discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia , webeo Miércoles, 7 febrero 2018

En plena crisis sobre la violencia sexual, la ministra de la Mujer viaja a un “Diálogo de la Felicidad”

Mañana será la marcha ‘Jimena Renace’ por las niñas víctimas de violación sexual, pero es muy probable que la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables no asista. Ana María Choquehuanca tiene mejores planes para mañana, específicamente, se trata de un viaje al Segundo Diálogo Global para la Felicidad en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos (Oriente Medio).

Imagen: El Peruano

Resolución 032-2018 de la PCM publicada ayer en el que deja el Ministerio de la Mujer a cargo de la ministra del Ambiente. Imagen: El Peruano

La resolución de El Peruano detalla que la ministra Choquehuanca asistirá “al Segundo Diálogo Global para la Felicidad que tendrá lugar el 10 de febrero de 2018” y “a la Sexta Cumbre Anual de Gobiernos del Mundo a realizarse del 11 al 13 de febrero de 2018”. A pesar de que los eventos empiezan el 10, la también congresista ppkausa viajará mañana, 8 de febrero, y volverá el Día del Amor, o sea, el 14 de febrero.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

Una de las medidas que dispuso la ministra antes de viajar fue la formación de una instancia nacional que trabajará con otros ministerios para, entre otras acciones, emitir una alerta ante la desaparición de una niña o un niño. La ministra deja el país en este contexto, en el que se discute la problemática de la violación sexual, para participar urgentemente en aquel diálogo sobre la felicidad.

El evento, según la propia resolución, “es un espacio que reúne a más de trescientos expertos internacionales y tomadores de decisiones de todo el mundo para debatir sobre la importancia de la felicidad y el bienestar, y el papel imperativo de los gobiernos en la creación de sociedades felices y positivas”. Es decir, la búsqueda de una sociedad Disney.

Imagen: Atalaya

La ministra se hubiese llevado a Gisela Valcárcel para ese diálogo positivo. Imagen: Visualmente

P o r  l a s  p u r a s

Viajar a los Emiratos Árabes para dialogar sobre la felicidad es como viajar a Venezuela para conversar sobre libertades individuales y prosperidad económica. En dicho país, los derechos de las mujeres son más pisoteados que aquí. Para muestra solo un ejemplo de las leyes que rigen a las mujeres, según este informe de Human Rights Watch:

“El artículo 53 del Código Penal de los Emiratos Árabes Unidos permite la imposición de ‘castigo por un marido a su esposa y el castigo de los hijos menores’… En 2010, el Tribunal Supremo Federal de los Emiratos Árabes Unidos emitió un fallo, citando el código penal de los EAU, aprobando los golpes y otras formas de castigo o coacción por los maridos a sus esposas, a condición de que no dejen marcas físicas”.

Imagen: Pinteret

Imagen: Pinterest

Otro escandaloso caso denunciado en el 2015 por la BBC fue que en el país en el que la ministra hablará de la felicidad, las mujeres ultrajadas sexualmente corren el riesgo de ir a prisión si “no tienen cómo probar el delito”, pues el Estado penaliza el tener relaciones sexuales fuera del matrimonio (también sancionan el adulterio, la fornicación y la homosexualidad).

En síntesis, la ministra arribará a un país que es más infeliz que el Perú para hablar de felicidad. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.