discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 22 enero 2018

3 metidas de hostia del papa Francisco durante su visita al Perú

Tras su incómodo paso por Chile, el único jefe de Estado que es adulado desvergonzadamente por los periodistas llegó a Perú para asegurarse de no perder los beneficios económicos del Estado peruano reforzar la fe de los católicos. El papa ya ascendió a los cielos para llegar a Roma, pero durante su estadía aquí no solo dejó rezos, sino también temas que fueron más ignorados que tacho de basura en base de Las Palmas.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

1. Ignoró a las víctimas del fujimontesinismo

En Chile, el sumo pontífice presidió una misa por las víctimas de la dictadura de Pinochet y se reunió con uno de los familiares de estas. En Perú, sin embargo, no hizo una mención expresa a las víctimas mortales del fujimontesinismo. Tampoco se reunió con ninguno de los familiares de los fallecidos, a pesar de que estos buscaron reunirse con él y hasta le enviaron una carta.

Una misa placentera para los fujimoristas. Imagen:

Una misa placentera para los fujimoristas. Imagen: Twitter

La mención más cercana a los abusos de la dictadura de Fujimori fue su declaración en Madre de Dios donde dijo que “se sigue promoviendo la esterilización de las mujeres en ocasiones, con desconocimiento de ellas mismas“. Esto, más que estar relacionado con las esterilizaciones forzadas, lo está con su discurso contra el aborto, al cual hizo mención ni bien pisó suelo peruano.

2. Su silencio por el caso Sodalicio

Aquí el papa no se refirió a las denuncias de abuso sexual, físico y psicológico del Sodalicio. Recién lo hizo cuando el papi ricky churro rey periodista Giovanni Hinojosa se lo preguntó en el avión, rumbo al Vaticano. Aseguró que en menos de un mes se resolverá el caso en Roma, pero que más importantes eran las denuncias que se procesan en el Poder Judicial peruano.

Mientras que en Chile se reunió con algunas víctimas que fueron abusadas sexualmente por sacerdotes (y al menos pidió perdón por los actos), en Perú se quedó más callado que Cipriani durante el discurso medioambiental de Francisco en Puerto Maldonado.

Es más, en Trujillo hasta estuvo acompañado del obispo de Tumbes y Piura, José Eguren. Este religioso sodálite es acusado de encubrir a los presuntos abusadores del Sodalicio y de traficar con terrenos. La noticia fue rebotada en Chile ya que aquí los medios solo hablaban del menú del papa.

Junto al Barros peruano.

Junto al Barros peruano. Imagen: Paola Ugaz

Precisamente su visita a Chile acabó peor que ‘marcha por la Reconciliación’ porque allá, Francisco estuvo acompañado del obispo Juan Barros, quien fue acusado de encubrir a los curas denunciados por pederastia.

3. El papa macho y las mujeres

Para el papa, más importante que pronunciarse contra el encubrimiento de los curas pederastas en Perú fue condenar la chismosería de las monjas. Durante su reunión en el santuario del Señor de los Milagros, el jefe les dijo que no podían ser chismosas, porque eso era como ser “terrorista”, peor que los de Ayacucho, o sea, peor que los senderistas:

“¿Saben lo que es una monja chismosa? ¡Es terrorista! Peor que los de Ayacucho hace años. Peor. Porque el chisme es como una bomba: tira la bomba y se va tranquila”.

¿JUATTSSSS? Imagen: Youtube

¿JUATTSSSS? ¿O sea que los curas no chismean? Imagen: Youtube

Antes de eso, les dijo lo mismo que te repiten tus abuelos para que consigas un novio: que las monjas de corazón enojado han perdido la fecundidad y que “se quejan de todo”:

“Ay de la monja que tiene el corazón encogido. Por favor, busquen remedio. No se puede ser monja contemplativa con el corazón encogido. Además, las monjas encogidas son monjas que han perdido la fecundidad. Que no son madres, que se quejan de todo. No sé, amargadas… siempre buscando un tiquismisquis para quejarse (…)”.

Qué raro, machismo en la Iglesia. Imagen: somos

Qué raro, machismo en la Iglesia. Imagen: Somos

No hubo el mismo jalón de orejas público para los sacerdotes. Algunos, cuando Pancho mencionó a “las monjas chismosas”, recordaron a la hermana Catherine “Cathy” Cesnik, una religiosa de Maryland, Estados Unidos, que fue asesinada luego de descubrir los abusos sexuales del cura Joseph Maskell en una escuela gringa.

En síntesis, el papa ignoró temas trascendentales más que a Cipriani durante su almuerzo con los líderes indígenas en Puerto Maldonado (este último dato es real, no fake).

Secured By miniOrange