noticias , politica , sociedad , violencia Miércoles, 7 marzo 2018

Hoy amanecimos con otro fujimorista detenido y esto es todo lo que debes saber al respecto

El exministro fujimorista Jaime Yoshiyama, acusado por Barata de recibir plata para la campaña de Keiko en el 2011, amaneció hoy en una comisaría de La Molina. Justo después de que te echaste a dormir tras procrastinar en Internet, es decir, a las 3 de la mañana, el excandidato a la vicepresidencia de Keiko fue detenido, peeero lamentablemente no por el motivo que hubieses querido.

El allanamiento

Yoshiyama no estaba en el Perú cuando se reveló la declaración de Barata. Los malpensados que se dejaron llevar por la tradición fujimorista de la fuga creían que había huido a Estados Unidos. Sin embargo, volvió.

Ayer, el Ministerio Público realizó un allanamiento a su vivienda para encontrar táperes con billetes, ok, no. Para encontrar indicios que contribuyeran a la investigación que se le sigue a los aportes de Fuerza Popular.

Imagen: La República

El fiscal José Domingo Pérez es nuestro comisionado Gordon. Imagen: La República

Lo que informa Ojo Público es que el Poder Judicial autorizó esa intervención porque “existen suficientes elementos de convicción que vincularían a Yoshiyama y Augusto Bedoya con el delito de lavado de activos”:

“Ya que los hechos se refieren a presuntos aportes de dinero, proveniente de fuente ilícita de Odebrecht (…), es probable que en dicho lugar [los domicilios de Yoshiyama y Bedoya] se encuentren instrumentos, efectos y objetos del delito de lavado de activos”.

El portal de investigación detalla que en la casa de Bedoya Cámere se incautó:

  • US$ 7.221, €400 y
  • S/ 1.750 junto a una cartera de viaje;
  • estados de cuenta del Banco de Crédito,
  • dos laptops,
  • chips de teléfonos celulares de diferentes empresas,
  • dos celulares usados,
  • memorias USB
  • y documentos de interés para la investigación.

Otro con pistolita

Mientras tanto, en la jato de Yoshiyama, la Fiscalía incautó “dinero en efectivo por un valor de más de US$8 mil (en soles, euros y dólares), tres CPU, memorias USB, dos teléfonos celulares y documentos”. Además, encontró algo que nunca falta en la casa de un fujimorista habrías imaginado:

Una pistola marca Beretta con 2 mil cartuchos calibre 22 y 38 sin licencia de propiedad.

Por este motivo, Yoshiyama fue conducido a la comisaría de Santa Felicia en La Molina, el mismo distrito donde vive Fujimori. Quien salió a brindar más detalles de la posesión sin licencia del arma fue otro fujimorista experto en armas: Pepe Chlimper:

En el comunicado, la exmano derecha de Keiko afirma que no se encontró ningún documento que lo vincule con Barata o con la empresa Odebrecht. La explicación sobre la pistolita es más surrealista que la historia de La forma del agua:

“Se encontró una pequeña pistola Beretta y municiones, la cual posiblemente fue un regalo de cuando fui ministro o parlamentario. Por ese motivo acudí inmediatamente a la Policía a fin de dar información necesaria, pues se trata de un arma que yo mismo encontré y se la enseñé a los efectivos policiales, que ni recordaba tener en mi propiedad, guardada posiblemente desde hace 20 años aproximadamente y que por su antigüedad se encuentra inoperativa”.

Bueeeno, no es que hayas acudido, te han llevado, amigo. Imagen: La República

Bueeeno, no es que hayas acudido, te han llevado, amigo. Imagen: La República

Yoshiyama ha pasado el examen con el médico legista y ha retornado a la comisaría de La Molina, donde permanece hasta el cierre de esta nota. El exabogado de su jefe Fujimori, César Nakasaki, ha dicho en Twitter que “el delito de tenencia ilegal de arma de fuego es distinto a la infracción administrativa de uso de arma sin licencia”: “El delito de tenencia ilegal de arma es un acto preparatorio punible; se ‘posee’ un arma para cometer delitos de robo, extorsión, homicidio, etcétera”.

Leyenda: Casuaaal,estás en tu casa y encuentras una pistolita con ¡¡¡¡2000 municiones!!!

De “Pistolita Chlimper” a “Pistolita Yoshiyama”.

Los fujimoristas que tienen el poder del Congreso ya salieron a denunciar una persecución de la Fiscalía y de quienes odian a los fujimoristas por tener una pistolita con 2 mil municiones. Lo raro es que no hayamos visto a Bartra grabando intimidatoriamente el allanamiento o a Salgado gritádole al fiscal: ¡No sabe con quién se mete!”.