corrupción , denuncia , noticias , politica Lunes, 27 mayo 2019

Estos son los regidores municipales que limpiaron a Luchito y a OAS en el 2016

La nueva temporada de Justicia TV tiene como protagonista a Luis Castañeda. Hace unos días, Christopher Acosta reveló que, en su declaración ante fiscales peruanos, el exgerente de OAS, Leo Pinheiro, echó al exalcalde con, por lo menos, 100 mil dólares entregados para su campaña del 2014.

Los buenos tratos entre OAS y Castañeda datan desde hace poco más de 10 años, cuando los brasileños declararon su interés en construir una gran vía en la ciudad a cambio de cobrar peajes (Línea Amarilla). En todo este tiempo hubo más sospechas que certezas, pero con el destape de los 100 mil dólares todo empieza a encajar y la participación de otras personas, entre apristas y solidarios, en momentos clave, también. Pero, como diría Jack el destripador, mejor vayamos por partes.

La suerte de OAS

Caras vemos, bolsillos no sabemos. Foto: La República

Caras vemos, bolsillos no sabemos.
Foto: La República

En noviembre del año 2009, el gobierno municipal de Luis Castañeda Lossio le dio a OAS la concesión por 30 años de la carretera más provechosa entregada desde un municipio, con el paquete más envidiable de peajes.

Un reportaje de Daniel Yovera para Cuarto Poder nos recordó varios puntos:

  • Entre el 14 de diciembre del 2014 y el 2018, al final de  la gestión Castañeda, el peaje de la Línea Amarilla pasó de costar 3.5 soles a 5.7 soles.
  • En el 2015, la justicia brasileña condenó a Leo Pinheiro a 16 años de cárcel. Su empresa, OAS, estaba con problemas financieros. Con la venia de la municipalidad de Lima, ya comandada por los solidarios, logró vender la participación de OAS en Lamsac (Línea Amarilla) a 5 mil 500 millones de soles a la firma francesa Vinci. La MML debía dar su visto bueno, según el contrato, para esta enorme transacción. Y la dio.

Pero como el diablo siempre está en los detalles, para la aprobación del contrato con OAS en el 2009, existió una cadena de acciones que hicieron que este se convierta en el negocio millonario que ahora es.

Las sospechas de irregularidades

Daniel Yovera conversó con el arquitecto Miguel Guerrero Orbegozo, quien en el 2009 denunció a Castañeda y a sus funcionarios por irregularidades en el contrato con OAS. También había denunciado a Toledo y a PPK por sobrecostos en la construcción de la carretera Interoceánica. Ambas demandas fueron enviadas al archivo. Pero el tiempo le está dando la razón.

Algunas razones de la acusación contra el exalcalde fueron tomadas por el Órgano de Control Interno de la MML en el 2012, entre estas figuran:

1. No se sabe cuánto mide la carretera

  • El ofrecimiento de OAS en su declaración de intereses a la MML fue construir una vía de 13 kilómetros.
  • Sin embargo, la suma de todos los tramos construidos y por construir según la propia empresa es de 7.54 km.

2. Poca información para la firma del contrato

  • Para la evaluación técnica del proyecto se contrató no a un ingeniero civil sino al ingeniero mecánico electricista Aldo Solimano. 
  • El 11 de junio, su evaluación indicaba que el costo de la obra era de 351.5 millones de dólares. Un día después, modificó la suma. La diferencia era de 110.5 millones de dólares, ahora costaba US$ 462.9, también se incrementó la utilidad de la empresa.

La oficina de control interno citó al ingeniero Solimano en el 2012 para que explique las razones de su cambio. Según lo que reporta Yovera, el ingeniero declaró que “no recibió información complementaria de parte de la Municipalidad de Lima o de OAS pese a que lo solicitó para su evaluación. Tuvo limitaciones apreciables y complejas (para realizar su informe). Sin información suficiente”.

La conclusión de control interno fue que la obra presentaba una ingeniería demasiado básica para su trascendencia.

3. Proyección de ganancias por debajo de lo real

Por último, el cálculo de las proyecciones de sus ganancias, de la cual dependía la fijación de las tarifas, estuvo por debajo de cifras reales.

  • Previó que en el 2025 ganarían 109.5 millones de dólares. Sin embargo, ese monto se logró en el 2018, siete años antes.
  • Si se compara esa proyección con los ingresos de EMAPE, la empresa municipal de peajes, se puede concluir que en OAS eran pesimistas… o se hacían.
¿Era OAS pesimista ? Imagen: Cuarto Poder

Si proyectas cifras bajas justificas más años cobrando y tu ganancia se dispara. Nada es casualidad.
Imagen: Cuarto Poder

A pesar de toda esta información, en el 2016 una comisión investigadora de la concesión otorgada a OAS para la construcción de la Línea Amarilla dijo que todo estaba muy bien. Lo curioso es que casi todos los integrantes de ese grupo o eran regidores por Castañeda o apristas.

Los Bartra de la MML

Los integrantes de la comisión municipal que básicamente hizo lo mismo que la comisión Lava Jato de Rosa Bartra (o sea, nada) estuvo conformada por los siguientes personajes:

Martín D’Azevedo

  • Fue presidente de dicho grupo.
  • Entró como regidor en el 2014 con el partido de Castañeda, o sea, debía investigar a su jefe.
  • Aparece como aportante de Solidaridad Nacional para la municipal del 2014.
  • Es de los que cree que la muerte de Alan debe servir para que los fiscales dejen de investigar.
Aia. Imagen: captura Twitter

Aia.
Imagen: captura Twitter

Guillermo Valdivieso

  • Está inscrito como militante en Solidaridad Nacional.

Evelin Orcón

  • Es militante aprista.
  • Fue candidata dos veces al Congreso con su partido. No alcanzó curul.

Alfredo Saavedra

  • Otro aprista.

Rafael Yamashiro

  • Es del PPC pero parece fujimorista.
Qué fácil es identificar mortífagos con todo esto de Lava Jato, ¿no? Imagen: captura Twitter

Qué fácil es identificar mortífagos con todo esto de Lava Jato, ¿no?
Imagen: captura Twitter

Y también retuitea a extraños personajes como ese humano llamado Pastor Linares.

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Bueno, toda esta gente, a pesar de las observaciones a la concesión de OAS, dijo que:

  • “Se evidencia que la Gerencia de Promoción de la Inversión Privada en el 2009 cumplió con el procedimiento exigibles a esa fecha, con opiniones técnicas de la Municipalidad de Lima y externos (o sea la del ingeniero que ya dijo que no le entregaron información suficiente para su informe)”.
  • Y que, porsiaca, el alcalde Luchito no participó en las votaciones sobre declaración de interés y adjudicación.

Entonces, rebobinando:

  • Desde el 2009 hay indicios de irregularidades en la concesión. Nadie sabe cuánto tiene de extensión la carretera, se usó una inexacta proyección de ganancias, hubo un sospechoso cambio de cifra de costo de la obra que no pudo profundizarse por la poca información de la MML y OAS.
  • A pesar de todo esto, los concejeros apristas, solidarios y el pepecista naranja aseguraron que todo estaba bien. Algo parecido a lo que hicieron sus copartidarios en el Congreso con el caso Lava Jato cuando limpiaron a Alan y a Keiko.

Y eso que aún falta saber si hubo plata de por medio para ganar la concesión en el 2009, si bajaron billete para la campaña de Lucho en el 2011 y si se soltó coima por el bypass de 28. Esto, muy a pesar de los socios apristas y solidarios, recién empieza.

Secured By miniOrange