noticias , politica Lunes, 27 mayo 2019

Así empezó la guerra entre Daniel Salaverry y sus examigos de Fuerza Popular

Esta es la bomba

Cuando era presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta gestionó el nombramiento de 70 personas por un plazo indeterminado. El destape es de Christopher Acosta para Punto Final (Latina) y complementa la información que recibimos en febrero:

La historia dice así…

Se viene el huaico. Intervención: Utero.pe

Se viene el huaico. Intervención: Útero.Pe

¿Recuerdas la desratización masiva que hubo en el Congreso hace unos meses? ¿No? Pero si te lo contamos en este post. Ok, vamos a hacer un resumen de eso:

  • En febrero de este año, Daniel Salaverry le metió Limonada Markos al organigrama del Congreso y destapó el caño al no renovarle contrato a 130 personas.
  • De esos, al menos 100 eran militantes de Fuerza Popular que ocupaban puestos clave gracias a Luz Salgado y Luis Galarreta (antecesores de Salaverry).
  • 26 de las personas que no renovaron contrato eran aportantes y/o socios de Fuerza Popular, también pusieron dirigentes en jefaturas claves y encima el congresista Segundo Tapia contrató a sus sobrinos.

Por cierto, este desatoro también fue un duro golpe para los fujitrolls que, según parece, se quedaron sin computadoras, sin wi-fi y sin oficinas para seguir jodiendo.

Y ahora sabemos más

Un día antes de dejar el cargo, Galarreta firmó un acuerdo de Mesa Directiva —en ese entonces integrada por Mario Mantilla (Fuerza Popular), Mauricio Mulder (Apra) y Richard Acuña (APP)— para establecer que sería esta la que se encargaría del nombramiento de los funcionarios del más alto nivel (además del nombramiento y contrato de profesionales). En pocas palabras, contratar a dedo.

La sospecha es mayor cuando se observa la lista de personas que iban a ser beneficiadas. Es bastante curiosa: figuran excandidatos, militantes y personajes no solo cercanos al fujimorismo sino también al aprismo. Aquí algunos nombres (la lista completa la puedes leer en La República):

  • Marco Antonio Urbina Ramos (militante de Fuerza Popular y cercano a Galarreta),
  • Héctor Pantigoso Martínez (también cercano a Galarreta),
  • José Cevasco (el Kreacher Oficial Mayor del Congreso durante las gestiones de Luz Salgado y Galarreta),
  • María Pérez Villasante (candidata al Congreso en el 2006 por Alianza para el Futuro),
  • Carmen Guevara Badillo (candidata de Fuerza 2011 al Parlamento Andino),
  • Cecilia Villasante Oshiro (candidata al Congreso por Fuerza Popular),
  • Yrma Paucará Paxi (hermana de Carmela, la secretaria de Keiko),
  • Luis Alberto Grados Trinidad (asesor de Luz Salgado),
  • Anita Peñaloza Villanueva (asesora de Mario Mantilla),
  • Nelly Cavero (coordinadora de prensa de la bancada aprista) y
  • Miguel Guevara Trelles (excongresista aprista)

Resaltan en la lista los TTT del Congreso: Ricardo Vásquez Kunde (asignado al Fondo Editorial) y sus amigos, los teleñecos Mario Bryce y Álvaro Maguiña.

Pero les pincharon el globo

Todo se fue al cuerno para los planes fujiapristas cuando Salaverry presidió la Mesa Directiva. A través de otro acuerdo (6 de agosto de 2018)  dejó en suspensión los nombramientos. Esta habría sido el inicio del distanciamiento público entre el trujillano con pasado aprista y el partido de Keiko Fujimori. Además, luego vino la desratización que mencionamos más arriba.

Por supuesto, el fujimorismo respondería. Hace unos días atrás, Salaverry anunció su plan de virar a la meritocracia anunciando un concurso para la contratación de 209 personas:

Se hace el bueno. Foto: Captutra/Twitter

Se hace el bueno. Foto: Captutra/Twitter

Pero le jalaron la alfombra. Leyla Chihuán y Segundo Tapia (que integran también la Mesa Directiva del Congreso) decidieron retirar su firma de este acuerdo. Esto hizo que el concurso “se caiga“.

¿Y qué aprendimos de todo esto?

Bueno, la Presidencia del Congreso soltó un dato curioso: solo el 1% de empleados en el Parlamento accedió a través de un concurso público. Además, ya es práctica común que cada Mesa Directiva haga nombramientos con favoritismos políticos de por medio.

Entonces, con ese historial, ¿quizás sería bueno ver cuánta gente hay adentro y cuánta de esa gente realmente es necesaria? (Empezando por los congresistas).

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange