corrupción , denuncia , noticias , politica Lunes, 26 noviembre 2018

Oye, José Domingo Pérez, después de leer este post podrás abrir otro caso contra Alan García (y sus ministros)

Ayer por la noche, un reportaje de nuestro sensei Daniel Yovera en Cuarto Poder, sobre las millonarias conferencias del expresidente Alan García, nos trajo muchos números y demasiados recuerdos de su segundo gobierno. 

Primero empecemos por los números:

Periodo: setiembre 2011 – mayo 2013

Cantidad: 23 conferencias

Recaudación: 1’100,000 dólares

Ya todos sabemos que la conferencia por la que más cobró el expresidente fue una en Sao Paulo pagada por Odebrecht a través de un testaferro. Fueron 100 mil dólares. Ahora veamos algunas de las más caras y para empresas a las que les fue tan bien como a Odebrecht. 

Endesa (empresa española)

  • Setiembre del 2012.
  • 60 mil dólares.

Aquí en Perú funciona como Enel (la empresa que le cobra la luz a la zona norte de Lima hasta San Miguel y Magdalena) y como Empresa Eléctrica de Piura.

  • En el 2008, Endesa sostenía un lío judicial con la norteamericana Petrotech. El gobierno de Alan cerró un proyecto de Petrotech ese mismo año.
  • En el 2010, según el reportaje de Cuarto Poder, Endesa se vio favorecida con la emisión de un Decreto Supremo que estableció beneficios para empresas con centrales de reserva fría de generación de energía. Una de las que lo tenía era la filial de Endesa en Piura, la misma que mantenía disputas con Petrotech.

Para la conferencia con Endesa, Alan García no firmó contrato con la española, sino con otra llamada Buró Consulting Conferenciantes (BCC), una gigante dedicada a ese rubro. La BCC también contrató al expresidente de Brasil preso por el caso Lava Jato, Luiz Inácio Lula da Silva. Alan García tiene otros contratos con la BCC aunque aún no se sabe quién o quiénes desembolsaron el dinero para esas conferencias.

Otras empresas

Merril Lynch:

  • En Miami. 60 mil dólares. Ese dinero se lo transfirieron el 24 de mayo del 2013, cuatro días antes de la conferencia.

Coparmex:

  • 28 de octubre del 2011. 50 mil dólares.

Werner Moeller:

  • Es un magnate industrial ecuatoriano. Aparece en los Panamá Papers por sus offshores en paraísos fiscales.

Junefield Textiles Company:

  • China. 50 mil dólares. Junefield fue una empresa a la que también le fue muy bien durante el segundo gobierno de Alan.

Kimberly Clark y GS1:

  • 45 mil dólares. Ambas empresas con inversiones en Perú.

Pero hay una empresa con un vínculo bastante estrecho con el expresidente, que por lo menos debió llamar la atención del exfiscal de la Nación, José Peláez Bardales, quien archivó toda esta información que ya se conocía sobre Alan García. Pongan especial atención a esta parte de la historia.

El Banco Azteca

Llegó la hora de que canten la ranchera pendiente. Imagen: Útero.Pe

Llegó la hora de que canten la ranchera pendiente.
Imagen: Útero.Pe

El 28 de mayo del 2013, en un hermoso lugar llamado Los Cabos en Baja California en México, Alan García ofreció una conferencia frente a los trabajadores del Grupo Salinas. Su presencia le costó 80 mil dólares a dicho conglomerado empresarial, dinero que pagaron un mes y una semana antes de tener al expresidente peruano como ponente.

El 7 de noviembre, Alan volvió a viajar a México a presentar sus libros “Pido la palabra” y “Pizarro, el rey de la baraja”, con el auspicio de la editorial del Grupo Salinas y su presentación fue transmitida por TV Azteca.

¿Qué tienen en común todas estas empresas?

El Grupo Salinas es dueño de todas ellas:

  • TV Azteca.
  • Fundación Azteca (la editorial).
  • Banco Azteca.
  • Elektra.

El grupo Salinas logró ingresar en el mercado peruano abriendo 120 agencias de su Banco Azteca en enero del 2008 en tooodo el territorio nacional. Esto fue gracias a una meteórica autorización de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS). 

