noticias Viernes, 21 diciembre 2018

La universidad del hermano de César Acuña es la última en ser cerrada por la Sunedu este 2018

Esta historia empieza con un dato que es necesario conocer: la familia de César Acuña —un hombre que además ha logrado ocupar una cuestionable cantidad de cargos electos— es dueña de cuatro universidades privadas con fines de lucro.

Aguanta, ¿fines de lucro?

Achiech. La actual crisis de las universidades es también fruto de la pacificación y estabilidad lograda por el Gobierno del ingeniero Fujimori.

  • En los noventas, el dictador tenía una sola receta para arreglar los problemas: liberalizar.
  • Por eso —ante la ausencia de ofertas de educación superior— permitió que existan universidades/ empresas. Y no solo eso, también las exoneró de impuestos.

Y vaya que el negocio es rentable. La Universidad César Vallejo (UCV) —la más importante de las cuatro universidades de los Acuña y creada por el propio César en 1991— genera millonarios ingresos, lo que se refleja en sus múltiples locales alrededor del país. Sobre las otras, esto escribe Ernesto Cabral en Ojo Público:

Las otras tres instituciones educativas de la familia cajamarquina son: la Universidad Señor de Sipán, en donde Rosa Núñez de Acuña (la exesposa de dicho candidato) aparece como gerente general; la Universidad Autónoma del Perú, fundada por César Acuña en el 2007; y la Universidad de Lambayeque (UDL), que tiene como fundador a Virgilio Acuña, hermano del excandidato presidencial.

Ojo con esta última, la UDL, porque…

Sunedu le acaba de bajar el dedo

Virgilio también ha sido congresista. Foto: Infogob

Virgilio, fundador de la UDL,  también ha sido congresista. Foto: Infogob

En Chiclayo, la Universidad de Lambayeque tiene (¿tenía?) 646 estudiantes inscritos, 47 docentes y cinco carreras profesionales:

  • Ingeniería Comercial,
  • Ingeniería de Sistemas,
  • Administración Turística,
  • Administración y Marketing e
  • Ingeniería Ambiental.

¿Y por qué la están cerrando?

Por hacer banners como este. Ok, no. Foto: UDL

Por hacer banners como este. Ok, no. Foto: UDL

Las deficiencias más graves que encontró la Sunedu fueron respecto a la investigación de la universidad, como podemos intuir viendo la imagen adjunta, donde desprecian la 100sia:

La SUNEDU verificó que la universidad incumplía sistemáticamente sus propias metas y no había implementado planes de calidad, de incentivo a la investigación y seguridad. Asimismo, constató, durante la evaluación, que ninguna de sus autoridades estaba nombrada (incluido el rector).

De acuerdo con la Sunedu, su infraestructura también dejaba mucho que desear (“no contaba con instalaciones seguras“). Lo mismo su producción científica: se comprobó que no tenían evidencia de haber realizado proyectos de investigación durante el 2016 y 2017.

Peor aún: la UDL no garantizaba servicios complementarios a sus alumnos, como la inserción laboral. De hecho, los servicios sociales, médicos, psicopedagógicos, deportivos y culturales estaban “en situación precaria” y “sin presupuesto ejecutado”. ¿Quizás la plata se fue en esto?:

Virgilio Acuña, rodeado de alumnos en la elección de la Miss y el Mister UDL. Foto: Facebook /UDL

Virgilio Acuña, rodeado de alumnos en la elección de la Miss y el Mister UDL. Foto: Facebook /UDL

Y ahora, algunas curiosidades:

  • Mirko Merino Nuñez, actual rector de la UDL tiene un doctorado en Administración de la Educación —cuyo diploma recibió en mayo de 2017—. ¿Dónde estudio? En la Universidad César Vallejo, obvio.
Todo encaja. Foto: Captura

Todo encaja. Foto: Captura

  • Uno de los slogan de la UDL fue “somos la universidad que logra“. Para dejarlo claro, hicieron este spot en el que remarcan la idea mostrando alumnos que no hacen nada:

  • Otras universidad tienen himnos, la UDL tiene un reguetón con harto dembow y triple autotune: “Ahorra tiempo y dinero, tú sabes lo que es bueno”. Si pasan el minuto y medio serán recompensados con la lista de carreras que ofrece la universidad, rapeadas.

Oigan, no nos cierren

La UDL —a través de un comunicado en sus redes socialesha expresado su “profunda preocupación” por la denegación de licencia. El pronunciamiento consta de seis puntos, pero nosotros solo resaltamos los últimos dos porque uno responde directamente a la Sunedu y el otro revela qué le duele más a la universidad:

5. Rechazamos tajantemente afirmaciones que afectan la imagen de la Universidad de Lambayeque, como precariedad académica, sin laboratorios ni talleres.

6.  Nuestra imagen y trayectoria profesional, se ha visto afectada, imagen que con mucho esfuerzo y dedicación hemos construido, sobretodo, los profesionales que han emergido de la UDL, estudiando con precios accesibles y recibiendo una educación de calidad en un mundo competitivo, no somos precarios muy por el contrario somos innovadores, competentes y forjadores, para trascender a traves de la educación. [Los errores ortográficos son del comunicado].

Recordemos que, de acuerdo con la evaluación hecha por la Sunedu, la UDL no cumple con las llamadas Condiciones Básicas de Calidad que establece la ley universitaria. Esto significa que:

  • Ya no podrá convocar procesos de admisión o admitir más estudiantes,
  • Debe ofrecer a sus alumnos alternativas para que continuen sus estudios en otras casas de estudio y
  • En máximo dos años deben dejar de prestar el servicio educativo universitario de manera definitiva.

La decisión ha sido dada, aunque la UDL insiste en que esto no se acaba:

Foto: Captura / Facebook

Foto: Captura / Facebook

Qué decepsión.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange