denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Miércoles, 27 junio 2018

ATENCIÓN: Advíncula acaba de denunciar públicamente el racismo de la mismísima Policía del Perú

Vergüenza debería darles. Imagen: Útero.Pe

Vergüenza debería darles.
Imagen: Útero.Pe

El Oreja Flores no es el único que se ha ganado nuestros corazones por hacerle el pare al racismo. Luis Advíncula, uno de los once que nos representó en el Mundial y que destacó internacionalmente por su velocidad, acaba de pronunciarse asadazo en su Instagram contra el racismo que cometió la Dirección Antidrogas de la Policía al presentar a tres muñecos en la ceremonia por su 27 aniversario. El jugador ha escrito:

“Increíble. Sociedad de mierda. Solo una pregunta: ¿Siempre el negro tiene que ser el ratero, el malo, el asesino? Cosas que indignan”.

Imagen: Instagram

Marihuanero = delincuente = afrodescendiente. Ok, Policía. Ya entendimos. Imagen: Instagram de Advíncula

En la representación se ve a dos policías más blancos que los personajes de Plus TV mientras detienen a un “drogadicto”. El adicto, obviamente, tiene el símbolo de la marihuana dibujado enorme en el pecho y encima es la representación de un afrodescendiente que por sus exagerados rasgos más parece un personaje de JB.

La fotografía original fue publicada por la agencia Andina, que fue el único medio que informó de la ceremonia de la Dirandro, pero la imagen ya no existe en su Facebook ni en su página web.

Justo durante el último partido de Perú en Rusia, el periodista Daniel Titinger denunció que la hinchada australiana había gritado cánticos racistas al simular sonidos de simios cuando Advíncula tocaba el balón. La denuncia indignó a los peruanos, pero otros hinchas que también estuvieron en el estadio aseguraron que se trató de simples abucheos porque Advíncula intentaba simular una falta.

Lo que sí es cierto es que los muñecos racistas que han despertado la ira de Advíncula sí eran de la Dirandro. A ver si la Policía es tan rápida en ofrecer unas disculpas así como cuando diseñan sus memes que no dan risa.