documentos , feis Miércoles, 12 diciembre 2018

Lee aquí la carta de renuncia de la vicerrectora Pepi Patrón tras los escándalos de cobros ilegales en la PUCP

Lima, 12 de diciembre de 2018

Estimados y estimadas colegas y alumnos:

La PUCP está atravesando un momento crítico. Nuestra universidad ha sido construida y se sostiene en principios éticos sólidos, por lo que considero que es injustificable infringir la ley bajo ninguna circunstancia. Como Vicerrectora de Investigación de esta institución es mi deber velar por ellos. Lamento no haber estado al tanto de esta situación oportunamente. Yo no estaba informada de los hechos que se han descrito estos días. Repito para que quede claro: no he estado informada de los hechos descritos y ello ha sido dicho públicamente. Estaré muy agradecida se se deja de acusarme injustamente.

Considero que la universidad debe ser fiel a su espíritu de buscar lo mejor para el país, lo cual no se ve reflejado en los hechos acontecidos, por lo que con mucho pesar me siento en la obligación de renunciar a mi cargo de Vicerrectora de Investigación, no sin antes disculparme con  la comunidad universitaria, con las madres y padres que con gran esfuerzo matriculan a sus hijos en nuestras aulas, y en particular con los y las estudiantes.

Comienza una etapa de replanteamiento de la PUCP por lo que hoy, más que nunca, nuestra universidad necesita a cada una y cada uno de sus miembros para enfrentar los desafíos que tendremos por delante, fortaleciendo la transparencia y reforzando una institución de diálogo abierto y horizontal, disposición que creo haber mostrado siempre.

Quedo agradecida con todas las personas que han contribuido y colaborado haciendo de nuestro universidad la mejor del país. He tenido la suerte de contar con magníficos equipos de trabajo, que nos han permitido construir el primer Vicerrectorado de Investigación de la PUCP. Y agradezco la deferencia de haber sido la primera mujer que ha conformado el equipo rectoral en esta institución ya centenaria. Confío en que nuestra comunidad es mucho más grande que sus problemas y que saldremos de esta crisis temporal. Lamento la violencia en nuestro campus en estos días. Como dice Hannah Arendt: la violencia, a diferencia del poder, es muda; comienza allí donde acaba el discurso.

Con la misma responsabilidad que asumí hace más de cuarenta años cuando decidí trabajar en la PUCP como Jefe de Prácticas, con la misma gratitud por todo el reconocimiento recibido en esta institución, y con el mismo compromiso de seguir trabajando por nuestro país y por nuestra universidad, me despido.

Atentamente,

Dra. Pepi Patrón

 

(Nota: Las negritas son nuestras)