corrupción , noticias , politica , sociedad Miércoles, 24 abril 2019

MEMOREX: recuerda al fiscal filoaprista que archivó la investigación por enriquecimiento ilícito a Alan

El exsecretario de Alan, Luis Nava, recibió coimas de Odebrecht. Nava, junto a Atala, eran “los Maiman de Alan”. O sea, los intermediarios. Todo esto según la última declaración de Jorge Barata. Las cuentas del “mártir” aprista nunca estuvieron claras. Siempre estuvo protegido. Hubo quienes ayudaron (directa o indirectamente) a que eso ocurriera.

Él, por ejemp

El exfiscal de la Nación, José Peláez Bardales, por ejemplo, fue uno de los que le dio mucha paz a García. Imagen: Andina

1. Todo empezó con una jatazo

Un año y medio después de que Alan dejó la presidencia en el 2011, se supo que había comprado una casa de 400 metros cuadrados en Miraflores. ¿El precio?

830 mil dólares.

García ya había pagado 500 mil y los otros 300 mil serían pagados a crédito. Fue tal el escándalo, que García apareció en los medios para explicar cómo es que tenía ese dinero que tú solo puedes ver cuando juegas Monopolio:

“Quisiera explicarles que en los 18 meses que no soy presidente tengo ingresos por tres millones 352 mil soles, como producto de las conferencias que he dictado y para las que he sido contratado en todo el mundo”.

Meses después (cuando ya había una investigación fiscal en curso), el exmandatario traspasó la casa a su hijo menor, Federico Danton, el Tommen Baratheon del Apra. Ya quisieras tener un papá así.

2. Luego lo limpiaron

La casa se descubrió en enero del 2013. Días después, la Fiscalía abrió una investigación por enriquecimiento ilícito contra el exmandatario. Quien estaba a cargo del Ministerio Público entonces era José Peláez Bardales.

Cómo no podían saber que algo iba mal con esa cara de Voldemort, ¿ah? Imagen: Perú21

Cómo no podían saber que algo iba mal con esa cara de Voldemort, ¿ah? Imagen: Perú21

La Fiscalía levantó el secreto bancario y la reserva tributaria del líder del APRA, tanto en Perú como en Francia. Tras analizar durante once meses el caso de García (incluso sus conferencias, entre las que se encontraba la que luego descubriríamos que fue pagada por Odebrecht), Peláez Bardales llegó a la conclusión de que:

“No existe desbalance patrimonial entre los ingresos y egresos del expresidente de la república”.

Intervención: Útero.Pe

Peláez le dio una gran arma a Alan para defenderse política y judicialmente: el archivamiento. Intervención: Útero.Pe

El fiscal afirmó que los ingresos de Alan sobrepasaron sus egresos, así que mandó la investigación al archivo. El exgobernante celebró el salvavidas lanzado con palabras muy parecidas al “otros se venden, yo no”: “Entregué mi vida al Perú, con aciertos y errores, pero sin ningún interés material. ¡Entiéndanlo de una vez por todas!”.

3. Y al final entenderíamos más o menos por qué

Para descartar el desbalance patrimonial de García, la Fiscalía también se valió de dos peritos. Luego se descubriría que uno de ellos (Julio César Mori Donayre) había sido militante aprista. La estrella se iba cerrando.

El perito no era el único vínculo de Peláez con el Apra. Resulta que el fiscal provenía de una familia aprista. Tres de sus hermanos habían militado en el partido de la estrella y el excongresista Sergio Tejada cerró el círculo con el dato de que tres hermanos del fiscal visitaban Palacio de Gobierno durante el segundo gobierno alanista.

Imagen: El Comercio

Imagen: El Comercio

Luego también se difundió una foto del propio Peláez Bardales al lado de Haya de la Torre en 1979. Según el salvador de Alan (Peláez, no Haya), la foto fue circunstancial. “Es que mi papá me dijo: ‘Vamos a visitar a Haya de la Torre'”, explicó el magistrado que tenía 33 años cuando se tomó la foto pero que seguía obedeciendo al papá. En este video de RPP, el exfiscal de la Nación explica la imagen y es gracioso ver cómo se pone más nervioso que friki en estreno de Avengers Endgame.

No fue la única vez que Peláez Bardales archivó una investigación por desbalance patrimonial a un personaje cuestionado. También lo hizo (por el mismo presunto delito) con la pesquisa del hermanito César Hinostroza. La causa fue la misma que en el caso de Alan: no encontraron pruebas.

Los tiempos oscuros ya acabaron. Ahora la Fiscalía ha descubierto que los mejores amigos de García recibieron la coimaza de Odebrecht. ¡Cuánto daría el fujiaprismo por volver a los Peláez Bardales en lugar de los Domingos Pérez!

Secured By miniOrange