noticias , politica , videos Martes, 6 marzo 2018

No solo hicieron chanchita contra Ollanta, los empresarios de la Confiep también financiaron a estos fujimoristas

En medio de todo el laberinto armado por la confesión de Jorge Barata, otra verdad salió a la luz y esta vez vino desde el lado más poderoso de nuestro país: la plata de la Confiep. El actual presidente de la institución más usura que reúne a las empresas más importantes del país, Roque Benavides, afirmó durante una entrevista en RPP que varios empresarios hicieron una chanchita pero no para comprar chelas sino para costear una campaña mediática contra Humala y a favor de Keiko Fujimori en el 2011. Fueron más de dos millones de dólares los que se ejecutaron.

Esto, por supuesto, supone un escándalo que desprestigia a la clase empresarial en el país por su intromisión en la democracia. Peor aún cuando hace algunos años, el mismo Roque Benavides negaba cualquier tipo de aporte.

Esta entrevista realizada en el desaparecido programa Abre los ojos de Beto Ortiz, el minero indicaba que él nunca había formado parte de ninguna bolsa, ante las sospechas de haber realizado un plan para fortalecer la imagen de cuco de Ollanta Humala en los medios.

(Minuto 17:15).

Roque:

“Para nada. Yo nunca he invertido en ningún programa (en referencia al programa express de Jaime Bayly en canal 4). Sí sé del chisme que decía que habíamos pagado para que venga este señor. (…) Yo no soy parte de ninguna bolsa. Y le juro por mi santa madre que tiene 92 años que yo no he puesto ni un penique”.

Also Roque:

En RPP la semana pasada:

“Lo que sucede es que el 2011 la Confiep hizo una campaña, dentro de sus objetivos de promover la empresa privada, que consistía en transmitir mensajes en un campaña (proceso electoral) donde el señor Ollanta Humala era un hombre que hablaba contra el sistema. Y nosotros consideramos que debíamos hacer una campaña que nos costó por encima de los dos millones de dólares con aportes de distintos gremios asociados. En ese sentido, una de las veintitantas empresas que contribuyeron a ese fondo para salir con la campaña fue Odebrecht, que pertenecía a un gremio asociado a Confiep dedicado a la infraestructura (AFIN)”.

La confesión casi freudiniana de Roque Benavides despertó tal revuelo que en la página web de la poderosa Confiep hay un banner todavía colgado donde aclaran que nunca jamás never en la life han financiado la campaña electoral de nadie.

Ahh oks. Imagen: captura web

No sabemos si creerles ah…
Imagen: captura web

La Confiep indicó que ya remitieron a la Fiscalía los documentos de la chanchita en la que participó Odebrecht. Sin embargo, como la regla principal es siempre dudar del poder, decidimos poner en pausa nuestro video de gatitos y verificar que sea totalmente cierta la afirmación sobre que no se financian campañas.

1. Juanjo el desinteresado

Buscando en los archivos aburridos online de la ONPE, nos cruzamos cara a cara con los aportes declarados del excongresista fujimorista Juan Díaz Dios. Dos importantes gremios empresariales y una ONG también financiada por la Confiep aparecen como donantes.

Uy. Imagen: ONPE

Qué lechero.
Imagen: ONPE

  • Reflexión Democrática: 25,085 soles.
  • Confiep: 23,282 soles.
  • Sociedad Nacional de Pesquería: 23,282 soles.

Casi 50 mil soles en donativos para Juanjo, quien luego protagonizaría un escándalo tras ser acusado de agresión a una mujer.

2. Ascensor Galarreta

Apostando a ganador. Imagen: Útero.Pe

Apostando a ganador.
Imagen: Útero.Pe

En el 2011, Luis Galarreta era una joven promesa de la política peruana y candidato por Alianza para el Gran Cambio con PPK a la presidencia. Declaraba en medios en contra de Keiko Fujimori, decía que el gobierno del líder del naranjismo había sido una dictadura choraza y también hacía campaña gracias a los aportes de grandes gremios empresariales del país.

Uyuyuy. Imagen: ONPE

Manya, igualito que Juanjo.
Imagen: ONPE

  • Reflexión Democrática (ONG de empresarios): 51,118 soles.
  • Confiep: 10,425 soles.
  • Sociedad Nacional de Pesquería: 10,425 soles.

Es una alegre coincidencia que el gremio que acaba de aceptar haber realizado una contra campaña mediática contra Ollanta Humala para favorecer a Keiko Fujimori, haya financiado también al congresista que más tarde se volvería más naranja que el jugo que te tomas todas las mañanas.