corrupción , ecología , noticias , politica , webeo Domingo, 2 diciembre 2018

El post que te recuerda quién es realmente Roque Benavides, el señor Burns peruano

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe

Ayer te dijimos que leas la columna de Gustavo Gorriti metiéndole una paralizadora —y recordándole su cómplice silencio durante los años de la dictadura fujimorista— a Roque Benavides. Si recién nos estás sintonizando, esto es lo que tienes que saber hasta ahora:

  • Roque Benavides, presidente de la Confiep —la organización privada que agrupa al empresariado nacional— dijo que eso de ser transparentes está llegando muy lejos y que existe una persecución contra la libre empresa porque José Domingo Pérez quiere regresarnos al estatismo. Iluminati confirmed.
  • El presi Vizcarra —quien, cumpliendo con el protocolo, asistió al tradicional besamanos empresarial en la CADE— básicamente le dijo: oe viejo lesbiano yo tengo 50 investigaciones y no me estoy quejando, la ley es la ley.
  • Lo secundó el premier Villanueva más sonoro aún: encima que venimos acá a andar con las narices en el suelo… causa, no seas loco, ¿cómo vas a decir que te estamos persiguiendo?

Entonces, luego apareció Gorriti y nos inspiró a hacer un poco de memoria. Porque sí es cierto que hay algo persiguiendo a Roque Benavides: su pasado. Aquí un recuento de la vida del hombre por el que Humala se cambió de polo.

1. Ocultando la contaminación en Yanacocha

Este post busca demostrar que Roque es el señor Burns. Foto: Simpsons Wiki.

Este post busca demostrar que Roque es el señor Burns. Foto: Simpsons Wiki

Este informe de Ángel Páez —publicado en La República el 26 de octubre del 2005— nos cuenta la confesión al NYT de Lawrence Kurlander, una figura bastante importante dentro de la empresa minera gringa Newmont Mining, respecto a los derrames de mercurio —y el mal manejo del cianuro— de la empresa Minera Yanacocha (de la cual también es dueña la peruana Buenaventura, cuyo director ejecutivo era Roque).

Dicho diario, ya había reportado antes sobre la crisis internacional de Newmont por mentir sobre el incumplimiento de los estándares medioambientales en los múltiples países en los que operaban. Entre aquellos “incumplimientos” estaba el derrame de 151 kilos de mercurio en una carretera en Cajamarca, cientos de personas en Choropampa se enfermaron y demandaron a la empresa.

Ese incidente —el primero de muchos más—, asegura Kurlander, fue incluido en la auditoría ambiental que practicó para Newmont y que le terminó costando el trabajo. Los resultados —la confirmación de contaminación ambiental en Cajamarca— eran preocupantes, pero no cayeron bien entre los jefes. Seis meses después pasó al retiro y los resultados nunca se hicieron públicos. En Perú, Newmont y Buenaventura, encabezada por Roque Benavides, decidieron callar.

Y bueno, qué esperar de Roque. Alguna vez dijo que había que “enfrentar” a las ONG —en particular esas que se preocupan por la sostenibilidad ambiental— porque están haciéndole daño al país.

2. Sus vínculos con Montesinos

Disculpen la pequeñez. Foto: Simpsons Wiki

Disculpen la pequeñez. Foto: Simpsons Wiki

La existencia de Yanacocha le debe mucho a Vladimiro Montesinos. En el 2000, la empresa gringa Newmont obtuvo el control del proyecto ganándole una batalla legal a la minera estatal francesa BRGM —antigua dueña mayoritaria de la mina— y su socio Normandy Poseidon (Australia). Aquí lo curioso: la decisión del Poder Judicial peruano que favoreció a Newmont fue gracias a la intervención directa del asesor de Alberto Fujimori. El chongo involucraba hasta a la CIA.

Kurlander, el mismo del que hablábamos antes, también le contó al New York Times que a él lo mandaron —tanto de Newmont como de Buenaventura— a que hable con Vladimiro Montesinos para negociar una solución. Así lo cuenta, también Ángel Páez:

El ex número tres de Newmont Mining, Lawrence Kurlander, aseguró a The New York Times que la reunión con Vladimiro Montesinos “no fue secreta” porque “sus superiores de la corporación y sus socios de la familia Benavides (copropietaria de Yanacocha) estaban profundamente enterados”.

Otro dato: cuando Montesinos se escapó, Benavides defendió que se le haya dejado salir del país. Recordemos que estas declaraciones fueron después de la aparición del primer vladivideo, cuando se sabía que el asesor presidencial había sobornado al menos a una persona:

Nadie ha planteado una demanda ante los jueces. No se puede evitar la salida del país a alguien que no ha sido detenido y no se le puede detener si no hay un fallo judicial. Puede sonar un poco cínico, pero hay que respetar la legalidad y la Constitución.

Esta defensa de la “legalidad”, por supuesto, también se extendió a Fujimori. En la misma entrevista, Benavides dice que lo mejor —tras el escándalo de sobornos que involucraban al gobierno— era que Fujimori concluya su mandato el 28 de julio de 2005. Y no solo eso:

“La actitud del presidente de la República ha sido generosa [y él] debe liderar la transición“.

