeto al pueblo peruano“, pero también declaraba que:

Los resultados emitidos por la ONPE son confusos.

Todos sabíamos que aceptar su segunda derrota consecutiva en una segunda vuelta iba a ser difícil. A los 100 días del gobierno de PPK terminó insultando a las personas que padecen de depresión tras sentir la necesidad de aclarar que ella no se sentía “una perdedora”. El anuncio era claro: las elecciones habían pasado pero la guerra recién empezaba. 

Lo que no sabíamos es todo lo que Keiko tuvo que hacer para cerrar esta etapa de su vida. El testimonio de un nuevo aspirante a colaborador eficaz —presentado por Anuska Buenaluque en este brutal reportaje para Cuarto Poder— básicamente nos revela que el fujimorismo es un mono con una metralleta al que por alguna absurda razón le dimos nuevamente poder.

El método Keiko para superarlo todo

¿Cómo hizo Keiko para lidiar con su derrota? Pues ella y su cúpula se obsesionaron con la idea —cuenta el aspirante a colaborador eficaz— de que la ONPE les había arrebatado las elecciones y al que miraban mientras se relamían alucinando cómo destriparlo era al jefe de este organismo, Mariano Cucho.

Acá viene lo más alucinante de la historia: la venganza de Keiko fue planificar “el acercamiento y el copamiento” del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM, el de los audios pues), órgano encargado de —entre otras funciones— elegir a la cabeza de la ONPE. ¿Y su “primer objetivo” cuál fue? Evitar que Cucho fuera ratificado y controlar a su remplazo.

  • En este post te contamos sobre el ingreso a la ONPE de Ernesto Obregón quien —según reveló Caretas— fue llevado a dicho organismo por José Luis Cavassa, el man implicado en el caso de las firmas falsas de Perú 2000. ¿Koincidencia? ¡No lo kreo!
Cualquier parecido con la realidad es bastante intencional, de hecho. Composición: Utero.pe

Cualquier parecido con la realidad es bastante intencional, de hecho. Composición: Utero.pe

Los kongresistas elegidos para empezar a tender lazos entre los entonces consejeros del CNM —Guido Aguila, Julio Gutiérrez e Iván Noguera— fueron estos tres, señala el testimonio:

  • Héctor Becerril
  • Miky Torres y
  • Karina Beteta 

Precisa también que ambas cúpulas (la fujimorista y la del CNM) se terminaron llevando tan bien que Iván Noguera se refería a sí mismo como “el congresista número 74”.

Pero eso no es lo más grave

El nuevo testimonio señala que no solo la cúpula fujimorista llegó a reunirse con Águila, Gutiérrez y Noguera, Keiko Fujimori también habría participado de esas reuniones. 

Por cierto, el informe de Cuarto Poder incluye una lista —amplia pero solo un primer avance— de congresistas (fujiapristas) que han tenido distintos niveles de contacto telefónico con personajes ahora investigados (desde la gente del CNM hasta César Hinostroza):

  • Mauricio Mulder.
  • Javier Velásquez Quesquén.
  • Luciana León.
  • Elías Rodríguez.
  • Héctor Becerril.
  • Karina Beteta.
  • Javier Villavicencio.
  • Victor Albrecht.
  • Daniel Salaverry.
  • Úrsula Letona (por sms).

Quien lleva adelante el caso es la fiscal Sandra Castro, quien investiga a Los Cuellos Blancos en el Callao y que declaró esto al respecto en Panorama:

El apoyo de mayoría de parlamentarios a una organización como la del CNM, que tenían gran poder, era ¿con qué finalidad? Para llegar a solucionar sus temas ilícitos y obtener beneficios a favor de ellos, de ese círculo.

Esa es la hipótesis y todos los indicios parecen apuntar hacia su confirmación.

Es hora de unir los puntos

Si bien el nuevo testimonio aún debe ser valorado y contrastado en el fuero legal, este acercamiento hace más comprensible la serie de blindajes que han ocurrido en los espacios donde el el fujiaprismo mantiene el control a través de su presencia mayoritaria.

No solo protegieron a Chávarry, también hicieron lo propio en su momento con la gente del CNM quienes resultaron escudados de toda acusación de organización criminal. Esta acción —aunado a la argumentación del Ministerio Público— terminó favoreciendo a César Hinostroza en el proceso de extradición.

Todavía están a tiempo de regalarle esta edición. Intervención en Paint: Utero.pe

Todavía están a tiempo de regalarle esta edición. Intervención en Paint: Útero.Pe

Pensar que nos podíamos haber evitado todo esto si alguien le hubiera regalado un libro de autoayuda a Keiko.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange