corrupción , noticias , politica Lunes, 14 enero 2019

10 grandes mentiras (comprobadas) de Chávarry por las que ya debería estar fuera de todo el Ministerio Público

Pedro ‘Gonzalito’ Chávarry estuvo menos de seis meses en el cargo, pero acumuló mucha experiencia… en mentiras. Aquí un recuento por el que también debería dejar de ser fiscal supremo.

1. Terrukeo

La primera mentira ya cayó en el olvido. Quizá porque no está relacionada a ninguno de los casos que sobreviven hasta hoy. Ocurrió 26 días después de que asumió el cargo. El chongo de los audios ya había estallado, así que buscó una cortinota de humo. Acudió a la clínica Ricardo Palma (San Isidro), donde hubo una explosión, para asegurar que…

«[la explosión] fue un atentado terrorista».

Decir eso en un país que vivió un conflicto interno plagado de actos terroristas significaba revivir ese fantasma. La Policía lo descartó y lo calificó como un hecho aislado. La realidad le daría la razón a los agentes: se trataba de dos hermanos que querían vengarse del centro de salud por una presunta negligencia contra su madre.

2. La mentira defendida por Keiko

Esta fue la falsedad que disparó para intentar desligarse de los Cuellos Blancos del Puerto luego de que aparecieron los audios sobre una reunión con los Hermanitos.

  • En las grabaciones se oía a César Hinostroza planificar una reu con ‘amigos de la prensa’ para ayudar a Gonzalito “contra los caviares”.

Negando el almuerzo con los Hermanitos

Chávarry no tuvo otra que aceptar que mintió, pero que “en ningún momento lo hizo con ese afán”, sino porque “lo que en el fondo buscaba era el prestigio de la institución”. Este fue el engaño que Keiko defendió a nivel nacional con su frase:

«Las mentiras hay que entenderlas en su propio contexto».

3. Camayo lo echa

Otro de los hermanitos negados por Chávarry fue Antonio Camayo, el exsocio de Phillip Butters y dueño de Iza Motors, que era un vínculo entre magistrados, políticos y empresarios. Chávarry le aseguró esto a Mávila Huertas:

«No lo conozco [a Camayo]».

Pero Cuarto Poder descubrió anoche que Camayo fue a la casa de Chávarry, dos veces en un mismo día. Esta información está basada en los cuadernos de visitas que guardaban los agentes de seguridad de la cuadra enrejada donde vive Chávarry y a los que tuvo acceso la fiscal Sandra Castro.

La información encaja con la declaración que dio Camayo cuando se acogió a la colaboración eficaz. En octubre del año pasado, soltó que fue a la casa de Gonzalito para entregarle unas entradas de un partido de la selección a pedido de Edwin Oviedo. O sea, Chávarry habría visto el Perú-Escocia en la tribuna gracias a Oviedo mientras tú lo veías por la tele.

4. Negando a sus guachis

El último chongo de la oficina precintada por Domingo Pérez y donde presuntamente atendía el asesor de Chávarry también reveló un montón de mentiras. Ese despacho, como mostraron las cámaras, fue deslacrado ilegalmente por agentes de seguridad de Chávarry, quienes se llevaron tres cajas con documentos. Luego, una asesora del exfiscal, Rosa Venegas, se inmoló por Chávarry y se echó toda la culpa.

The Chavarring

The Chavarring. Intervención: Útero.Pe

Cuando Chávarry dio una entrevista a Colombia por este hecho, se hizo el loco con sus agentes de seguridad:

 Periodista: pero estos señores son escoltas suyos, fiscal Chávarry.

— Chávarry: yo desconozco si son ellos.

— Periodista: ¿tiene un escolta que se llama Robles?

— Chávarry: mire, los nombres no porque ellos rotan constantemente y no podría decir los apellidos.

— Periodista: ¿Robles, Arias, Rodríguez Zavaleta?

— Chávarry: Eh… quizás, no sé. Yo tengo 16, 17 que se turnan, rotan y no sé quién estaría.

A las horas, El Comercio publicó unas fotos en las que Gonzalito aparece ingresando al piso donde estaba la oficina intervenida junto a uno de sus agentes de seguridad, Víctor Arias. Este participó del ilegal deslacrado junto a su asesora. Entonces Gonzalito volvió a desmentir a Gonzalito:

«Juan Arias trabaja conmigo hace años porque todos saben que es mi resguardo. Es de mi confianza».

