denuncia , educación , libertades , noticias , politica , sociedad Lunes, 11 junio 2018

Antes de que pierdas la cabeza por el Mundial, mira el nuevo intento del fujimorismo para sacarle la vuelta a la Ley Universitaria

Desde el año pasado, la gente enloqueció por las previas al Mundial y ahora que ya clasificamos y empezaremos a jugar los partidos, lo hará peor. Bueno, desde el año pasado, el Congreso viene sacando algunas leyes y preparando otras para sacarle la vuelta a la Ley Universitaria. Aquí te contamos cómo.

Penal. Imagen: Útero.Pe

A este Congreso le gusta los penales.
Imagen: Útero.Pe

Primera falta

¿Se acuerdan de la Ley de Moratoria? Esta norma prohibía la creación y autorización de funcionamiento de nuevas universidades públicas y privadas. Fue promulgada en diciembre del 2012 y venció en diciembre del 2017. Felizmente, el 5 de abril pasado el Congreso decidió ampliar su vigencia por dos años más.

La primera falta se cometió contra la Ley de Moratoria y se dio cuando esta aún estaba vigente. El 23 de junio del 2017, en un acto mágico y bondadoso, el Congreso (con el respaldo de PPK, quien promulgó la ley) decidió convertir en universidades a las siguientes escuelas superiores mediante la ley 30597:

  • Universidad Nacional de Música al Conservatorio Nacional De Música.
  • Universidad Nacional Daniel Alomía Robles al Instituto Superior de Música Público Daniel Alomía Robles de Huánuco.
  • Y Universidad Nacional Diego Quispe Tito a la Escuela Superior Autónoma de Bellas Artes Diego Quispe Tito del Cusco

Los autores de esta ley en el Congreso fueron Karina Beteta y Francisco Petrozzi Franco (Fuerza Popular), así como Edgard Ochoa Pezo (Frente Amplio).

La propuesta que contradecía la Ley de Moratoria pasó más fácil que un gol de Guerrero pues esos tres centros beneficiados (según una especificación de la Ley Universitaria) pueden otorgar grados y títulos equivalentes a los de las universidades. Desde el Congreso se indicó que solo se trató de un cambio de nombres, no de la creación de nuevas universidades.

No es creación de nuevas universidades, solo cambio de nombres.

No es creación de nuevas universidades, solo cambio de nombres.

Segunda falta

Sin embargo, ahora tratan de hacer todos los cambios posibles para convertir en universidades a esos tres centros. La comisión de Educación del Congreso busca discutir un par de proyectos de ley para arreglar su situación. Uno es de Javier Velásquez Quesquén del APRA y el otro, de Francisco Petrozzi (Fuerza Popular). Ambos serán fusionados en un dictamen que proponga:

  • Que la Sunedu elabore y apruebe una guía para la correcta adecuación de las nuevas universidades. Tendrán 30 días para elaborar esa guía, una vez promulgada la ley.
  • Que la titularidad del pliego presupuestal recaiga sobre sus respectivos directores generales, es decir, que ellos manejen todita la plata.
  • Y que los directores generales sean los nuevos rectores.

Para variar, estas propuestas también contradicen la Ley Universitaria, la cual señala lo siguiente:

  • Las universidades públicas que no cuenten con gobierno deben ser conducidas por una Comisión Organizadora integrada por tres docentes principales que cumplan con los requisitos para ser rector.
  • Para ser rector de una universidad debes ser doctor, tener experiencia de 5 años como docente principal, entre otros requisitos.

Los directores de estas nuevas universidades, obviamente, serán los más beneficiados de aprobarse las leyes de los congresistas, pues al menos dos de ellos no tienen doctorado para ser rectores:

Imagen: SUNEDU

Carmen Escobedo, la directora de la nueva Universidad Nacional de Música, no tiene doctorado para ser rectora. La nueva ley le caerá como anillo al dedo. Imagen: SUNEDU

Imagen: SUNEDU

El director la nueva Universidad Nacional de Bellas Artes del Cusco, Carlos Aguilar Carrasco, tampoco tiene doctorado. Qué suerte.  Imagen: SUNEDU

Imagen: Sunedu

¿Adivinen qué? El director de la Universidad Nacional Daniel Aromía Robles, Carlos Lucio Ortega, tampoco tiene doctorado. Imagen: Sunedu

Ojo con los goles (con la mano) que los fujis y los apristas le metan a la Sunedu en los próximos días. El dictamen se discute hoy en la Comisión de Educación del Parlamento, justo en la semana del Mundial. Si esta norma se aprueba, significaría un atropello contra la Ley Universitaria. Y no sería el único.