corrupción , libertades , noticias , politica , sociedad Lunes, 25 marzo 2019

Ahora todo el caso Lava Jato está en manos de este personaje que preocupa a Gorriti

El cierre de la firma del acuerdo entre Odebrecht, la Fiscalía y la Procuraduría Ad Hoc se hace esperar más que la temporada final de Game of Thrones. Lo que alcance este documento también será épico, pero aún hay un juego de tronos que se debe lidiar.

1. El acuerdo

A pesar de lo que pregonan quienes se quieren bajar el acuerdo (Vilcatoma, cof, cof), el documento en su totalidad está más resguardado que castidad de fan de Laje. Lo que se conoce solo es un “acta de acuerdo preparatorio de colaboración y beneficios” que marca solo las bases y no es definitivo. Ni siquiera el ministro de Justicia lo conoce.

Odebrecht pagará S/610 millones de reparación civil más S/150 millones de intereses y entregará las pruebas que hundan a los coimeados a cambio de no procesar a las cabezas de Odebrecht y de que la empresa no sea expulsada del país.

El acuerdo se firmó el 15 de febrero, pero aún debe ser oleado y sacramentado por el Poder Judicial (PJ). Recién hoy la Fiscalía lo entregará al PJ. ¿Por qué demoraron tanto? En Hildebrandt en sus trece dieron una explicación:

“Los fiscales atribuyen la demora a la falta de personal necesario para ocuparse con prontitud de la foliación del convenio, que tiene 1056 páginas más anexos. (…) En el Ministerio Público argumentan que, en el camino, el fiscal Pérez y parte del equipo Especial tuvieron que abocarse a diligencias urgentes en Lima y en el interior del país (…) Allí se perdieron varios días”. 

Intervención: Útero.Pe. Imagen original: Caretas

Intervención: Útero.Pe. Imagen original: Caretas

2. ¿Quién lo verá?

Cuando el acuerdo llegue al Poder Judicial, se supone que será visto por la jueza María Álvarez Camacho, titular del Primer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria del Sistema Nacional Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

Imagen: Poder Judicial

Ella. Imagen: Poder Judicial

Sin embargo, el presidente del PJ, José Luis Lecaros, señaló inicialmente que, como el acuerdo contiene (por ahora) pruebas sobre cuatro actos de megacorrupción (la línea 1 del metro de Lima, la Interoceánica Sur, la Vía de Evitamiento del Cusco y la Costa Verde del Callao), serán cuatro los jueces los que ratificarán el acuerdo. 

3. Ojo con Lecaros

No hay un plazo para que se ratifique el acuerdo. De ser rechazado, la Fiscalía puede presentar una apelación. Sin embargo, hay mucha incertidumbre en el Poder Judicial porque su presidente, José Luis Lecaros, es más ambiguo que Julio Guzmán en campaña. Repasemos algunos de los puntos que dejan un sinsabor sobre él.

  • La amixer Cruz Silva recuerda: “Tras Lecaros están los votos de supremos comprometidos con los CNMaudios, ganó el cargo por primera vez en la historia sin la mayoría de los votos (le ganó el blanco/viciado)”.
Cuando no sabes si Lecaros es #TeamGorriti o #TeamChavarry

Cuando no sabes si Lecaros es #TeamGorriti o #TeamChavarry

Quien está igual de preocupado con Lecaros es Gorriti. En su última entrevista en LaMula.Pe dijo que “no es ningún tonto y debe saber lo que está en juego para él”:

“Le falta escoger por dónde va a ir. Si decide apoyar a las fuerzas del encubrimiento y que se mantenga el status quo, yo espero que tenga que confrontar al país”.

Sabemos que cada juez es independiente en su labor, pero también que la cabeza de una institución es capaz de jalarle la alfombra a los subordinados que amenacen los intereses de sus aliados. Y Chávarry fue un gran ejemplo. 

Secured By miniOrange