5. Las cámaras lo hunden más

Esas fotos también revelarían otra mentira que Chávarry dijo en la conversación con Colombia. Cuando le preguntaron qué documentos se habían llevado de la oficina de la Fiscalía, respondió:

«Tendríamos que ver, tienen que investigar, porque yo desconozco. Yo no he estado presente en ese momento».

*Suena canción de Misión Imposible*. Intervención: Útero.Pe

*Suena canción de Misión Imposible*. Intervención: Útero.Pe

Desde entonces, no solo las fotos de El Comercio lo desmentirían, sino también otras pruebas que se han publicado:

  • Uno de los suboficiales que participó en el deslacrado, Hugo Robles, le dijo a la agente de seguridad privada del MP, Mary Yantas Galarza, que Chávarry les había autorizado entrar a las oficinas selladas.
  • El exxfiscal de la Nación no solo llegó y se fue al MP al mismo tiempo que su asesora y los agentes de seguridad, sino que unas fotos de La República muestran que se encontró con ellos y hasta le abrió la puerta a su asesora luego de que esta se llevó los documentos ilegalmente. 
Imagen: La República

Imagen: La República

El Comercio también ha encontrado cinco mentiras más, las cuáles citamos a continuación de es

6. Todo por sus oficinas

Obviamente, el allanamiento a las oficinas de sus asesores no le cayeron de buena gana. Por eso dijo que Domingo Pérez invadió «un terreno que no les corresponde, son incompetentes para entrar en ese piso”. El Comercio entrevistó al ex fiscal supremo Víctor Cubas Villanueva, quien les dijo que…

«La única oficina del piso 9 del Ministerio Público que no podía ser allanada por Pérez es la del fiscal de la Nación».

7. Al compás de Luz Salgado

Del mismo modo que Luz Salgado, aseguró que las marchas que pedían su cabeza fueron pagadas. Aunque Chávarry no mencionó a Odebrecht ni a Soros, dijo algo parecido.

«Yo sé, por experiencia, que estas marchas fueron pagadas porque la gente no sale a reclamar por procesos o por el debido proceso. Son abonadas por ONG o alguna institución».

La mentira fue tal que él mismo tuvo que retirar lo dicho y dijo que fue «una ligereza» de su parte.

8. No suelta a Domingo Pérez

Al son de otras fujimoristas, como Rosa Bartra, Chávarry insistió en que sacó a Domingo Pérez y Rafael Vela porque vencieron sus plazos en sus puestos:

“[La indisciplina] fue un factor, pero lo principal era porque el 31 de diciembre pasado vencía el período que se le había asignado [a Pérez] en la resolución que se le designa como miembro del grupo”. 

El Comercio recuerda la resolución “Nº 2701-2018-MP-FN”, en la que nombra a los 14 fiscales del equipo especial Lava Jato. El diario especifica:

«En este documento, el entonces fiscal de la Nación no puso la fecha en la que terminaba el referido destaque».

9. También tenía una para PPK

Esta sí estaba bien guardadita. El Comercio rememora que Gonzalito «contó que a su despacho llegó un aspirante a colaborador eficaz, que indicó que empresas del llamado ‘club de la construcción’ aportaron dinero a la campaña presidencial de Pedro Pablo Kuczynski (Peruanos por el Kambio) en el 2016». Sus fuentes, sin embargo, le señalaron al Decano de la prensa que…

«No existe en este momento ninguna investigación abierta sobre los presuntos aportes del llamado ‘club de la construcción’ a Peruanos por el Kambio».

10. No solo es contra los fiscales del caso Lava Jato

Ya ni siquiera tiene roche en atacar a las fiscales que investigan el caso Cuellos Blancos del Puerto. No le cayó nada bien que Sandra Castro llegara a su casa por sorpresa (y que descubriera lo de Camayo). Gonzalito se puso en modo Cuello Blanco y declaró:

«Esta señora Sandra Castro tampoco tiene por qué ir a mi casa, porque tengo prerrogativas, no tiene nivel jerárquico y no tengo calidad de investigado».

¿Y adivinen qué? Sí, también es inexacto, por decirlo menos. Citando lo que el exfiscal supremo Cubas le dijo a El Comercio: Castro no necesita «una autorización especial, ni siquiera la de un juez», porque «no ha ingresado al domicilio»

Por sus antecedentes, está bien difícil que Chávarry quiera soltar el cargo de fiscal supremo. Sin embargo, esta vez su reemplazo, la fiscal interina Zoraida Ávalos, puede denunciarlo. A tener fe.

Secured By miniOrange