corrupción , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Martes, 10 abril 2018

3 cosas que todos deberíamos saber sobre la prisión preventiva ahora que está de moda meter presos a todos

En los últimos meses, muchos políticos, funcionarios y empresarios implicados en el caso Lava Jato han ido a prisión preventiva. A primera vista, esto parecería ser un buen indicio de justicia pero varios de ellos salieron en libertad al poco tiempo o, al contrario, están en prisión por razones no tan contundentes.

Imagen: Cooperativa

Imagen: Cooperativa

En esta publicación, gracias a la información de los abogados César Azabache y José Alejandro Godoy, repasaremos qué es la prisión preventiva, para qué sirve y cuál es el problema de su reciente popularidad.

1. Prisión vengativa suspendida

Es la privación de libertad ordenada por el juez en cualquier momento del proceso antes de una sentencia. La prisión preventiva se da cuando existe un peligro de fuga o indicios de algún delito grave con pena superior a cuatro años y busca asegurar el desarrollo normal del proceso y la presencia del investigado.

En pocas palabras, sirve para prevenir que la persona acusada no se fugue

Hace unas semanas, el Poder Judicial publicó una ilustración que explica en facilito qué es la prisión preventiva y en qué se diferencia de la pena o condena. 

a

Para aprobar un pedido de prisión preventiva, el juez debe corroborar que se cumplan los requisitos:

  • Que exista un peligro de fuga.
  • O indicios de un delito grave con pena mayor a cuatro años.

José Alejandro Godoy, abogado y periodista, agrega que la prisión preventiva no solo sirve para impedir que el investigado se fugue, sino también para evitar una posible alteración de la evidencia en su contra.

“La función de la prisión preventiva es cautelar que una persona no se sustraiga de la acción de la justicia, que no la obstaculice con la fuga o con la posibilidad de que la persona se vaya con material probatorio. La idea es evitar que el proceso se interrumpa, por eso la dicta el juez que controla el tema de la investigación”.

2. ¿Por qué se está aplicando tanto últimamente?

Contrario a lo que se piensa, la prisión preventiva no debería ser aplicada con tanta frecuencia ya que, en teoría, es una medida excepcional que debe ser aplicada en casos estrictamente necesarios. César Azabache, abogado penalista, lo explica mejor que nosotros:

  • “La regla moral supone que la prisión preventiva, y esto está reconocido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tenga uso solo cuando es estrictamente necesaria. Y eso está vinculado con evitar que alguien se fugue, que obstruya la justicia o que se mantenga solo de manera proporcional. 
  • Esto significa que corresponda a un evento realmente grave que puede merecer una condena futura de prisión real y no un asunto nimio que puede desembocar en una multa o en una prestación de servicios comunitarios”.

Lo que nos dice Azabache es que la prisión preventiva no solo no debería aplicarse a cada rato sino que tampoco debería aplicarse cuando no existen razones para hacerlo. En el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht en Perú, por ejemplo, hay decenas de investigados que están (o han estado) en prisión preventiva cuando las evidencias no lo justificaban.

Un buen ejemplo es el caso Humala – Heredia

Imagen: La República

Imagen: La República

La expareja presidencial está en prisión preventiva desde julio del 2017. El fiscal a cargo del caso, Germán Juárez Atoche, presentó un montón de razones (35 elementos de convicción contra Nadine y 22 contra Ollanta) para sustentar su solicitud de prisión preventiva y el juez Richard Concepción Carhuancho la aprobó. Sin embargo, para César Azabache no justifican la medida:

“Mas allá de que hay algunas referencias que yo entiendo no son muy claras sobre la posibilidades de fuga, no encuentro que el hecho de darle un poder a la madre para que las niñas viajen sea un acto de fuga. Ni siquiera encuentro que el contrato con la FAO que en su día tuvo Heredia sea un acto de fuga”.