Pero como seguramente tu cerebro ya está haciendo conexiones entre las conferencias de Alan y este grupazo charro, debemos contarte algo muy suculento de cómo así y gracias a las gestiones de quién fue que los aztecas lograron su ingreso al Perú.

El expediente Garrido Lecca

Hace diez años, nuestros amigos Marco Sifuentes, Jona Castro y José Alejandro Godoy, trabajaron juntos un reportaje sobre la llegada  del banquero mexicano a nuestro país. La historia pasó algo desapercibida en esa época, pero a juzgar por las alegres coincidencias que ahora les recordaremos, por lo menos alguien en la Fiscalía debería retomar esta hermosa historia.

Primero les presentaremos al personaje protagónico:

Sí, el exministro de Alan, Hernán Garrido Lecca.

Antes de ejercer ese cargo, Hernán Garrido Lecca fue representante del banco Azteca en el Perú, o sea, sin eufemismos: era el lobbista de los mexicanos para que les dejen abrir su banco. Esto fue cuando todavía Toledo era presidente. ¿Y qué pasó con las gestiones del cuentista? Rebotaron más que tú cuando le dijiste para estar a tu mejor amixer. O sea, fracasó.

Why? Why?

  • Lo que pasa es que en el 2005, el entonces superintendente de Banca y Seguros, Juan José Marthans, elaboró un informe en el que recomendaba no darle licencia a los mexicanos porque tenían un proceso por fraude en Estados Unidos. El grupo no negó ni aceptó los cargos pero pagó una multa y además ninguna empresa en el que participaran como socios podía cotizar en la bolsa gringa. ¿Maleado, no?

Todo esto y más aparece en el reportaje de nuestros amiguitos:

Pero con la llegada de Alan a Palacio la suerte cambió para los aztecas.

  • En febrero del 2007, el gobierno despidió a Marthans.
  • El 18 de julio del 2007 se publicó la solicitud del Banco Azteca y 23 días después  la SBS le dio la autorización.

Como dicen también en el reportaje: Lo que no pudieron en cuatro años desde el gobierno de Toledo, lo lograron en 23 días, en menos de un mes con Alan García como presidente.

Pero si pensaste que ahí quedaba la vaina, mejor desconfúndete.

En el 2004, Hernán Garrido Lecca, José Antonio Chang y Jaime Carbajal (todos socios de Alan García en Librerías Crisol antes de que la vendan) fundaron Alpamayo Entertaiment, una productora de cine animado.

  • En el 2007, el mismo año en que el Banco Azteca se sobaba las manos esperando entrar al Perú, dos mexicanos ingresaron al directorio de Alpamayo: Martín Luna Ortigoza y Mario San Román Flores y otros dos mexicanos también fueron nombrados como apoderados: Carlos Hesles y Javier Arnao. Todos ellos trabajaban en las empresas del Grupo Salinas, duena del Banzo Azteca.
  • Por supuesto, los aztecas le metieron billete a Alpamayo.
  • Lo más locazo: estos cambios se realizaron en la notaría Tambini, propiedad de la hija del amigo y exabogado de Alan, Moisés Tambini, Mónica Tambini, quien a su vez ya era esposa de Beto Kouri, el protagonista del primer vladivideo.
Cada vez más cerca. Imagen: YouTube

Amigo elegido.
Imagen: YouTube

Vamos a rebobinar un  poco este lío charro:

  • Garrido Lecca representa a los aztecas y rebota en el gobierno de Toledo.
  • Los trabajadores de la empresa dueña del Banco Azteca, entran a la empresa de Garrido Lecca y los otros dos amigos de Alan, “Alpamayo Entertaiment”.
  • Meses después esos mismos mexicanos logran entrar al Perú con su banco.
  • Y luego ese mismo grupo contrata a Alan para una conferencia por 80 mil dólares y le edita sus libros.

Parafraseando a Marco Sifuentes en la última parte de su reportaje, estamos bien cerquita de escuchar la ranchera que Garrido Lecca tenía que cantar hace 10 años.