denuncia , economía , noticias , politica Jueves, 20 diciembre 2018

Una aerolínea vinculada a un exministro alanista acaba de arruinar las fiestas de fin de año de cientos de pasajeros

¿Recuerdan el avión que este año casi provoca una tragedia en el aeropuerto Jorge Chávez cuando la llanta delantera no bajó al aterrizar?

Ya. La compañía propietaria de ese avión se llamaba LC Perú. Sí, se llamaba, porque ya casi no existe, pues ha dejado de funcionar. La empresa tenía vuelos nacionales a doce ciudades, de las cuales cuatro (Andahuaylas, Chachapoyas, Huaraz y Tingo María) recibían vuelos solo de esta aerolínea. Indecopi informó la semana pasada que la empresa no tiene plata para pagar sus deudas por ahora.

Imagen: Gestión

Imagen: Gestión

La arrugaza que LCP Perú tiene desde el 2016 es mayor a esos US$ 5.7 millones, los cuales debe pagar a Aircraft Solutions, una empresa yanqui que le alquiló dos aeronaves de uso comercial.

Prometiste un exministro aprista, ¿dónde está?

Resulta que LC Perú le pertenece al grupo de la Universidad San Martín de Porres (USMP). La aerolínea fue adquirida en parte (mayoritariamente) por la USMP, en noviembre de 2011.

Imagen: Andina

Imagen: Andina

El rector de esa universidad es Antonio Chang, el exministro de Educación del segundo gobierno de Alan que dobleteó como su último premier. Su cercanía al exmandatario es tanta que la universidad le avaló un préstamo para que compre una casita en Miraflores. Una de sus tareas como rector es esta:

“Dirige la actividad académica de la Universidad y su gestión administrativa, económica y financiera”.

Composición: Útero.Pe

Composición: Útero.Pe

Chang, según Hildebrandt en sus trece, preside el directorio de la aerolínea desde el 2016. Por eso la USMP garantizó íntegramente la deuda que no quieren pagar porque afirman que los motores de las aeronaves estaban en malas condiciones (a pesar de que inicialmente dieron su conformidad con el estado de los aviones).

Fin de año arruinado

Este útero conversó con Eder Viton Burga, uno de los más de 900 afectados (sí, más de 900, aunque H13 habla de más de nueve mil), quien compró dos pasajes (de ida y vuelta) para él y su enamorada. Planeaban viajar a Cusco con esta areolínea para pasar Año Nuevo allá. Gastaron 315 dólares, o sea, más de mil soles. Su vuelo estaba programado para el 28 de diciembre y su retorno, para el 3 de enero del 2019.

Sin embargo, a inicios de este mes se enteró por un amigo que la aerolínea no estaba operando. Resulta que a LC Perú le suspendieron los vuelos el 25 de noviembre último, pero no por la arrugaza que tiene, sino porque no tenía en regla la póliza del seguro. Por eso la empresa juraba que volvería a operar, como lo indica un comunicado que hasta ahora tienen colgado en su página web.

Imagen: LC Perú

Imagen: LC Perú

A Eder le señalaron eso. Acudió hasta las oficinas del aeropuerto y cuenta que le prometieron que para el día de su viaje los vuelos ya estarían reiniciados. “La última comunicación con la compañía fue el 8 de diciembre. Les escribí un correo, contestaron que mi vuelo no se vería afectado y desde entonces no han vuelto a comunicarse. Su call center tampoco contesta nunca”, denuncia.

Las mecidas de avión. Primero juraban que los vuelos se reniniciarían el 26 de noviembre y luego

Las mecidas de avión a Eder. Primero juraron que los vuelos se reiniciarían el 26 de noviembre y luego que no se vería afectado.

Hasta donde se sabe, los vuelos de LC Perú siguen tan apagados como sus redes sociales (hasta han eliminado la página oficial de Facebook donde la gente escribía para pedir su reembolso). Y la solución no levanta vuelo, pues Indecopi ha informado a los pasajeros que “los activos de dicha empresa serán considerados como intangibles”, o sea, que no podrán tocarlos.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

Eder ha enviado una carta a la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso para que intervenga en este caso. Este grupo es presidido por el fujimorista Miguel Elías Aválos. ¿Se atreverá a investigar a esta aerolínea con vínculos apristas?