Desde entonces, cada vez que la corrupción explota, Roque escoge por decir que lo mejor es “pensar en la economía”. Como fuere, la investigación sobre el caso Yanacocha terminó siendo archivado sin sentencia y sin culpables. ¿Qué suerte no?

3. Sin pagar impuestos

"Muerte he impuestos, dos cosas que evito". Foto: Simpsons Wiki

“Muerte e impuestos, dos cosas que evito”. Foto: Simpsons Wiki

En los noventas, Roque Benavides no tenía problemas con “confesar su identificación” con el régimen dictatorial de Alberto Fujimori. Como vimos, a finales de la dictadura participó —y recibió una buena tajada— del “boom minero” de comienzos de siglo. Y claro, ese cariño no era gratuito. Su empresa, Buenaventura, dejó de pagar un huevo de impuestos. A la fecha, tiene en disputa más de S/246 millones con la Sunat. Aquí la investigación al respecto de Ojo Público.

Ese ahorro de platita para Roque, obviamente, se tradujo en algo más. Una emoción surgió en él. Lo que nos lleva al siguiente punto.

4. Su obvia simpatía por los Fujimori

Sí, Burns era de la SS. Foto: Simpsons Wiki

Sí, Burns era de la SS. Foto: Simpsons Wiki

Ese cariño que ha decidido invertir en el padre —porque claro, todo son negocios— también va para la hija. Cuando Vargas Llosa hizo un llamado a votar contra Keiko, Roque Benavides —en ese entonces presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía— respondió así:

Yo lamento mucho esas declaraciones, sinceramente, primero porque yo tengo también gran respeto por el ingeniero Fujimori, yo soy de aquellos que creen que no debería estar en la cárcel.

Roque es del grupo de gente que llama a los crímenes “errores”. Para mayores señas de su alineación política: esta entrevista en la que, básicamente, dice que PPK arruinó el diálogo con Keiko cuando “salió a decir que no iba a aceptar ninguna imposición. Eso solo podría haberlo dicho alguien que —como ha contado el propio Jorge Barata— decía sin roche tener “simpatía a Fuerza Popular“. Además, su sumó al cabe aprofujimorista a PPK para que este se baje los Panamericanos en Lima. Y si todavía no lo creen, aquí una cita textual: “Yo soy cercano al fujimorismo, a PPK y a Alan García“. Asu.

5. Aleatorios actos de maldá

Cuando se burló de las denuncias sobre cómo la explotación minera de La Oroya afectó la salud de quienes vivían ahí

En un desayuno organizado por la Universidad del Pacífico —donde también  participaron el entonces ministro Pulgar Vidal, Alfonso García Miró (Confiep) e Iván Lanegra— Roque Benavides dijo esto:

“Mi padre fue Presidente de la Cerro de Pasco entre 1964 y 1971, y nosotros pasamos muchas vacaciones en La Oroya. Y aquí estoy vivo, ¿ah? No pasó nada”.

Eso recuerda a aquella vez, tras el derrame de mercurio en Choropampa, cuando dijo quenadie se ha muerto, no todo ha sido tan malo“.

En ese mismo evento, tuvo una reflexión bastante turbia sobre la defensa del medioambiente

Así lo cuenta Gerardo Saravia para la reviste Ideele (2012):

A propósito de sus tiempos por La Oroya, Roque comentó que antes, cuando la empresa estatal tenía a su cargo dicha explotación, se botaban los relaves a la costa y nadie decía nada. Y, coincidiendo con el Ministro, concluyó: “Lo que antes parecía bien ahora nos parece mal”.

Complementen esto con lo que dijo después sobre cómo la regulación puede ser extremista (?!):

En el Perú se ha aplicado una política medioambiental muy interesante, a veces demasiado estricta, que ha llegado a extremos. Existen, por ejemplo, estándares que no son cumplidos y seguramente salieron de alguna idea. Debemos tener una política medioambiental realista, no una celestial. Pues lo celestial es para otra gente. Nosotros necesitamos una realista, que se pueda medir y que pueda ser fiscalizada, castigada y penalizada. Yo creo que en eso tenemos que tener cuidado

Su amor por la ausencia de regulación

A los empresarios self-made les gusta decir que la regulación solo sirve para ahorcar al mercado. Roque, no se puede negar, le tiene cierto cariño a esta idea. Por ejemplo, en esta entrevista de PBS habla de su odio hacia el término licencia social:

Yo espero una licencia de las autoridades, del ministro de minas. Yo espero una licencia del gobierno regional, pero no espero una licencia de toda la comunidad.

Estas declaraciones se dieron en el marco de las denuncias de contaminación de agua en Cajamarca. Además, revelan es que lo que está pidiendo no es ausencia de regulación, sino que se regule a su favor y sin pedirle permiso a nadie. 

Cuando juró por su mamá que no había hecho chanchita para Keiko (y sí lo hizo)

Y sí, decimos “para Keiko” porque si la campaña —como dice Roque— era “a favor de defender la empresa privada” de Humala, y la única candidata frente a él era Keiko, en la práctica estaba apoyando a esta última.

Composición: Utero.pe

Composición: Útero.Pe

Roque Benavides es el Sr. Burns. Y no es chiste (bueno, sí, un poco).

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe