denuncia , noticias , politica , videos Jueves, 24 mayo 2018

Mientras los precios suben tras el alza de impuestos, el Congreso no da marcha atrás en la compra de teles y frigobares

Paolo se quedó sin Mundial y los congresistas también se resisten a quedarse sin ese evento. El Parlamento de Keiko no renuncia a la compra de televisores, frigobares y computadoras carísimas, mientras que Vizcarra ha tenido que subir ciertos impuestos y ajustar la correa porque estamos pasando por momentos económicos difíciles que ya empiezan a afectar a todos. Veamos.

Austeridad y subida de precios para nosotros…

La situación es grave, pero seguro ni lo notaste por el Mundial. El Perú está pasando por un déficit fiscal, es decir, los gastos del Estado superan a los ingresos de los impuestos. Para recaudar más dinero, Vizcarra ha subido el Impuesto Selectivo al Consumo. Lo hizo mientras esperabas la sanción contra Paolo en el TAS, el 10 de mayo. Los impuestos fueron subidos a estos productos:

  • Las bebidas azucaradas y alcohólicas.
  • Los cigarros.
  • Los vehículos.
  • Los combustibles.
Este cuadro de RPP detalla cuánto subió en cada producto. Imagen: RPP

Este cuadro de RPP detalla cuánto subió en cada producto. Imagen: RPP

El más importante es el referido al combustible. La subida de los impuestos a los combustibles provoca el aumento de su precio. Cualquier economista te explicará que cuando el combustible sube, todo sube (todos los productos usan transporte). De hecho, La República informa que los precios ya empezaron su alza:

“Tras un recorrido por mercados, La República constató un incremento considerable de precios en el kilo de pollo, papaya, huevos, entre otros alimentos. Combustibles aumentan de precio por subida de cotización internacional del petróleo”.

Imagen: La República

Imagen: La República

Sumado a este aumento de impuestos, el gobierno de Vizcarra publicó un decreto de urgencia para reducir el gasto público. Debido a la situación que pasamos, el gobierno decidió disminuir los gastos que el Estado hace en “seminarios, talleres, viajes y viáticos, celebraciones, publicidad y uso de vehículo”. 

Televisores, frigobares y kompus para ellos…

Composición: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

Composición: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

Digamos que Vizcarra está poniendo de su parte para que sobrevivamos a este déficit, pero quienes viven en Narnia son los del Kongreso y Keiko. Esta semana se destaparon los necesarios e impostergables gastos que están haciendo para comprar:

Quienes se resisten a cancelar esta compra en tiempos de déficit fiscal y austeridad son el presidente del Congreso, Luis Galarreta, los fujimoristas y la dueña del parlamento Keiko.

  • Galarreta se ha achorado cuando le preguntaron si la compra de teles no era una frivolidad cuando no se avanza con la reconstrucción del norte: “Eso es politiquería. Ya hemos aprobado una muy buena Ley para la Reconstrucción y también vamos a aprobar una ley para que saquen la publicidad de algunos medios ‘mermeleros’”.

  • El fujimorista César Segura ha sido otro de los más conchudos defensores de la compra y hasta pide una cafetera: “Yo necesito informarme. Si todos [los congresistas] tenemos, dentro de la estructura de una oficina, un televisor, y este está malogrado, entonces tienen que cambiármelo. Incluso estoy pidiendo una cafetera porque la que recibí en mi oficina estaba llena de hongos, malograda”.
  • Keiko ha sumado su granito de arena para superar estos tiempos difíciles y ha dicho que ellos necesitan estos equipos: “Entiendo que este pedido data de hace varios meses (…) es un material que ellos necesitan para informarse y trabajar”.
Aquí, chill en el Congreso. Imagen: Útero.Pe/Diseño: Patricio Lagos

Aquí, chill en el Congreso.
Imagen: Útero.Pe/Edición: Patricio Lagos

El Congreso respondió un comunicado en el que aseguraban que el proceso de adquisición de las teles “culminará a fines de junio, siendo la distribución de estos bienes en agosto de 2018”. Ah, o sea, tendrán todo almacenado por un mes. ¿No que eran urgentes para su trabajo? Felizmente la Contraloría ya anunció que investigará varias de estas kompras por sus precios.