deportes , noticias , periodismo , redes sociales , sociedad , videos , webeo Lunes, 19 febrero 2018

Un mundial sin la voz que nos llevó al Mundial: así es como recordaremos a Daniel Peredo

Un post de Facebook del periodista Víctor Liza, donde linkeaba un video de la última gran narración del periodista deportivo Daniel Peredo, decía lo siguiente:

Daniel Peredo me ha hecho llorar dos veces: cuando relataba los últimos minutos del Perú – Nueva Zelanda, el partido de la histórica clasificación a Rusia; y ahora que me entero de que se acaba de ir.
Adiós, relator de la victoria.

No es el único que ha derramado una o más lágrimas este mediodía infame de lunes 19 de febrero del 2018, a 117 días del debut de la selección de nuestro país en un Mundial después de 36 años de ausencia. Daniel Peredo tenía 48 años cuando, después de jugar la habitual pichanga de los lunes con sus amigos, ingresó para una consulta en la clínica San Felipe, donde falleció tras un paro cardíaco.

El equipo de Útero.Pe, que no es precisamente futbolero, le rinde un homenaje al hombre que nos hizo llorar el 15 de noviembre pasado con sus palabras tras la clasificación y que hoy nos vuelve a conmover con su desaparición. Por esa razón, hemos juntado las narraciones más emblemáticas de Daniel Peredo, cuya existencia ya forma parte de la historia del deporte nacional.

Vives para siempre. Imagen vía: Perú 21/Movistar

Vives para siempre.
Imagen vía: Perú 21/Movistar

1. Perú en Ecuador: “Era hoy, Ramón, te dije. ¡Ha ganado con juego!”

El 5 de setiembre del año pasado, la selección de fútbol de nuestro país hizo historia en Quito, Ecuador. Ganando 2 a 1 con goles del “Oreja” Flores y de Paolo Hurtado, se metió en la zona de clasificación al Mundial de Rusia 2018. Ese día, entre lágrimas, Daniel Peredo ya auguraba lo que vendría dos meses después, cuando el país entero estalló en júbilo por la vuelta a un mundial. Fíjense, Peredo, como ningún otro periodista, lloró la clasificación dos meses antes de que esta finalmente sucediera.

Y así se lo gritaba a todo el país y a Ramón Quiroga, cuyo nombre aparece en varias narraciones emblemáticas de Daniel:

“¡Ganamos! ¡Ganamos! Era hoy, Ramón. Era hoy, Ramón, te dije. Siempre hay una primera vez. ¡Gloria al Perú en las alturas! ¡Perú ha roto esa racha de que no puede ganar en Quito! ¡Y ha ganado bien! ¡Ha ganado con juego! Ha ganado poniéndola abajo, ha ganado con goles de Flores y de Paolo Hurtado. Ha ganado sosteniendo con 10 hombres. Ha ganado con Cartagena y Santa María que debutaban. Sí, con dos debutantes, con Cartagena y Santa María. ¡Ha ganado Perú en Quito! ¡Ha ganado 2 a 1! ¡Somos quintos por ahora! [Dando pase a su compañero] En la cancha, Pedro Eloy”.

2. Perú – Nueva Zelanda: “¡Apareció Ramos para hacernos llorar!”

El gol que nos traía la certeza del boleto a Moscú fue gritado hasta el cansancio por el relator de fútbol sin que se le apague en ningún momento la voz. Daniel Peredo improvisó una especie de poema con el mismo azar que nos llevó al Mundial.

Estamos cerca, Ramón.

“¡Apareció Ramos como un nueve! ¡Apareció Ramos y bien por él! ¡Apareció el líder, uno de los líderes de la selección! ¡Apareció Ramos, uno de los capitanes sin cinta! ¡Uno de los capitanes sin banda! ¡Apareció Ramos! ¡Apareció Ramos, el defensor confiable! ¡Apareció Ramos siempre oportuno en el área nuestra, ahora le tocó aparecer en el área rival! ¡Apareció Ramos para decirnos que estamos cerca, Ramón! ¡Apareció Ramos para empujarla debajo del arco! ¡Apareció Ramos como el héroe en el área! ¡Apareció Ramos para hacernos soñar!”.

3. Perú – Nueva Zelanda: “No hay mal que dure 36 años ni fútbol peruano que lo resista”

La frase que abre esta recuerdo de Peredo quedará para siempre en polos, gorros y cuadros como una estampa de esperanza. Al final del partido entre Perú y Nueva Zelanda, mientras otros periodistas y todos los hinchas lloraban de la emoción sin poder contenerla, Daniel Peredo se mantuvo firme y calmado para transmitir desde su eterno micrófono las palabras precisas que hicieron que se nos escarapele la piel.

Abrácense, celebren, destapen:

“Vuelve el Perú a un Mundial, Ramón. Volvemos después de 36 años. Ha ganado Perú. Ha ganado dos a cero. Es la locura en la cancha, es la locura en la tribuna. Volvemos a un mundial. Era posible, Ramón. Era hoy. No nos iba a aguantar Nueva Zelanda, lloran los jugadores se abrazan en la cancha, la gente celebra en las tribunas, vuelve Perú a un Mundial después de 36 años.

Hoy 15 de noviembre del 2017 quedará como el Día mundial del hincha peruano. Abrácense, celebren, destapen, marquen en los calendarios, abrácense en las calles, hoy es nuestro día. Algún día tenía que ser. No hay mal que dure 36 años ni fútbol peruano que lo resista”.

BONUS TRACK: Perú – Argentina

En 10 de setiembre del 2008 en el Estadio Monumental, Perú jugaba con un respirador artificial ante la poderosa Argentina. Messi y sus amigos nos ganaban por uno a cero en cancha peruana, hasta que en los últimos segundos, Juan Manuel Vargas robó una pelota y corrió como un rayo hasta que pateó un centro con Johan Fano en el lugar preciso del área rival, desde donde pudo empujar la pelota para la explosión de todos los hinchas. Aunque no clasificamos al Mundial Alemania 2010, ese día no se recordaría con tanta emoción si no fuese porque Daniel Peredo narró el gol con el júbilo de tiempos futuros.

Con el corazón de todos:

“En el área espera Ñol, en el área espera Ñol. ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol peruano! ¡Con el corazón de Vargas, con los huevos de Vargas, con el empuje de Vargas, con el pundonor de Vargas, con el corazón de todos. Lo hizo Vargas, la metió Fano, no merecíamos perder, no merecíamos irnos con las manos vacías, no merecíamos el uno a cero en contra!

¡Apareció Fano en el final, apareció Vargas empujando como quien trata de sacarse un argentino, como quien trata de empujar a Bataglia, como quien pacta para levantar la cabeza, como quien pacta para mirar a Fano y Fano hizo su trabajo. Fano hizo lo que hace un goleador, Fano hizo lo que hace un nueve. Ahí Fano, en el área Fano. Es el mejor final que me ha tocado narrar. Perú 1, Argentina 1!”.

Felizmente, no fue el mejor final que le tocó narrar a Peredo. En la memoria de todos los peruanos quedará su voz de victoria y cuando recordemos el día más feliz de nuestras vidas, será con su voz emocionada y nuestra piel volverá a escarapelarse y nuestra garganta a volverse un nudo que otra vez no podremos contener. El 16 de junio, cuando el Perú debute en Rusia, el grito de Peredo abrirá el partido y los goles se escucharán con su narración donde repetirá mil veces “Gol, gol, gol, gol, gol, gol”, y en cualquier lugar se volverá a improvisar un poema con el nombre del jugador de turno. La alegría de toda una nación lleva el nombre de Daniel Peredo.