¿Por qué entonces se está aplicando tanto la prisión preventiva? Godoy opina que la medida se ha mediatizado:

“Creo que el uso de la prisión preventiva se ha mediatizado. Creo que lo que está ocurriendo es que por cada investigación mediática, se piensa automáticamente en la prisión preventiva y nos estamos equivocando: la idea es que la persona sea sancionada, que se haya una buena investigación, una buena acusación y finalmente vaya a prisión”.

César Azabache piensa lo contrario, él no cree que se haya mediatizado o politizado ya que el juez Carhuancho rechazó el primer pedido de detención presentado contra Nadine Heredia. A pesar de las discrepancias, hay algo en lo que ambos abogados coinciden: la solución.

3. ¿Cuál es la solución a este problema?

En abril del 2017, el gobernador regional del Callao, Félix Moreno, ingresó a prisión preventiva por orden del juez Manrique Laura. Dos meses después, el Poder Judicial revocó la orden en su contra y lo liberó. 

Al toque salió de Canadá. Foto: La República

Al toque salió de Canadá. Foto: La República

Lo primero que podría pensar la ciudadanía sobre este incidente es que, por supuesto, Moreno se salió con la suya y quedó impune. El gobernador regional del Callao fue acusado por un colaborador eficaz de haber recibido dinero de la corrupta Odebrecht.

Sin embargo, Azabache explica que lo que hubo en este caso fue una precipitación de la Fiscalía y esto no hace más que promover la percepción de impunidad:

  • “El caso Félix Moreno llama tanto nuestra atención por esa percepción común o esa sospecha social porque el caso se ve grave y porque probablemente las evidencias sean ciertas. Pero lo que el tribunal dijo cuando revocó la detención de Félix Moreno fue que la Fiscalía se había precipitado porque había pedido la detención cuando tenía la declaración bajo el procedimiento de colaboración eficaz del señor Gil Shavit sin haber obtenido evidencias que corroboren el contenido”.
  • “Y en nuestro derecho, la declaración del colaborador eficaz sola, la sindicación del colaborador eficaz, no es reconocida como elemento suficiente para justificar una detención. Eso tiene mucho sentido porque el colaborador eficaz es, al final del día, no un testigo sino prácticamente una parte en el procedimiento”.

Otro problema que ocasionan tantas medidas de prisión preventiva es aumentar el hacinamiento en las cárceles. En setiembre del 2017, la Comisión Interamericana de Derechos humanos publicó el “Informe sobre el uso de la prisión preventiva en las Américas”, revelando que en América Latina, el promedio de personas en prisión preventiva es el 36% del total de la población penitenciaria.

En el Perú, según este informe, hasta julio del 2012, más de 58,000 personas se encontraban privadas de su libertad pero solo el 41.2% tenía sentencia.

Fuente: CIDH

Fuente: CIDH

Mucho floro. ¿Solución? 

A C E L E R A R   L A S   A C U S A C I O N E S

Una persona no debería estar demasiado tiempo en prisión preventiva sin ser acusada por el fiscal a cargo de la investigación. Si se aprueba una orden de prisión preventiva injustificada, la misma será revocada al poco tiempo (Félix Moreno, Graña y Montero). César Azabache lo explica detalladamente:

“Desde mi punto de vista, la Fiscalía tiene el derecho de reivindicar la introducción en nuestro derecho de una regla práctica que le permita asegurar incluso con la detención los casos que está a punto de llevar a juicio. Pero para hacerlo tiene que presentar una acusación y en esa acusación pedir el aseguramiento por razones para evitar fugas, pedir la detención porque está por presentar una acusación y presentarla de inmediato de modo que no se produzcan situaciones como las que ahora, lamentablemente, están confirmadas en el caso Humala – Heredia”.

No falta mucho para que el fiscal Hamilton Castro vuelva a interrogar a Jorge Barata en Brasil sobre las coimas entregadas a políticos peruanos. Sería oportuno que la Fiscalía tome las medidas necesarias antes de seguir metiendo gente a prisión preventiva cuando no es necesario.