discriminación , libertades , sociedad Martes, 30 octubre 2018

Celebrity Deathmatch: Vásquez Kunze versus Vásquez Kunze en un duelo a muerte

Hemos tenido que chancarnos los dedos para poder manifestar físicamente el dolor que implica teclear el nombre de Ricardo Vásquez Kunze y más aún escribir sobre algo que ha dicho o hecho… pero vale la pena contarles todo esto.

¿Quién es Vásquez Kunze? Este es Vásquez Kunze. Foto: Captura / TV Perú

¿Quién es Vásquez Kunze? Este es Vásquez Kunze. Foto: Captura / TV Perú

Nueva chamba

Ricardo, además de ser el actual jefe del Fondo Editorial del Kongreso —y director de ese diario íntimo llamado Politico.pe— es ahora el flamante vocero de “Con mis hijos no te metas”, el colectivo más desinformado del país. En su largo mensaje, convocando a un “gran plantón” este 15 de noviembre, Ricardo cuenta que la libertad es importante pero que esta “no puede estar reñida con la realidad”. ¿Cuál es esa realidad? Que “existe un orden natural en el mundo”. ¿Qué orden es ese? “Que existen hombres o mujeres, no hay tercer sexo”.  Además, dice Ricardo, “cuando algo va contra la realidad, estamos en presencia del mal”. No es que sea un Sith, pero a Ricardo le gusta lidiar en absolutos.

Lo más gracioso es que nos dice (minuto 0:58) —con el banner de uno de los colectivos más fanáticos y conservadores que hay en el país— que  no podemos imponerle nada a los demás “porque eso está mal”. Aquí una pregunta: si el enfoque de género es “totalitario”, ¿por qué aboga por la reflexión mientras que quienes se le oponen son los más obsesionados con solo oponerse? #ReflexionesProgres.

Otra pregunta: ¿qué le diría Vásquez Kunze del pasado al Vásquez Kunze del ahora? Afortunadamente, no tenemos que imaginar la respuesta, la tenemos:

https://twitter.com/RecuerdosPeru/status/1057117152338165763?ref_src=twsrc%5Etfw

La columna a la que hace referencia en este viejo video —Ricardo tenía menos ideas absurdas canas en la cabeza— es esta. En ella, el columnista convierte el arte de ser “ni chicha ni limonada” en un deporte extremo, básicamente diciendo que tanto la comunidad LGTB como los homofóbicos están errados. ¿Quién está en lo correcto? Él, obvio. Pero quedémonos con lo que les dice a los grupos cristianos y protestantes (que él llama “sectas” y que hoy son parte importante del colectivo “Con mis hijos no te metas”) en este video:

Sus acotaciones y comentarios revelan lo que son: intolerantes y sectarios“.

Entonces… ¿por qué Ricardo —a quien tampoco vamos a ver compartiendo nuestras notas progres un día de estos— terminó tan metido en el lado oscuro? Sencillo: poder.

¿Por qué todos se suman a este discurso babotzo?

Te ampayamos, Ricardo. Composición: Útero.pe

Te ampayamos, Ricardo. Composición: Útero.Pe

En nuestro país (y en el mundo) son varios los columnistas y opinólogos que, al igual que la bolsa de plástico en “Belleza Americana”, van a donde los lleve el viento. Por eso Ricardo, que empezó retando ideas conservadoras, terminó (junto con otros) alabando a Donald Trump. Aquí un video de él hablando sobre cómo el fujimorismo es “la perversión absoluta de la política”, para que se entienda bien lo que decimos:

https://twitter.com/RecuerdosPeru/status/900445984014073857

Pero lo que hace Vásquez Kunze —antes un cruzado católico— es lo mismo que ha hecho la Iglesia Católica con el discurso protestante y conservador (que, en en el plano político, es lo mismo que hizo el Apra con el fujimorismo): plegarse para poder seguir ejerciendo poder y control.

Para mayores luces: a comienzos de este año, una columna de opinión en el New York Times nos insistía en que las iglesias protestantes están transformando la política en América Latina, dándole fuerza a causas conservadoras (y a los partidos detrás) un nuevo impulso y nuevos votantes. En ella Javier Corrales nos decía también:

Históricamente, los partidos de derecha en América Latina tendían a gravitar hacia la Iglesia católica y a desdeñar el protestantismo, mientras que los evangélicos se mantenían al margen de la política. Ya no es así. Los partidos conservadores y los evangélicos están uniendo fuerzas. 

(…)

Hay una razón por la cual los políticos conservadores están abrazando el evangelicalismo. Los grupos evangélicos están resolviendo la desventaja política más importante que los partidos de derecha tienen en América Latina: su falta de arrastre entre los votantes que no pertenecen a las élites.

Corrales ya nos advertía también sobre cómo Brasil sufría el aumento del poder evangélico. Y miren ahora quién está de presidente. 

Pst. Si quieres saber sobre las razones por las que corremos peligro ante estas ideas, puedes revisar este otro post.

Diego Pereira

I'm back, bitches / chismefono: diego@utero.pe