corrupción , noticias , politica Lunes, 2 julio 2018

3 peores momentos de la entrevista de Sol Carreño al pataza de Alan, Luis Nava

Tanto Cuarto Poder como Hildebrandt en sus trece han publicado informes sobre Luis Nava, el secretario palaciego de Alan García, y su increíble historia con la empresa Transportes Don Reyna. Básicamente, tal y como lo resumimos en este post uterino, gracias al hallazgo de un gigantesco almacén de documentos de Odebrecht se pudo conocer algunos de los contratos entre la constructora y la empresa de transportes.

Anoche, en Cuarto Poder, Sol Carreño entrevistó a Luis Nava para conocer su versión de los hechos. Desafortunadamente, el pata de Alan prefirió utilizar la entrevista para atacar a la entrevistadora y esquivar las preguntas. Ni siquiera pudo responder la primera.

Aquí puedes ver la entrevista completa

1. Breve remember

El caso de Transportes don Reyna, la empresa que Nava le dejó a su hijo cuando Alan lo nombró secretario general de Palacio de Gobierno , es uno de los más llamativos. Resulta que el Consorcio Conirsa (integrado por Odebrecht, Graña y Montero, ICCGSA y JJC Contratistas Generales) compró una flota de camiones y cinco de ellos, a través de un leasing en el Banco Continental, terminaron siendo comprados por Transportes Don Reyna para luego volver a ser alquilados al Consorcio Conirsa. 

¿¿¿WTF??? ¿Compraron camiones para venderlos y luego pagar alquiler por las mismas unidades?

Así es, tal y como lo lees: el consorcio conformado con Odebrecht le vendió los cinco camiones a Transportes Don Reyna por US$ 502,545 millones y, de acuerdo con el informe de Hildebrandt en sus trece, volvió a pagar casi US$ 18 millones en el alquiler de los mismos.

Esta infografía de Cuarto Poder lo resume perfectamente.

asdasd

Por este motivo y muchos más, en setiembre del 2017, el fiscal de lavado de activos, José Castellanos, le abrió una investigación premilinar para saber si Alan García es la cabeza de una organización criminal. Ante estos hechos, Nava fue al set de Cuarto Poder para dar -o intentar dar- su versión.

2. ¿Por qué escoger una empresa a la que hay que comprarle la flota de camiones?

Esta fue la primera pregunta que le hizo Sol Carreño a Luis Nava, la misma que el fiscal Castellanos se hace en la investigación en curso.

¿Por qué Odebrecht escogería una empresa chica, con el 60% de camiones antiguos (de 1980 y 1990) y que tiene que renovar su flota para realizar obras de gran escala en lugar de otra que cumpla con los requisitos mínimos para hacer el trabajo?

¿Por qué el consorcio compró camiones para luego venderlos y volverlos a alquilar por mucho más dinero?

Carreño le hizo esta pregunta a Nava en tres oportunidades. La primera vez, Nava dijo que no sabía por qué compraron los camiones y luego “se desanimaron”. 

“Conirsa trajo un grupo de maquinaria y entre ellos 15 camiones para usarlo directamente ellos. Yo no sé porqué después decidieron no usarlo y lo pusieron a la venta. Y de esos 15 camiones el banco continental le vendió a Transportes Don Reyna cinco. Eso quiere decir que los otros diez camiones fueron a otros. (…) Eso fue por un leasing, no fue que conirsa le trajo los carros a TDR”. 

La segunda vez, Nava enumeró algunas de las obras en las que trabajó Transportes Don Reyna y como algunas fueron realizadas después del gobierno de Alan García, eso demostraba, según Nava, que no había nada irregular (jeje). Finalmente, siendo la tercera vez que se lo preguntaba, Nava por fin respondió:

“Porque era una empresa eficiente”

Cuando Carreño le preguntó con qué otras empresas gigantes había trabajado Transportes Don Reyna que demuestren su eficiencia, la memoria de Nava empezó a fallar. Mencionó a Telefónica y a Yambal pero dijo que no recordaba cuándo, cómo o por cuánto habían trabajado. 

Ahora no, por favor.

Ahora no, por favor.

¡Ah, pero cuando Sol Carreño le preguntó cuántas veces se había reunido con Jorge Barata, ahí si se acordó de las fechas y todos los detalles!

“Yo recibí a Barata dos veces en los cinco años: una en setiembre del 2006 y otra en noviembre del 2007. Ambas reuniones fueron solicitadas por el señor Barata y la ley dice el secretario general recibe todas las audiencias solicitadas para el presidente. El fue para invitar al presidente para inaugurar las obras que había hecho, entonces le dije “le voy a informar al presidente” y el presidente dijo “bueno, ponlo en agenda para ir a inaugurar parte de las obras”.

3. El golpe bajo de Nava

El peor momento de la entrevista llegó cuando Nava invocó los espíritus de los búfalos apristas y atacó a Sol Carreño. Nava le dijo a Carreño que no todos los que habían trabajado con Odebrecht eran corruptos y que debería saberlo ya que ella misma “trabajó para Odebrecht y la empresa le pagaba”.

Carreño aclaró que se trató de un evento en el que fue maestra de ceremonias y que esto no tenía nada que ver con el caso. Aun así, Nava, el mismo que se “solidarizó” con Carreño al inicio de la entrevista por las difamaciones de Laura Bozzo, continuó acusándola. Incluso le dijo que “Lula le había pagado”.

https://twitter.com/luisarashiro/status/1013624331035971584

Con ataques o sin ataques, las investigaciones del fiscal Castellanos continuarán su rumbo.