discriminación , libertades , noticias , periodismo , redes sociales , sociedad , videos , violencia , webeo Lunes, 26 febrero 2018

El fallo sobre la comida en los cines convirtió a estos dos periodistas en “las viejas de La Molina” [VIDEO]

Finalmente tu mochila dejará de oler a grasa porque ya no tendrás que ocultar tus snacks y tu gaseosa helada entre tus libros de la universidad. Gracias a un fallo del Indecopi (y a una denuncia planteada por la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios), ahora podrás ingresar con tu bolsa de Metro repleta de canchita y sin que te hagan roche a las salas de Cinemark y Cineplanet.

Imagen:

Imagen: Twitter

Los que explotaron de ira peor que una canchita fueron los “liberales” peruanos que criticaron este fallo del Indecopi. Curiosamente, la institución aclaró que la prohibición del ingreso de alimentos que no son comprados en el mismo cine, “vulnera el derecho de los consumidores a elegir libremente los productos y servicios que se ofrecen en el mercado”.

La resolución también especifica que “los alimentos que se ingresen serán aquellos iguales y/o de similares características a los que se vendan en dichos locales“, o sea, snacks. Sin embargo, los mismos que comen sus grasosos hot dogs y sus olorosos nachos se espantaron porque creyeron equivocadamente que el público ahora llevaría sus “pollos a la brasa, sus 7 colores, sus pachamancas”. Solo les faltó decir que no soportarían el olor a mote con queso.

Claro, campeón. "Pachamanca con mayonesa". Imagen: Twitter

Claro, campeón. “Pachamanca con mayonesa”. Imagen: Twitter

El hombre que no comía en la playa. Imagen: Twitter

El hombre que no comía en la playa. Imagen: Twitter

Un programa del siglo XX

Los liberales que sumaron sus burlas fueron los dos periodistas de “la secuencia económica Scotiabank” en RPP. Ricardo Gómez Palma y Carlos Urrunaga comentaron así la resolución de Indecopi (min. 2:00):

— Urrunaga: Y ese es un siguiente tema. Es decir, tú estás yendo al cine, no estás yendo a cenar, no estás yendo a almorzar, no estás yendo a desayunar. Eso quiere decir que si vas con tu táper con mondonguito es probable que no te dejen entrar. O si vas con tu butifarra…

— Gómez: Sí, la gente dice: “¿Y los olores que vamos a tener en las salas de los cines?” Porque todo mundo va a querer llevar, no sé, pues, anticuchos, picarones, no sé.

— Urrunaga: Imagínate, entras con tu bolsa de carbón y tu parrilla, ¿no? ¿no?

Su comentario especializado continuó cuando se refirieron a las mujeres que acuden al cine. Según sus reflexiones microeconómicas, a la mujer que se está “afanando” hay que comprarle su canchita y a la esposa, pedirle que la prepare en casa (min. 5:50):

— Urrunaga: Acá, antes de ingresar. Podemos contar lo que hemos vivido, Ricardo. Hemos hecho una pequeña encuesta. Los más jóvenes decían: “Si voy con la chica que estoy afanando, obligatorio tengo que hacer la finta de comprar la canchita, la gaseosa…”.

— Gómez: Pero si voy con mi esposa o con mi novia, con la que ya tengo cierto tiempo, ya le puedo pedir a ella que haga la canchita en casa. Ja, ja, ja.

Ay, foh. Picarones.

Ay, foh. Picarones, mondonguito. Composición: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

Ya está aclarado que solo puedes ingresar snacks, así que ante los comentarios clasistas y machistas encaletados: