corrupción , denuncia , noticias , politica Martes, 20 marzo 2018

AQUÍ TIENES MÁS: Así es como PPK le da una manito a un ‘keikista’ que anunció que no votará por la vacancia

Tras la difusión de los #KenjiVideos, comprobaste que PPK es capaz de venderle su alma y las obras al Chino con tal de mantenerse en el poder. Para que conozcas más de este negociado que buscaba obtener los votos contra la vacancia, puedes ver el caso de Elard Melgar, un congresista keikista que anunció que votará contra la vacancia:

“Todavía no renuncio, pero yo creo que se daría porque no es estoy de acuerdo con la vacancia. Mi voto es en contra de la vacancia”.

Imagen: Prensa al Día

In your face, Keiko. Imagen: Prensa al Día

Lo que motiva a Melgar a pechar así a Keiko (la lideresa con la que llegó al Congreso desde el 2011) parece no ser su amor por la institucionalidad y la democracia. Para entender su accionar, debes recordar su labor empresarial.

El kongresista que tenía mucha sed

Antes de llegar al poder, Melgar fundó la empresa Agropecuaria San Ramón en la región Lima, donde sembraba paltas, uvas, granadillas y criaba chanchos y vacas. Su propio video de campaña del 2011 lo informaba:

Del 2000 al 2011, Melgar figuraba como el gerente general de esa compañía. Su negocio olía mal y no precisamente por las heces de sus animales, sino porque en el 2012, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) sancionó a su compañía por “destinar las aguas a un predio distinto para el cual fue otorgado” y por “haber utilizado el agua en mayores volúmenes que los autorizados”. O sea, por robar agua.

Se le hacía agua a la boca. Imagen: Huaral.pe

A Melgar los negocios agropecuarios se le hacen agua a la boca. Imagen: Huaral.pe

Panorama también denunció que Melgar presentó dos proyectos de ley que beneficiaban directamente a los agropecuarios, o sea, a los empresarios como él. El reglamento del Congreso exigía que “en caso de participar en la aprobación de leyes en las cuales puedan estar favorecidos intereses económicos directos, personales o familiares, el congresista deberá hacer explícitas tales vinculaciones”. Melgar no lo hizo.

Desde el 2011, San Ramón estaba a cargo de Carmen Hinostroza Callirgos. En el 2015, la compañía volvió a ser sancionada por la ANA por “destruir la defensa natural  (carrizo, caña brava y huarango) de la margen izquierda del río Supe” y poner en riesgo al canal Oscón y predios agrícolas ante un posible desborde del río”. La empresa apeló, pero la ANA ratificó su sanción.

El favorcito de PPK

La suerte de la empresa que fundó Melgar cambió juuusto cuando PPK está en aprietos. La ANA, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), ya no lo sanciona, ahora le regala agua. El 1 de marzo de este año, cuando la vacancia ya era discutida públicamente, la institución del Minagri aprobó el primer paso para que San Ramón pueda obtener aguas subterráneas del río Huaura.

Resolución 348 – 2018- ANA- AAA- Cañete Fortaleza by Andy Livise on Scribd

Hablamos con un agricultor de la zona que prefirió no identificarse por temor a las represalias y contó que cuando la empresa succionará el agua del lugar, afectará la cuenca superior que abastece a la junta de usuarios del Valle de Supe:

“La gente en Supe sufre por la escasez de agua porque es una cuenca seca. Al perforar esos pozos, les quitas el agua a los pequeños agricultores”.

Esta resolución a favor de San Ramón fue dada por silencio administrativo positivo. Esta figura significa que una entidad aprueba automáticamente una solicitud si no emite una respuesta vencido el plazo máximo. O sea, si una institución no te contesta porque está muy ocupada, porque se olvidó o porque simplemente te quiere hacer un favorcito a cambio de tu voto, tu pedido se aprueba.

Imagen: Útero.Pe

#AguaSí #VacanciaNo. Imagen: Útero.Pe

En el documento se aclara que la Agropecuaria no puede usar las aguas subterráneas. Sin embargo, esta resolución solo es un primer paso para extraer aguas. Lo más probable es que sepamos del desenlace de este permiso cuando Melgar sea uno de los que salve a PPK de la vacancia. Agüita pa’ ti.