educación , noticias , politica Jueves, 30 mayo 2019

Estas son las rochosas razones por las que la Sunedu acaba de cerrar la Universidad Telesup de Pepe Luna

Esta madrugada, en El Peruano, nos dimos de cara con la noticia hasta ahora más importante sobre el avance de la reforma de la educación superior que empezó en el 2015 con la creación de la Sunedu, la entidad más odiada por el fujiaprismo 

La caída de un gigante

Después de un historial de cierre de extrañas y minúsculas universidades vinculadas al Apra, a Acuña y otras especies, la Sunedu le negó la licencia de funcionamiento y procedió al cierre de la Universidad Telesup luego de un informe técnico que más parece un certificado de defunción.

Las universidades son un servicio no tu vehículo para hacer culto de tu personalidad. Intervención: Útero.Pe

Las universidades son un servicio no un vehículo para hacerle culto a sus dueños.
Intervención: Útero.Pe

Antes de empezar el raje, debemos recordar que la universidad del excongresista y exfinancista de Luis Castañeda, José Luna Gálvez, tiene más de 20 mil estudiantes.

  • En el 2018 dejó de dictar 18 carreras que tenían más de 5700 estudiantes.

Ahora sí:

RIP Telesup

Entre las razones que llevaron a la Sunedu al cierre de la universidad que le llena los bolsillos al excongresista y exfinancista de Castañeda, Pepe Luna Gálvez, figura lo siguiente:

Modalidades express

  • No tiene una propuesta sólida que justifique sus modalidades de estudio presencial y semi presencial que ofrece en sus 42 programas. El 46% de sus alumnos estudian de manera “semi presencial”.

Un peligro público

  • No ha podido acreditar cumplir con los estándares mínimos de seguridad en sus instalaciones. En su local La Victoria, que alberga a siete mil estudiantes, la infraestructura no está debidamente preparada para ofrecer servicios educativos. Además, sus protocolos no han identificado los riesgos asociados a los procesos especializados en laboratorios y talleres.
  • Los locales donde se enseña la carrera de medicina (Chosica, Ancón y San Juan de Lurigancho) no cuentan con un sistema adecuado de gestión de residuos sólidos y líquidos peligrosos. Esto no solo es peligroso para los estudiantes sino que es un tema de salud pública, según explica la Sunedu.
Este es Luna con su polo amarillo y su logo de la Telesup haciendo "labor social" en señal abierta. Imagen: Panamericana TV

Este es Luna con su polo amarillo distintivo de Solidaridad Nacional y su logo de la Telesup haciendo “labor social” en señal abierta. Qué bueno que es.
Imagen: Panamericana TV

Una universidad que no investiga

  • Se detectaron inconsistencias entre los proyectos declarados entre el 2017 y el 2019 y las líneas de investigación que se supone impulsa la universidad.
  • Además, han reducido el presupuesto para investigaciones y la cantidad de profesores dedicados a estas.
  • Hay indicios de copypasteo en nueve proyectos de investigación pero Telesup no ha hecho nada al respecto a pesar de que cuenta con un comité de ética. O sea, cero respeto a la integridad académica.

Estudiantes en abandono

  • Durante todo el 2019 no se evidenció que los estudiantes puedan acceder a un servicio de salud en los locales de Lince y San Isidro.
  • Tampoco hay información sobre el uso y fines de más de 5 mil becas.
  • Mucho menos tienen una forma adecuada para ver si sus estudiantes están encontrando trabajo. De los 95 convenios para prácticas profesiones, solo un alumno de 4692 se benefició de esas gestiones.

Pero por supuesto, hay más

Lo que viene a continuación no está dentro de las razones de la Sunedu para cerrar la Telesup, pero los sospechas sobre Pepe Luna y cómo hacía uso y abuso de su universidad tienen buen tiempo en nuestra retina.

No solo eso, Luna también era candidato a la vicepresidencia de la República con la triste candidatura de Nano Guerra. En ese entonces publicaba en periódicos sus ofertas de estudios, siempre vinculando su figura pública y política a la universidad que dirige. Haciendo uso de un servicio para favorecer su imagen.

"Benefactor". Imagen: Útero.Pe

“Benefactor”.
Imagen: Útero.Pe

Por esa gracia, lo acusaron de usar el dinero de los jóvenes estudiantes que debía servir para mejorar la calidad educativa de la Telesup, en proselitismo político en favor de su dueño, Pepe Luna.

Y hace poquito nomás, gracias a los CNMaudios, conocimos cómo uno de los exmagistrados del desaparecido CNM, Iván Noguera, le pedía al hermanito Walter Ríos que la Corte Superior del Callao firme convenios ficticios con la Telesup, donde su esposa es decana de Derecho.

En fin, la universidad ya tiene publicado un comunicado colgado en su web donde anuncia que apelará a la decisión de la Sunedu. Sin embargo, mientras eso sucede:

  • No puede admitir más estudiantes, o sea, se cancelan los exámenes de admisión.
  • Y debe iniciar un proceso de cierre que tiene un plazo de dos años como máximo.
  • Al mismo tiempo deberá facilitar a sus estudiantes alternativas de traslado a otras casas de estudio.
  • Los que estén por culminar sus estudios en los próximos dos años, tienen la opción de quedarse.

Atrás quedaron todos esos vivazos que anteponían su figura pública a la calidad educativa. Gracias a la Ley Universitaria por fin la educación superior está siendo vista como un servicio social y no como un vehículo para obtener poder político.

Secured By miniOrange