corrupción , denuncia , noticias , politica , videos Viernes, 9 marzo 2018

3 escandalosas cosas que ocurrieron durante el allanamiento a la casa de Yoshiyama

El pasado miércoles despertamos con la esperanzadora noticia de que el exsecretario de Fuerza Popular, Jaime Yoshiyama, había sido detenido por tener un par de adornitos que cualquiera tendría junto a los retratos familiares: una pistola y dos mil municiones. Sin embargo, el allanamiento por el caso Odebrecht fue tan escandaloso como ese hallazgo.

1. Tuvieron que romper la puerta

Gracias a nuestro ámix Christopher Acosta de Latina, conocimos más detalles de la intervención a la jatazo de Yoshiyama luego de que Barata revelara que Odebrecht financió la campaña de Keiko en el 2011.

En agosto del 2017, cuando se conocieron las primeras noticias de ese financiamiento, Keiko escribió: “Siempre he colaborado con todas las investigaciones y ésta no será la excepción”. Pero no dijo nada de la colaboración de sus subalternos. Por eso es que Yoshiyama no abrió la puerta de su casa al fiscal cuando llegó con la Policía para el allanamiento.

Las autoridades tuvieron que romper la puerta al mismo estilo que el terna que se disfraza de Papa Noel para capturar a microcomercializadores de droga.

Animated GIF
Encuentre las 7 diferencias
Animated GIF
Lo más alucinante es que en el comunicado que ‘Pistolita’ Yoshiyama envió a través de ‘Pistolita’ Chlimper, aseguraba que “durante el desarrollo de la diligencia he prestado mi apoyo, guiando al fiscal por cada uno de los ambientes de mi casa, dando todas las facilidades correspondientes”.
Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

 2. La tarjeta de Jorge Barata

En ese mismo comunicado en el que Yoshiyama mintió más que PPK en campaña, el fujimorista afirmaba que “en la diligencia de allanamiento, no se ha encontrado documento o información que me vinculen con lo dicho por Barata, menos aún alguno que tenga relación a la empresa Odebrecht”.

Imagen: Latina

¿Y esto qué es? Imagen: Latina

La Fiscalía sin embargo halló una tarjeta de Barata donde se leía bien grande “Odebrecht”. En la  misma figuraba con lapicero el nombre de “Guto Baiardi” y su número de celular. De acuerdo con Latina, Guto es familiar de Ernesto Baiardi, un ex alto ejecutivo de Odebrecht. Este último, según Convoca, fue procesado por la Fiscalía debido a “las irregularidades detectadas en la construcción de un canal de regadío en Ayacucho, en medio de sospechas de corrupción y sobornos”.

Este apellido es muy cercano a los Odebrecht. Renato Baiardi, por ejemplo, otro hermano de Ernesto, “es un antiguo amigo de Emilio [Odebrecht] y uno de los accionistas del holding del grupo”. Los Baiardi no son cualquier cosa y Yoshiyama tenía el cel de uno de ellos a su disposición.

ia mejor mátenme iévame, zeñor no ahora, por favor

ia mejor mátenme / iévame, zeñor / no ahora, por favor. Imagen: Latina

3. ¡Estaban secuestrando un CPU!

Fieles a la costumbre naranja, la esposa de Yoshiyama colaboró con la justicia intentando secuestrar un CPU. De acuerdo con la nota, María Sasaki Motonishi pidió permiso al fiscal Domingo Pérez para retirarse. Como la actitud de Sasaki se parecía al mismo comportamiento que tienes cuando prestas tu cel y no quieres que vean tu nopor, las autoridades procedieron a revisar la maletera del auto donde se iría Sasaki.

Imagen: Latina

¿Así se habrán robado los CPU los supuestos ladrones que ingresaron a la casa de los Yoshiyama? Imagen: Latina

Allí encontraron un CPU que Sasaki intentaba llevarse. La esposa de Yoshiyama es la misma que en el 2011 “relató a las autoridades, que en horas de la madrugada, un grupo de ladrones se llevó de su casa una computadora, dos CPU, un monitor LCD, una laptop, entre otros equipos”. El robo nunca pudo ser comprobado por la Policía.

Sasaki es una cómplice de amor de Yoshiyama. Ha conformado una empresa con él y hasta el 2016, “no registraban separación patrimonial“. Según un documento del Congreso, fue incluida en las pesquisas de la Comisión Investigadora de los Casos de Corrupción de la Década de 1990 al 2000.

Bonus track: un cajón vacío

Más vacío que el frío corazón de tu ex. Imagen: Latina

Más vacío que tu billetera. Imagen: Latina

Si la Fiscalía no encontró táperes con billetes fue porque Yoshiyama ya estaba listo para colaborar con las autoridades: el cajón de un mueble en el que se leía ‘Fuerza Popular, penal Fiscalía 2017’ estaba vacío. Fácil y los ladrones también se llevaron esos papeles que confundieron con rifas.