internacionales , noticias , periodismo , redes sociales , sociedad , webeo Martes, 22 mayo 2018

Lo más impopular de todo lo que se ha escrito sobre Paolo ya se publicó y lo peor es que es cierto

A pesar de la visita del presidente de la FPF, Edwin Oviedo, a su par de la FIFA, Gianni Infantino, para pedirle que nos haga un favorcito e indulte a Paolo Guerrero y así nuestro capitán pueda jugar en el Mundial Rusia 2018, Infantini no cedió. Y con esto se acaba la novela de Paolo al mundial, del tecito maligno y de las velitas encendidas.

Sin embargo, y para dolor de muchos, hoy una columna de La República acaba de caer como el zapatazo que te lanzaba tu viejita cuando hacías travesuras. El reconocido periodista y escritor, Ricardo Uceda, autor de Muerte en el Pentagonito, desbarató en unos cuántos párrafos toda la defensa posible para el delantero. Duele, sí, pero la razón siempre es más poderosa que la más ferviente de las pasiones, o sea, el fulbo pe.

Yo no fui fue ese té

via GIPHY

(Mejor hubiesen sancionado a la Umbridge).

La columna se titula “Té amargo” y narra la historia y sobre todo las versiones desde que la prueba antidoping dio un resultado analítico adverso para Paolo. Primero se responsabilizó a la FPF, luego se acusó una conspiración pero Uceda aterriza todas las reacciones del jugador en esta frase:

  • “Desde que estalló el problema el jugador ha venido culpando a terceros”.

Estas fueron las cuatro teorías que sostuvo la defensa legal de Paolo Guerrero ante el TAS y que fueron desbaratadas.

La de orina:

  • Paolo dijo que en su examen de orina las pruebas estuvieron expuestas y pudieron haber sido contaminadas.
  • Sin embargo, la prueba de orina la tomó “el mismísimo presidente de la Comisión Médica y de la Unidad Antidopaje de la CONMEBOL, el paraguayo Osvaldo Pangrazio”.
  • Además existe un protocolo para el cumplimiento de la prueba. Por seguridad, incluso el jugador puede colocar su orina en los tubos que son sellados con inmediatez y son abiertos solo en laboratorio. Además no llegan con nombre sino con código.

El médico de la FPF:

  • La otra teoría fue que en la federación se le habría administrado un medicamento prohibido.
  • Lo cierto es que el doctor del equipo, César Segura, registró ante la CONMEBOL tres medicamentos administrados a Paolo Guerrero antes del partido contra Argentina en octubre del año pasado.

La nutricionista de la FPF:

  • Se dijo también que tal vez la nutricionista, Eudith Saavedra, le habría servido a Paolo un té contaminado.
  • Pero según el testimonio de Saavedra, sirvió a Paolo té en dos ocasiones. Una en Lima y otra en Buenos Aires, por disposición médica. En Lima, el jugador abrió su propia bolsa de té y en Argentina fue Saavedra.
  • Ambas bolsitas estaban selladas y eran de las dos únicas marcas permitida por la federación: McCollins y Lipton.

El mozo del Swissotel:

  • Pero Paolo tomó, según su versión, un té en el área de visitas, que no pertenecía al control de la FPF.
  • Fue el 3 de octubre en Lima y estuvo con dos amigos en la zona de visitas. La versión de Paolo y de sus acompañantes fue que tomaron té servido por el mozo de una tetera.
  • Y dos notarios de la defensa del jugador dijeron  que en el Swissotel servían un té marca Delisse hecho a base de hoja de coca. El tribunal desestimó esa versión al insistir en que Paolo Guerrero era responsable de lo que ingería. Es decir, debía él abrir su sobre de té o debía servírselo la nutricionista.

Para que no les agarre la locura y no quieran linchar a Ricardo Uceda, su columna también habla acerca de que el castigo es desproporcionado y no se condice con las acciones, pues, la FIFA, al creer la versión del té, acepta también que Paolo no quiso sacar ventaja de su desempeño en ningún momento. Pero las lágrimas de hoy también tienen que ver con:

La mala defensa

Esto es más traumático que el final de los supercampeones. Foto: Perú 21. Edición: Útero.Pe

Esto es más traumático que el final de los supercampeones.
Foto: Perú 21. Edición: Útero.Pe

  • La FIFA le dio a Paolo solo 6 meses de sanción.
  • Pero el jugador apeló ante el TAS esa decisión. Junto con su apelación le cayó la WADA pidiendo más tiempo de suspensión.
  • De esta manera, el jugador se enfrentó tanto a la FIFA como a la WADA. De haber tomado otro camino, era la FIFA la que se hubiese tenido que enfrentar ante la WADA defendiendo la sanción de seis meses.
  • El jugador también anunció demandar al Swissotel, que negó la versión del té. Aunque, según informa Uceda, están tan tranquilazos que posiblemente tengan el video de esa reunión de Paolo el 3 de octubre en área no restringida.

La novela ya acabó y los finales felices solo existen en las más aburridas ficciones.